¿Qué queremos los hombres de las mujeres?

Hoy en Uniendo Puntos respondo una gran pregunta.

 

El hombre es protector, proveedor, guerrero, esposo y amante.

Deseamos recompensas emocionales, amistad, juegos, sexo, afecto, que nos cuiden, que formen un hogar, que nos den de comer, que nos provean con familia (una tribu propia), seguridad a largo plazo.

Los hombres acumulamos mucho más daño a lo largo de nuestra vida.

A nosotros no nos importa otra cosa sino el sexo hasta el momento en el que nos casamos, y después de eso nos importan muchas otras cosas más.
Las mujeres pueden llevar listas de miles de cosas en el pasado cercano y el presente.
Los hombres no funcionamos de esa manera. Nosotros los hombres llevamos una lista de seguimiento de ciertas cosas y con cierta distancia y a futuro. Esta es la diferencia entre hombres y mujeres.

Los hombres nos especializamos y las mujeres generalizan.
Nosotros pensamos a manera de gaveta en un gavetero.
Una gaveta abierta a la vez.
Las mujeres son capaces de pensar virtualmente en forma de interrupciones incontrolables.

La mujer considera al cuidado emocional del hombre como una especie de “trabajo” o “costo” pero un hombre ve todo lo que hace distinto a vivir con algunos hombres en una cueva, a irse de cacería, y jugar con herramientas para obtener afecto, cuidado, sexo y el estatus social que otros hombres exigen de él a cambio de depositar en él su confianza.

Los hombres están al tanto que la vasta mayoría de ellos son desechables desde el punto de vista evolutivo, caso contrario ocurre con las mujeres.
Estamos al tanto de que si conducimos experimentos que vayan en contra de la realidad, las mujeres nos seleccionan para afecto del tipo sexual.

La reproducción depende de nuestro éxito como individuos de una manada. Los hombres estamos al tanto de nuestras oportunidades reales – y que la mayoría de nosotros no somos tan buenos. Estamos al tanto de que el costo de la especialización significa que los hombres varían mucho más en habilidad y capacidad de ser deseados que las mujeres.
Eso significa que muchos de nosotros debemos arriesgarnos de forma extraordinaria  y acumular daño celular para obtener acceso a cualquier mujer, para podernos reproducir y para que nos cuiden.

La testosterona que nos hace diferentes mata a todos los hombres eventualmente. Es un veneno mágico. Un intercambio faustino con el diablo. Nosotros maduramos más lentamente, llegamos a nuestro pico después, acumulamos más daño y morimos más pronto. Nosotros estamos al tanto de esto. Por esta razón buscamos cuidarnos mucho después de cumplir cuarenta años.

Por estas razones los hombres buscan producir un orden meritocrático más diverso con tantas oportunidades para demostrar éxito al escalar la cúspide de la dominación jerárquica lo más posible.
Esta es la razón por al cual la diversidad incrementa las tasas de crimen, de violencia y de tensiones políticas: los grupos son demostrablemente mejores y peores al escalar las cúspides de la dominación jerárquica en el mundo moderno. Mientras tengamos mayor riqueza, nos es más difícil ganar suficiente para mantener a una mujer y a sus hijos a cambio de sexo y afecto.

Los hombres queremos que las mujeres nos expliquen el mundo de las emociones a nosotros. Que nos expliquen las preocupaciones de otros a nosotros. Que nos den ideas de dónde y a dónde no aplicar nuestros distintos tipos de “fuerza”.

Buscamos reconocimiento de que nuestra necesidad sexual es física, en la misma magnitud y escala de la necesidad femenina de tener seguridad.

Buscamos que entiendan que estar “recordándonos las cosas” es fastidiarnos, y que fastidiarnos ha evolucionado de forma tal que las mujeres pueden entrenar a los niños. Cada vez que le recuerdas a un hombre algo, es el equivalente de decirle a una mujer “que está muy gorda para usar ese vestido”. Esto siempre es así.
Los hombres sufrimos los insultos más fácilmente que las mujeres. Pero los insultos siguen siendo insultos y siguen siendo igual de destructivos todo el tiempo.
A los hombres no se les entrena “recordándoles las cosas”.
A los hombre se les entrena con recompensas.

No es que no nos importe, no es que no podamos ver las cosas de la misma manera que las mujeres. De la misma forma que las mujeres (aunque no les guste reconocerlo o admitirlo) son ciegas a lo que nosotros vemos: A la política como un sustituto de violencia con otros hombres, para que nuestros genes puedan sobrevivir en el futuro en mejores condiciones que las del presente.

Mujeres: pensad en todas las cosas pequeñas que puedes hacer para hacer que tu hombre sea exitoso. Los hombres somos como los perros que traerán una pelota que les tires hasta que nos caigamos muertos. Pero al igual que los lobos, respondemos violentamente a órdenes o a la culpa.

Los hombres no somos sustitutos ni reemplazos de las mejores amigas de las mujeres, no ayudamos a crear nidos, no somos hijas de mayor edad, ni somos madres ni hermanas. Los hombres somos hombres. Los hombres competimos con otros hombres para obtener el estatus necesario para hacernos atractivos a otras mujeres, que nos cuidan a cambio de proveerles y trabajo.

Los hombres queremos que las mujeres limiten severamente sus urgencias de crear un nido a aquellas cosas que sean productivas y no que consuman recursos.
El consumismo femenino es una forma distinta de alcoholismo. Limita el juego de tu hombre a aquello que te provea con ganancias para él y su familia. Todo lo demás es extender su infancia. Haced lo mismo para los hijos varones que tengáis.

Hacer que los niños se queden sentados y quietos como niñitas les provoca un daño cerebral irreversible. Hacer de los niños seres tímidos y poco agresivos tiene el mismo efecto. Los hombres competimos por dominación jerárquica. Las mujeres se hacen la vida más fácil con la crianza al hacer que los niños se comporten de la manera anteriormente descrita. Tienen a un niño dócil, pero es un lisiado de por vida.

¿Que clase de hombre quieren criar las mujeres modernas?
¿Un tipo que vive sentado en su sofá jugando videojuegos, masturbándose de forma compulsiva con (((pornografía))) y viendo televisión? Si tienes un hombre así, la culpa es de la madre. Su esposa le culpará por lo mismo. Y después de cuatro generaciones tus genes se habrán dispersado y habrán desaparecido. ¿Por que? Porque los hombres fuertes derrotamos a los débiles, y los hombres débiles son producto de las mujeres débiles.

Las exigencias a los hombres que son buenas: Si duermes, te dan de comer, te visten y te folla una buena mujer. Necesitas ser fuerte, hacer buen ejercicio, competir y cooperar con otros hombres, y producir bienes a largo plazo para la familia. Fin de la historia.

Las mujeres se han apropiado de los trabajos “fáciles” en la sociedad al llevar a los hombres a roles de competencia más elevados, en donde es más dificil “integrarse” al equipo y es más difícil para que los hombres que evolucionaron para especializarse se integren a otros equipos.

Esto quiere decir que hay menos oportunidades para que los hombres sean exitosos.

Ya no trabajamos en grupos que en donde nos aseguramos el uno al otro como lo hicieron los obreros de antes, los artesanos, en aquellas villas, compañías, gremios y ejércitos. Cada hombre ahora es más vulnerable que antes, y está menos “asegurado” por otros hombres. Su estrés emocional es alto pero no puede entender el por qué.

Así que ¿Que significan estas cosas? Significan que los hombres deben sentir que no pueden fallar y caer en la jerarquía de la dominación y perder su capacidad de obtener cariño, sexo y cuidado por parte de una o varias mujeres.

Generalmente hablando, cuando hay un excedente de hombres que se sienten así, las civilizaciones pasan por guerras civiles y colapsándose. Porque se requiere de un porcentaje muy ínfimo de hombres que estén dispuestos a alterar el orden establecido para derrocarlo.

Los hombres evolucionamos para escalar una escala de dominación jerárquica y las mujeres evolucionaron par asentirse atraídas al punto más alto de esa jerarquía para que puedan obtener control sobre la reproducción, provisión y entretenimiento por parte del hombre con el que están.
Poco tiene que ver el amor con todo esto.

Los hombres somos criaturas absurdamente sencillas. Simplemente no podemos ver, escuchar, oler, intuir, sentir o pensar todas las sutilezas sobre los humanos que las mujeres si pueden, así que tenemos más tiempo para dedicarle al aprender cómo funciona el mundo físico y hacemos del mundo, un mundo de hombres, nos especializamos, y competimos por nuestra capacidad de entendimiento y uso del mismo.

El origen de la grandeza en la producción de cultura

Occidente alcanzó su estatus de grandeza como potencia productiva en todos los aspectos culturales gracias a que los hombres dominaron la tecnología

La grandeza de nuestra civilización se ve reflejada en las obras culturales que los hombres produjeron antes que nosotros. Esa grandeza, ese esplendor, esa estética y belleza sólo fue posible alcanzarla mediante hombres que gobernaron territorios, crearon leyes, y fueron dotados con la inteligencia biológica de usar tecnología, violencia y el descubrimiento de la verdad para darle forma a lo que tenemos a nuestro alrededor.

Un enorme pedazo de mármol fue tallado y se le dio forma. 20714_119479

Los hombres occidentales descubrimos la violencia y la aprendimos a suprimir para ponerle freno al caos, imponer orden, y hacer que la producción en todos los aspectos fuera la única forma de sobrevivir.

Las artes fueron producidas como símbolos de estatus, y fue posible porque se concentró riqueza y se acumuló talento en las manos de unos pocos hombres con habilidades extraordinarias.

NO hay garantía alguna de que el conocimiento pueda progresar por sí solo. El conocimiento surge por la demanda de querer conocer más sobre la realidad en la que estamos inmersos. Las épocas del oscurantismo son tan comunes como las de la ilustración, incluso hoy en día, en el cual no se pueden hablar de ciertos (((temas))).
Los griegos perdieron cerca de seis siglos de literatura por guerras, pillaje e invasión y sin embargo, su historia y su acervo cultural se mantuvo.
La civilización griega comenzó una revolución industrial en su momento y acorde a sus propios recursos. Pasaron cerca de 2.000 años para que la civilización occidental la redescubriera.
La plaga de la conquista islámica más que las invasiones germánicas provocaron la caída del Imperio Romano, y mientras la civilización avanzó más lentamente durante el oscurantismo, la diseminación del misticismo y la ignorancia siguieron expandiéndose previa a la divulgación de la ley y los sistemas legales, el comercio y la alfabetización.

El conocimiento que nos dieron los griegos, que es la capacidad de estudiar la realidad y dar con la verdad fue desarrollado sólo una vez en la historia, y no fue gracias a la Ilustración.
La Ilustración y la invención de la imprenta sólo hicieron posible redescubrir esos conocimientos en una época de oscurantismo. Y aun con ello, en 500 años hemos arrastrado a la humanidad a la fuerza, usando el conocimiento y la tecnología para eliminar enfermedades, pobreza, e ignorancia de la faz de la tierra.

En el siglo pasado, hemos visto cómo ha emergido un segundo intento pseudocientífico de imponer el misticismo en forma de engaños: Marx, Freud, Boaz, Cantor, Keynes, Mises, Hayek y Rothbard.

La ciencia nos ayuda a librarnos del misticismo pseudocientífico de la misma manera que el arte nos demuestra lo grande que nuestra civilización puede llegar a ser.

La grandeza de nuestros pueblos no es cuestión de deseo.
Es cuestión de crear condiciones y circunstancias necesarias para que se pueda producir.

Problemas con el (((liberalismo)))

Hoy en Uniendo Puntos, te explico por que el (((Liberalismo))) y los ancaps son incompatibles con occidente.

large_vanguard_roman_soldiers_horses_battle_wall_sculpture_6

El liberalismo no reconoce de forma exacta el origen y el significado de los bienes.
Los (((liberales))) son capaces de aceptar a los humanos pero no a sus distintas razas, por ello no pueden distinguir entre un bárbaro y un ejecutivo porque creen que nacer de un vientre te hace igual.

Los (((liberales))) son incapaces de tomar en cuenta las ramificaciones de lo que implica una confederación entre tribus que tienen en común una piscina genética, una historia, un pasado y una identidad. Toda vez que aceptan esas premisas en cierta (((tribu))) en particular y se alían con ella para luchar con uñas y dientes.

Los liberales permiten a cierta (((tribu))) formar relaciones de manera espontánea entre ellos, formar familias entre ellos, organizar comunidades a lo interno y sellarlas del resto de la sociedad, con costumbres y formas de las que están orgullosos y valoran, toda vez que a otros demográficos más numerosos que ellos son privados de ese privilegio porque se usa un tótem ideológico creado posterior a 1945 en Europa central y del Este.

Los liberales no aceptan que la sociedad es dueña de si misma.

Para obtener los beneficios de la cooperación pacífica y económica así como una pacífica coexistencia entre tribus, debemos crear una aceptación social y confiar en los derechos de propiedad. Las sociedades abiertas y cooperantes surgen de este tipo de inversiones comunes unas a otras toda vez que respetan la diversidad real de cada grupo sin la creación de una ensalada multicultural.

El dogma liberal imperante ha llevado a Occidente a suicidarse.

Los libertarios se ven a si mismos como autorizados por la providencia a obtener estas condiciones de coexistencia pacífica de la cual podría emerger la cooperación económica voluntaria, pero estas cosas tienen un precios y se rehúsan a pagar la cuota que buscan ganar de las propiedades en común por medio del robo (((parasitario))).

Los liberales no entienden que su doctrina ha sido nociva para occidente a lo largo de la historia.

Solo mirad lo que los hombres occidentales creamos

Fuimos capaces de desarrollar mercados por medio del ejercicio de las leyes naturales.Con ese cuerpo de leyes se le permitió a hombres que son soberanos débiles e incapaces de defender y ejercer  su soberanía el poder participar en un mercado de bienes y servicios con la condición de que limitaran sus transacciones a ser productivas, garantizadas en su totalidad, recíprocas y que no trajeran consecuencias negativas a las partes involucradas en el intercambio y a terceros.
Los que creemos en el propietarismo y en decir la verdad llamamos a ese concepto LIBERTAD.

Y la libertad es posible si se construyen los bienes y servicios que llamamos el “Imperio de la Ley”, el cual pagamos a soberanos federales como militares, jueces, policías y en una última instancia a nuestros Reyes.

Los (((liberales))) son sólo marxistas de propiedades en común.

Mientras haya mercado para el Estado, el Estado existirá

Estos (((personajes))) se equivocan a cada rato, a propósito y siempre con el mismo error en mayores o menores grados. Los liberales anárquicos buscan la abolición del estado (al igual que los comunistas), esas ideas proceden de un mismo tronco de un árbol con ciertas (((raíces))), si se desea eliminar al estado, se debe eliminar el mercado para que el mercado exista. Y desear que esto suceda es meramente una puerilidad propia de adolescentes encerrados en las casas de sus padres con mucho internet y demasiada acceso a pornografía literaria y audiovisual.

El poder judicial occidental como lo entendemos ha tenido la capacidad de evolucionar en todos los rincones de Occidente y ha logrado suprimir los espirales sin fin de retaliación, venganza y barbarie entre individuos, tribus, familias, clanes al estandarizar los castigos y prohibir futuros espirales de violencia.
La universalidad de este hecho histórico contradice todo dogma (((libertario))) sobre la naturaleza de los hombres, el estado del hombre y el proceso de la resolución de conflictos.

Si se desea eliminar el mercado para que el Estado exista, se debe eliminar la demanda para la agresión y se debe eliminar la demanda para la venganza. Esto quiere decir suprimir la oportunidad de que un hombre sea violento para con su semejante y que se provean medios para la resolución de disputas que aseguren en contra de un espiral de violencia y agresión vengativa sin fin.
La mayoría de las personas nunca están contentas con los fallos y dictámenes de las diversas cortes y tribunales, y les da miedo la capacidad de castigo de los jueces.

Cuando sea que hayamos usado aseguradores (jueces) que compitan entre si, no estamos en presencia de un sistema de justicia sino que hemos degenerado nuestro sistema judicial en aseguradores con conflictos personales y no guiados por la ley.

Los jueces que tienen conflictos entre tribus judiciales son más peligrosos que delincuentes individuales, rencillas familiares y conflictos tribales porque buscan lucrarse de ese tipo de actividades.
Las organizaciones buscan dominar, (crear monopolios) y de allí es que todos los Estados se originan sin importar su tamaño: Son entes que aseguran la existencia de monopolios en última instancia para frenar a otros estados.

Esta es la narrativa histórica que contrarresta el dogma propiedad privada-vs-marxismo y el dogma propiedad comunal-vs-marxismo (((liberalismo))).

Esto es una verdad que incomoda. Lo sé.

Los libertarios sólo crean teoría crítica a lo Francfort

Los (((libertarios))) opinan mucho sobre lo que constituye la agresión, pero han pasado décadas y todos ellos han fracasado estrepitosamente al intentar definir eso. Pareciera que nunca pueden discernir que no es el actor quien determina sino la víctima quien sentirá su patrimonio e integridad vulnerada y buscara defenderse y por ello determinar cual es el enfoque y definición de lo que considera le pertenece. Y es la comunidad de aseguradores (el ente político y estatal) los que previenen los conflictos. Y el estado actúa como un asegurador monopólico que previene conflictos entre partes.

Ciertamente el estado puede extralimitarse e ir más allá de sus competencias regulatorias en forma de leyes, en su poder de poder recaudar tributos, y en su búsqueda arbitraria de poder en vez de actuar como un asegurador monopólico.

Los problemas del estado se originan en discreción y en el empleo a tiempo completo de servicios organizacionales en vez una democracia económica directa y empleos por subcontratación, (dicho de otro modo, la tercerización es buena).

En lo que respecta al imperio de la ley, éste elimina la regulación arbitraria.
La democracia directa elimina la tributación arbitraria.
Los subcontratistas proveen servicios de forma más eficaz que los burócratas.
El poder judicial puede ser independinete y autónomo.

Asi funcionan las monarquías y les va bien. Y así funcionan los ejércitos y cumplen su propósito.

Las monarquías antiguas manejaban de forma muy eficaz sus bienes y servicios.

No existen modelos superiores al imperio de la ley natural.

Las monarquías hereditarias tenían a jueces independientes, una cámara del senado y de diputados que legislaban tomando en cuenta que la Ley Natural es la más justa y de ese tipo de gobiernos surgían mercados que producían y ofertaban bienes y servicios con los cuales los hombres podían comerciar intercambiando valor por valor. Esto es la democracia económica directa, que da poder a los hombres y los ayuda a contribuir con los tributos al elegir cómo quieren que sus impuestos sean invertidos por el estado.

La otra manera de ver las cosas es con los lentes del (((Liberalismo))) o lo que es lo mismo, el separatismo de la diáspora judía, otra producto del marxismo y la historia marxista. Y no hace otra cosa sino la corrupción moral de la sociedad y otorgar licencia a la inmoralidad toda vez que prohíbe todo tipo de violencia retaliatoria hacia esa conducta inmoral.

Al final, quienes terminan defendiendo la libertad son hombres en uniformes – Julius Evola.

Sólo existe una fuente de libertad: Un ejército armado, un poder judicial independiente, un monarca como juez de última instancia. y la ley natural, que es común a todos los hombres, descubierta por los juristas en forma de ley. Esa es la religión sagrada política de los hombres.

 

**Nota: En este escrito uso de forma intercambiable liberal, y libertario porque esencialmente son corrientes afines y sinónimas.

¡Ser egoísta es bueno!

Este post no versa en su entereza sobre la obra de (((Ayn Rand))) que lleva por título “La virtud del egoísmo” sino que busca darle la vuelta a algunos puntos que ella construye, también busca atacar las mentiras de (((Von Mises)))

fallofrome

Para muchos de los que acuden a mi blog, desde amigos y colegas, pasando por periodistas plagiarios, mulatos perroflautas que no entienden de la derecha alternativa y gente que en general quieren saber sobre el pensamiento de derecha en el expaís llamado Venezuela.

Muchos de los venezolanos que están en el espectro político de la derecha se influencian muy fácilmente por la (((propaganda))) liberal, y entran en una retórica de individualismo en contraposición al colectivismo. Los libertarios yerran en cuestiones de hecho y usan la pseudo ciencia de (((Ludwig von Mises))) para poder expresarse.

El egocentrismo libertario se expresa usualmente como una obsesiva obcecación de contrastar el “individualismo” como algo honorable en contraposición al odioso “colectivismo”.
Entre los nihilistas y anarquistas, dicha obcecación se manifiesta como una obsesión de contrastar el orgulloso “egoísmo” en contra del altruismo naíf.

Es muy irónico que un tipo como Ludwig von Mises sea capaz de escribir un libro sobre la filosofía de los hombres, lo llame “La Acción Humana” y luego la discuta en términos kantianos abstractos.

Si revisamos la obra de Ayn (((Rand))), en la edición de 1944 de la revista Selecciones Reader’s Digest: “El colectivismo significa la subyugación de un individuo a un grupo – sea raza, clase, estado, etc. El colectivismo sostiene que los hombres deben ser encadenados a la acción y el pensamiento colectivo en nombre del ‘bien común'”.

El problema con ese tipo de caracterizaciones es que (((Rand)))  también busca “subyugar al individuo a un grupo” y de forma muy discreta y solapada. La única diferencia es que ella quiere subyugar a distintos individuos a un grupo distinto por razones diversas.

En su obra, “La virtud del egoísmo” ella escribe que “los derechos individuales son los medios de subordinar la sociedad a una ley moral”. Aquí es donde Rand yerra.
Ayn Rand desarrolló un concepto llamado la “falacia del concepto robado” que implica usar un concepto al negar la validez de sus raíces genética. Ver.

Para los fanboys de Rand, la sociedad es un grupo numeroso de hombres. Y el problema del colectivismo es que éste ve a la sociedad como una especie de súper organismo, una suerte de entidad sobrenatural aparte y superior a la suma de todos sus integrantes individuales
Rand quiere vivir en un “colectivo” el cual – hasta cierto punto y de forma “altruista”- actúa para defender una cierta clase de orden social. La autora simplemente quiere que el orden social se centre en una concepción de los derechos humanos vista desde el punto de vista de la derecha en vez de una concepción de bienestar izquierdista. Por ello entiende perfectamente bien que los individuos que componen ese orden social tendrían que sacrificar algunos de sus deseos e impulsos si fueran a alcanzar el gran deseo de vivir en este tipo de sociedad – eso quiere decir que tienen que evitar llevar a cabo acciones que “violaran los derechos individuales”, incluso si ambos se beneficiaran de manera tangible en el presente y a largo plazo de hacerlo.

Para poder darle la vuelta a este complicado dilema filosófico, Rand, como Mises buscaron realizar una racionalización muy poco elaborada. En el caso de mises, que escribió un libro sobre la filosofía de los hombres llamado “la acción humana” y la discute en términos kantianos abstractos, con el lenguaje pseudocientífico de la praxeología, y en el caso de Rand, al decir que “entre hombres racionales no pueden existir conflictos de intereses”. Pero esta premisa es evidentemente absurda y se puede demostrar en una serie de oraciones:

  • Mientras camino por debajo de un puente me topo con un hombre.
  • Soy un sádico y me gustaría torturar a este hombre por el período de una hora y luego matarle.
  • Nadie se enteraría de nada.
  • El hombre que quiero matar le interesa permanecer con vida.
  • Yo estoy interesado en matarlo
  • Por ende tenemos un conflicto de intereses.

Por ende, si tratamos de negar situaciones que ocurren de esta manera en el mundo real es un sinsentido tan grande como intentar usar argumentaciones filosóficas para refutar la existencia de la gravedad o decir que el teorema de pitágoras es mentira porque no entiendes de catetos e hipotenusas.

Rand enfrenta el tema de la razón para defender su máxima de que entre hombres racionales no hay conflictos de intereses cuando dice que los intereses dependen del tipo de metas que un hombre persiga, sus objetivos dependen de sus deseos, de sus deseos dependen sus valores y para un hombre racional sus valores dependen del juicio de su mente. Los hombres racionales no persiguen metas que no puedan lograr por su cuenta directa o indirectamente, por esfuerzo propio. Los hombres racionales no buscan o desean lo que no se han ganado. El mero hecho de que dos hombres deseen el mismo trabajo no constituye prueba de que alguno de ellos esté con derecho a algo o se lo merezca, y que esos intereses son lastimados si no obtienen lo que desean.

El primer gran problema con estos tipos de sofismas es que confunde el merecer con tener intereses. Si por ejemplo, mis intereses son dañados porque no logro conseguir un trabajo que quiero, nada tiene que ver con el que me lo haya “merecido” o no.

El segundo gran problema es que la definición de “racional” que se aplica aquí no está del todo clara. y por ello no es más que un concepto enrevesado para tratar de sostener un sistema filosófico repleto de incoherencias.

Le guste o no a los (((liberales))), Ayn Rand desea formar parte de un colectivo. y ella quiere practicar el altruismo que tanto critica al sacrificar alguno de sus intereses para poder adquirir un interés mayor al mantener un orden social cimentado sobre los principios que ella quiere llevar adelante.
Ayn Rand propone una especie de contrato social de la misma manera que Thomas Hobbes o Juan Jacobo Rousseau. Ella simplemente propone distintos términos para dicho contrato. exigiendo requisitos distintos para quienes lo integran, con distintos beneficios para quienes cumplen con esos requisitos.

El egoísmo que define Ayn Rand es un juego de palabras para captar la atención de la gente. Es puro mercadeo. Aunque engañoso, después de todo, Rand posee una (((genética))) propia de embusteros. El uso de las palabras, de la misma forma que (((Mises))) crea un lenguaje pseudocientífico, en el caso de Rand, ella reforma el concepto del egoísmo ya que este tiene principalmente una connotación negativa.

Es por ello que Rand busca reformar el egoísmo y asociarlo con definiciones como individualismo, responsabilidad, interés superior, ilustración y interés pragmático.
El propósito de la idea del interés propio es epistemología: Que tu no puedes saber suficiente para trabajar por el interés de otra persona en ña división del conocimiento y del trabajo.
En la división del conocimiento y del trabajo, tu no puedes saber mucho. Somos necesariamente ignorantes.
Nuestra visión del mundo es muy limitada.
Está siempre restringida al querer “actuar localmente mientras que pensamos globalmente”.
Es por ello que el egoísmo es simplemente un juego de palabras con el propósito de hacernos querer ver nuestras responsabilidades individuales de forma inversa.-Cuidar de otros al cuidarnos a nosotros mismos. En vez del deber que tenemos para con los otros de cuidarnos a nosotros mismos.

Rand, al igual que Mises intentaron hacer del individualismo y la libertad durante períodos en el que el pensamiento socialista estaba en constante expansión, cuando el modelo socialista era el gold standard, ellos intentaron ponerle freno. Para Rand, los soviéticos destruyeron su integridad familiar. Para Mises, el modelo soviético y el nacionalsocialismo alemán cambiaron su forma de ver el mundo. Ambos intentaron hacer juegos de palabras para captar nuestra atención.

Rand y Mises no escribieron nada que Adam Smith o Frédéric Bastiat no hayan escrito antes.

Hayek trata de recordarnos que la fuente de la libertad, conocida como el liberalismo Clásico fue un producto de la búsqueda inglesa empírica de la ciencia producto del análisis de los datos que se habían acumulado para el siglo XVIII, una época que produjo el primer crecimiento de la clase media.
Pero al mismo tiempo, los franceses estaban persiguiendo el concepto de la libertad de forma reaccionaria a la iglesia, por medio del razonamiento verbal, en vez de usar datos duros.
Tenemos entonces a protestantes germanos contra latinos católicos tratando de hacer aproximaciones a la vida.

Esos argumentos racionales son argumentaciones morales. Las argumentaciones morales son engañosos por definición. Pero son los más fáciles de digerir para el ciudadano de a pie y son los más fáciles de usar y manipular por parte de los políticos.

En gran parte, el lenguaje de la libertad se distribuyó por traducciones que fueron hechas a partir de la literatura francesa usando la interpretación francófona en términos racionales de principios ingleses empíricos y racionales. Así que el lenguaje que usamos hoy día para discutir la libertad ha sido con el raciocinio francófono en vez del empírico inglés. Este racionalismo francófono es de donde Marx obtuvo la fundación para el socialismo y el comunismo.

Las obsesiones que surgen, particularmente en el espectro político de la derecha, en relación al “egoísmo” en contraposición al “altruismo” o del “individualismo” versus el “colectivismo” son cortinas de humo. Este tipo obsesiones emergen no porque haya una dicotomía verdadera entre las dos sino porque simplemente nos topamos con el hecho de que estamos en contra de ciertas peculiaridades que algunos prefieren.

Desde el socialcristiano más militante hasta el (((anarcocapitalista))) más furibundo son individuos egoístas que buscan formar el tipo de comunidades que desean para si mismos porque eso es lo que desean en sus vidas. De la misma forma hasta Ayn Rand sería una colectivista altruista, porque lo que todos deseamos es una comunidad en la cual tanto nosotros como nuestro prójimo sacrifiquen ciertas cosas para obtener otras- bien sea el derecho a mantener la totalidad de nuestra renta, o el derecho de matar gente en callejones- para mantenernos a nosotros y nuestros seres queridos a salvo.
Este es el caso sin importar que tipo de sociedad busque asegurar quisiera o ye beneficios de bienestar para proteger cierta clase de derechos.

La división no recae entre “egoístas individualistas” y “colectivistas altruistas”.
La división recae entre sociópatas anti-sociales inmaduros “egoístas individualistas” que están obsesionados con esos términos y etiquetas para señalar su inmadurez, sociopatía, y trastornos de personalidad anti-social y “egoístas individualistas” que entienden que sus propios intereses yacen en mantener una cierta clase de orden social que requiere  poner límites a sus comportamientos para que otros puedan hacer lo mismo para poder asegurar una mayor entidad político-social-administrativa que funcione, generando beneficios para todos.

Las diferencias yacen el el tipo de “altruismo” que solicitamos de los hombres que tenemos a nuestro alrededor, y que nosotros estemos dispuestos a someternos a ese tipo de normativas.
La diferencia no yace en si proponemos un contrato social o no, sino bajo cuáles términos estamos dispuestos a someternos para cosechar cuales ganancias sociales: Sea seguridad, infraestructura, educación, servicios públicos, etc.

No existe una forma objetiva y universalmente correcta de responder a estas preguntas porque distintas personas en distintos momentos estarán dispuestas o indispuestas a hacer o no equis o ye sacrificios para crear distintos tipos de comunidades.

Para los fanboys de la teoría del valor subjetivo:
Ustedes deberían entender que distintas personas ponen distintos valores en tener distintos tipos de “derechos” protegidos. Por ende logrando distintos resultados. Incluso a nivel económico.

Para nosotros, en la derecha, nuestra primera tarea es crear comunidades. Formar redes espontáneas, auténticas de relaciones personales es crear un movimiento político que genera vanguardia para que cuando llegue la hora de tomar el poder, destrocemos a la izquierda al tomarla por sorpresa ya que no se esperan que seamos vanguardia. Crear este tipo de redes es como plantar un jardín: es un requisito previo para la creación y fundación de todas las cosas que vayan a surgir después. Si no lo hacemos nosotros lo la izquierda nos seguirá gobernando.
Es por ello que debemos trazar límites claros con respecto a que es lo que le estamos pidiendo a aquellos que deseen unirse a nuestras filas, y que les tenemos que ofrecer a ellos si están dispuestos a cumplir con nuestras peticiones.

Mientras más fuertes sean nuestras comunidades, y más altos sean los estándares de lealtad y cooperación que podamos mantener entre nosotros, más atractivas serán nuestras propuestas y mayores adeptos ganaremos para nuestra causa. La izquierda está dispuesta a devorar sus propios hijos cuando se generan espirales de pureza y purgas cruentas, nada de eso debe ocurrir aquí.

Si queremos ser capaces de mejorar a la Civilización Occidental, debemos crear comunidades superiores a las que crea la izquierda, y debemos ser auténticos a nosotros mismos y la evolución espontánea de nuestra esfera de influencia, luego tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos que este tipo de crítica no sea reformada en contra nuestra.

Veritas, aut consilis, aut ense.
Por la verdad, por concilio o por las armas.

Salvemos a Occidente

 

Alberto Zambrano
Para El Instituto Propietarista.

 

La masculinidad: Algo que la izquierda carece

Hoy en un post que también publicaré en Propertarianism.com, la web de mi gran amigo Curt Doolittle, (de quien soy su traductor oficial al castellano) te explico por que la izquierda ataca a los hombres y los busca separar de las mujeres.

La izquierda tiene que usar la indignación y las ofensas porque es absolutamente incapaz de usar la verdad sin exponerse a sí misma.

Así que ante la incapacidad de utilización de la verdad, los izquierdistas extraen sus procederes cooperativos y amenazan con retirarse.
Debemos responder a las amenazas de la retirada tan severamente como respondemos a las amenazas o a quien nos hace trampa o nos engaña.

Esto es profundamente importante como concepto a estudiar en el comportamiento enfermizo de los izquierdistas.

Existe mucha investigación que confirma la forma en la cual nosotros reaccionamos ante ese tipo de mentiras y rechazos, esas diferencias son biológicas, existen y están ampliamente difundidas. Y esas mismas investigaciones han demostrado que el sexo femenino es más sensible a ellas, es por ello que la izquierda ha buscado apoderarse de la vanguardia que son las mujeres.

Como hombres debemos luchar a toda costa para retener la integridad de nuestro grupo. Estamos programados genéticamente por la naturaleza para hacerlo. Y nos afecta en niveles cognitivos de la misma manera que la música nos afecta.

La influencia de nuestra fuerza es la estrategia definitiva para derrotar a la izquierda, sabotear sus normativas, retar sus convenciones al ser brutalmente honestos provoca la retirada en masa de las mentiras que los izquierdistas lanzan a diario hacia nosotros.

Si elevamos no sólo el nivel del debate, sino nuestra capacidad de crear una vanguardia que arrincone a la izquierda, habremos ganado la guerra ideológica by default. El costo de la cohesión y preferencias a lo interno por el grupo propio, cooperar con nuestros pares, y cuidar a nuestras mujeres y niños crea en la izquierda una serie de dudas que consideran amenazas peligrosas para su supervivencia ya que los izquierdistas apelan a lo que no protegemos como grupo para ellos crear vanguardia.

La izquierda rechaza el carácter masculino de la lucha y lo sustituye por la lucha de clases, al ponernos en un terreno en donde somos iguales en una lucha que no existe. Si rechazamos la lucha de clases y exultamos el verdadero significado de la sangre, sudor y lágrimas que los hombres han derramado para poder hacer que sus naciones sean grandes, habremos hecho de nuestras naciones grandes de nuevo y le habremos ganado a la izquierda.

La masculinidad es positiva, deseable y atractiva para el sexo opuesto

Así como la feminidad es fundamental para lograr la civilización, preservar la especie, y cultivar relaciones amorosas duraderas, la masculinidad es necesaria para poder preservar el carácter y la fibra moral de nuestra nación.

La izquierda con sus mentiras busca separarnos de nuestras mujeres y niños y ponerlos en nuestra contra.
Las élites izquierdistas, con su falsa intelectualidad producen ideas tontas y engañosas que obtienen su estatus a raíz del mérito de quien las escupe y que dichas ideas (feminismo, ideología de género) parasitan el orden de confianza superior de nuestra nación. Estas élites y quienes les siguen creen que ellos ganarán, y quizá lo hagan a menos que no les tengamos paciencia y que no alteremos las condiciones bajo las cuales son capaces de explotar el orden superior de confianza sobre el cual nuestra nación depende.

Si nuestro orden superior de confianza es tan superior que es infranqueable para la izquierda, conservaremos una sociedad y nación que podrá prosperar de forma homogénea, una táctica que la izquierda, tan étnica, moral, e ideológicamente heterogénea es incapaz de preservar sin entrar en las contradicciones fundamentales de sus propios ideales.

Es por ello que la izquierda es incapaz de obtener y mantener la lealtad de los intereses de las otras clases sin mantener una propia clase guerrera y masculina propia.

Alberto R. Zambrano U.
en colaboración para El Instituto Propietarista.

Occidente requiere de liderazgo masculino

El feminismo ha castrado a occidente en formas inusitadas: Gracias a esas políticas tenemos a ISIS y una generación de hombres castrados y desconectados de su verdadero sentido de ser

¿Por que los jóvenes están molestos e iracundos? Porque su futuro les está siendo robado.

Las instituciones mixtas (entendidas como aquellas compuestas por hombres y mujeres) que están bajo el alcance y la influencia del feminismo en cualquiera de sus corrientes recientes terminarán por ser dominadas por una mujer. Esto no quiere decir que sea una tragedia pese, pero la sensibilidad femenina dentro de las instituciones occidentales ha traído consigo un acelere en lo que Oswald Spengler y Julius Evola advirtieron como el declive de la civilización occidental.
Los conflictos entre hombres y mujeres terminan siendo dominados por mujeres ya que el género femenino siempre apela a los medios de coerción: Reclutamiento, avergonzar, chismorreo, y ataques sistemáticos a la reputación del contrincante.

Así que si una mujer ataca, siempre lo hará desde la coerción femenina y sólo hay cuatro formas de responder

  1. Someterse: Darle a esa mujer lo que quiere.
  2. Disociarse: Huir. Romper con la interacción.
  3. Retaliar con la misma forma de coerción.
  4. Violencia.

La primera opción tiene como resultado el dominio absoluto del género femenino sobre el masculino.
La segunda opción le concede espacios de dominación cívica y cultural a las mujeres, es lo que tenemos hoy día.
La tercera opción no es correcta ni honorable si el contrincante es un hombre. Pero aun cuando los hombres se han ajustado a estos procederes indignos de su género y han comenzado, de forma sistemática a emplear medios femeninos de coerción, la forma, psicología y sensibilidad femenina prevalece y triunfa a través de ellos como instrumento, es por ello que el credo de la corrección política es tan evidente y triunfante en Occidente.
Por último, los cánones de la civilización occidental debidamente han anulado la cuarta opción. Los hombres somos notoriamente más fuertes y podemos dominar físicamente a las mujeres mediante el uso de la violencia y el saber restringir y evitar que todo conflicto con una mujer escale a este nivel es lo que nos distingue de esos animales barbudos que están en Medio Oriente.

El feminismo más reciente ha tomado como norma que las instituciones y los espacios no son exclusivamente femeninos o masculinos. Los feministas han identificado y han sometido mediante coerción a las instituciones occidentales para que se sometan al nuevo credo: La integración, el multiculturalismo, y la diversidad.
Eufemismos para decir: Anti-Masculino y Anti-Blanco Europeo.

Uno de los grandes obstáculos con los que el feminismo se ha topado, han sido las instituciones pequeñas, siendo el hogar el más básico y fundamental sitio en el cual esta doctrina de odio hacia la humanidad ha fracasado en sus intenciones.
En el hogar los hombres preservan su soberanía si le puede ofrecer beneficios y retener privilegios a una mujer, y puede hacerlo, en parte si es capaz de disociarse del pacto sagrado que implica la vida en el hogar. Si los beneficios ofrecidos al sexo femenino en un hogar son lo suficientemente convincentes y positivos, en el momento de poner en una balanza las ganancias y pérdidas, la mujer, al igual que todo ser humano pensante toma la decisión más sabia y se queda con su hombre.
Los seres humanos siempre hemos funcionado y actuado con base a nuestros intereses e incentivos para poder interrelacionarnos en sociedad.

Las instituciones grandes, como las universidades, el Estado, las empresas, etc. tienen una dinámica distinta a los hogares y es por ello que el feminismo ha avanzado tanto en sus criminales y discriminatorios procederes.

Conforme se “feminizan” las instituciones, los hombres se vuelven afeminados y progresivamente aceptan el rol contranatural de sumisión y subordinación dentro de esas instituciones, o pueden huir, y evitar ser afeminados por coerción.
Espero se entienda en este escrito que ser afeminado nada tiene que ver con una tendencia u orientación sexual, me refiero a los procederes en materia de resolución de conflictos.
Cuando formé parte de esa gran escuela de formación ciudadana llevada adelante por la Universidad Central de Venezuela que es el Modelo Mundial de Naciones Unidas de Harvard, aprendí a resolver los conflictos mediante el diálogo y aprendí el valor del carácter masculino en procesos de negociación y resolución de problemas. Me he dado cuenta, con el paso del tiempo y mi transición desde un joven estudiante rebelde hasta ser un profesor universitario conservador que el feminismo dentro de las instituciones disminuye la habilidad del hombre de producir y traer a las instituciones beneficios y prebendas con las cuales negociar por su soberanía incluso bajo su propio techo.
Y esto es absolutamente relativo al declive de la riqueza y estatus de los hombres en la sociedad y dentro de las instituciones, así que directamente esto afecta y se extrapola a la institución hogareña.

El proceso de la feminización debe tender a proceder, por ende hasta que se encuentre con un sistema agresivo y violento de conquista. Si bien no es lo preferible y en ningún momento abogo por ello, prefiero acudir a la verdad y las pruebas de la debida diligencia que esta amerita: El feminismo no ha triunfado en países islámicos por su barbarismo inherente, y tampoco ha triunfado en Europa Oriental porque el comunismo que durante setenta años gobernó esos territorios colocó en una especie de permafrost los aspectos más fundamentales de lo que significa ser occidental.

men-in-skirts

Hombres europeos usando faldas para protestar contra las violaciones. Así no se defiende a la civilización occidental de la barbarie islámica.

La nueva Europa del Este y hasta cierto punto la Latinoamérica más conservadora que ha sobrevivido bajo el Socialismo del Siglo XXI tendrán mucho que decirnos a los occidentales sobre lo que significa conservar nuestras tradiciones masculinas y naturales.

Por la forma en la que el juego político ha repartido sus cartas actualmente, la opción es binaria: Matriarcado o Patriarcado. No hay medias tintas. La dirección que tomemos como civilización depende de la forma en la que los hombres usen la violencia.

Es obvio que los hombres de hoy en día no tienen ni la más puta idea de cómo interactuar con mujeres.
Y que los hombres de hoy día han olvidado cómo ser hombres.

El estado actual de cómo resolver las disputas y contiendas con ideologías como el Islam en Europa, por ejemplo ha sido por medio de la sumisión y la debilidad.

El conformismo, la “tolerancia”, el “mejor no peleemos” y el “no podemos herir los sentimientos de otros” han sido comportamientos coercitivos femeninos.
Con este tipo de afirmaciones no quiero decir que el feminidad sea negativa, todo lo contrario, la feminidad es absolutamente positiva siempre que sea orientada en cosas como la familia, crianza de los niños, la cocina, la escuela y la educación eclesiástica. Los caracteres femeninos no son útiles al momento de conflicto, violencia, política y conquista porque eluden la masculinidad fundamental inherente al carácter natural de los hombres.

En sociedades homogéneas, es decir, en aquellas donde la inclusión, el multiculturalismo y la diversidad no son banderas ni modelos a seguir, la feminidad y sus procederes sirven bien a las mujeres. Mientras que el son que vemos hoy en día tocado por la música del feminismo es “coopera o muere”.
Este tipo de comportamientos pueden significar la diferencia entre vivir o morir como individuos y como sociedades.

En la sociedad (((Multicultural))), (((progresista))), (((incluyente))) y (((diversa))) de hoy, en la que las mujeres y hombres débiles tienen las riendas y están a cargo de la toma de desiciones, sus acciones nos traen como consecuencias la muerte muchos.
Basta conque veamos lo que pasó en Niza, o en Berlín el año pasado.

Este tipo de comportamientos y procederes le están dando forma y están dirigiendo las acciones de la civilización Occidental.
Podríamos decir que la “tolerancia”, “aceptación”, y el “amor” es lo que dirige la brújula moral de occidente. El problema radica en que ninguna de estas características aplica a personas de descendencia europea. este tipo de características son usadas como armas en su contra. Son una serie de palabras vacías diseñadas por lingüistas para controlar el lenguaje, pensamientos y respuestas de la gente.

Veamos un par de ejemplos:

Ejemplo 1:

Millones de hombres musulmanes llegan a costas Europeas a manera de invasión.

c6c3fe6a-4960-477c-a85a-d17abd3fb64d-2060x1236

¿Africanos inocentes, léase bien, africanos, que huyen del conflicto civil Sirio o invasores?

Típica respuesta masculina: ¡Epa!, estos negros que llegan aquí ataviados con Adidas, Nike, y que tienen un smartphone mejor que el mío, vienen a Occidente a hacer disturbios y reclamar por privilegios de los que ni siquiera son merecedores. ¿Que se han creído estos bárbaros?

Típica respuesta femenina: (((Los medios))) nos han demostrado que estos africanos, pakistaníes y refugiados provenientes del África Subsahariana están huyendo de una guerra civil brutal en Siria. Tenemos que ayudarles y recibirlos. No podemos ser crueles con ellos ni podemos juzgar su cultura. Refugees welcome, Kumbayah, Señor, Kumbayah.

Ejemplo 2:

Millones de fanboys de la globalización, la inclusión, la diversidad y el multiculturalismo inundan tu país con gente que no es blanca y tratan de reemplazarte demográficamente.

Respuesta típicamente masculina: ¡Epa!, La distribución étnica de la población histórica de mi país, que era 90% blanco bajó en un lustro a ser 60%. La mayoría de esta gente vota a la izquierda, son comunistas y quieren importar su cultura a mi país en detrimento de la mía. ¿Por que no puedo conservar mi país como era? ¿Que tiene eso de malo?

Respuesta típicamente femenina: Todo va a estar bien, es malo quejarse, si te quejas vas a molestar a esta gente que viene a este país a enriquecer nuestra nación con su cultura. No debemos herir sus sentimientos, debes guardar silencio.

Ejemplo 3:

Los homosexuales y el colectivo LGBTIJAKDSAIUHEIQB están llevando adelante su agenda política contra viento y marea y criminalizan a todo aquel que piense distinto a ellos.

Respuesta masculina: ¡Epa! Pronto ser heterosexual va a ser la excepción y no la regla. ¿Desde cuándo se solía pregonar “tolerancia” para con esta gente”, pero ahora no puedo decir lo que pienso de ellos si estoy en desacuerdo?

Respuesta femenina: Esto es por tu propio bien, no seas homófobo, debemos llevarnos bien los unos con los otros. No puedes estar en contra del amor y las decisiones de las personas, Oh, there ain’t no other way, Baby I was born this way. 

Occidente está urgido de ser gobernado por hombres masculinos.

¿Por que creen que Donald Trump ganó la presidencia de EEUU? Porque la gente está harta de liderazgos ineptos y débiles. La gente quiere un líder que sepa lo que está haciendo y que luchará para conseguirlo.
La gente quiere a alguien que pueda enfrentar los problemas, hacer preguntas incómodas, y tomar acciones difíciles, aún cuando eso implique ensuciarse las manos.

Los hombres lideran y las mujeres los siguen.

Eso no lo inventé yo, es una ley natural. Las mujeres se sienten atraídas por hombres fuertes que lideran. Creer lo contrario es estar convencido de que el Ratón Pérez y Santa Claus existen. Miremos hacia atrás y veamos el pasado: Hombres fuertes le dieron forma a grandes imperios, naciones y estados. Hombres de todo tipo: blancos europeos, aztecas, mongoles, chinos, alemanes, japoneses, musulmanes, etc.
Que hayan mujeres feas y frustradas como Aglaia Berlutti, Lena Dunham, Cilia Flores, Hillary Clinton, Frida Kahlo, etc. que te digan que la razón por la cual los hombres son líderes y las mujeres no es por “el patriarcado”, es mera propaganda.

Lo último que necesita el hombre de hoy es que una mujer le diga que hacer y cómo actuar. Dicho de otra forma, necesitamos que los hombres dejen de actuar como mujeres.

(((La prensa))) ha escrito hasta el hastío artículos de mujeres diciéndole a hombres cómo actuar en materia de relaciones, pero NUNCA hemos leído artículos escritos por hombres diciéndole a las mujeres como actuar en materia de relaciones. Los hombres dejamos que sean las mujeres las que eduquen y enseñen a las de su mismo sexo en cómo aumentar su sexual market value. No es nuestro rol el asesorarlas en esa materia. ¿Por que habría de ser distinto? ¿No estamos hablando de una época en la cual hombres y mujeres valen lo mismo? Y de ser así ¿no vale la pena que sean hombres los que asesoran a hombres y mujeres las que asesoren a mujeres en materia de relaciones?

Los hombres y las mujeres no son iguales, son distintos. En todos los sentidos. Los hombres no debemos buscar consejos en revistas de mujeres sobre cómo atraer a una chica.

No soy misógino.
Yo amo a las mujeres, amo a mi madre, a mi hija, a mi hermana y a mi esposa, en sus distintas dimensiones y justa medida. Son buenas mujeres y ellas deben entender que existe una dinámica social natural impuesta no por los hombres sino por la naturaleza para la preservación de la especie.

A las mujeres les atraen los hombres masculinos, de la misma forma que los hombres se sienten atraídos por mujeres femeninas

(((Ayn Rand))) no era una mujer particularmente atractiva, pero en sus novelas ella narra a hombres que tienen don de mando, liderazgo, son capaces de construir, que son fuertes física y mentalmente, y que tienen un propósito en la vida.

Estos son los tipos de hombres que no hay en Occidente.

El mundo no requiere de mujeres tipo Angela Merkel, Theresa May, Dilma Rousseff, Christina Kirchner, Hillary Clinton o Cilia Flores. Quizá una Marine Le Pen pueda hacer de La France algo grande otra vez. (pun intended) pero sabemos muy bien que (((la prensa))) no se lo permitiría.

Si vemos el liderazgo masculino, que lo hay, no le ha fallado a la sociedad: Vladimir Putin, Donald Trump, Rodrigo Duterte, Bachar el-Asad, son hombres que han sido capaces de liderar a su naciones y a sus partidarios hacia la victoria.

Los hombres evolucionaron para liderar y proteger a la tribu y a su especie.

La izquierda ha hecho creer que tener un in-group preference es una mentalidad retrógrada, sin embargo esta in-group preference sólo es mala si se dirige hacia los blancos. Todas las demás razas la tienen permitida.

La crisis de ausencia de liderazgo masculino es la razón por la cual Europa está siendo violada por musulmanes actualmente.

Es necesario que no sólo en Europa sino que en el mundo surjamos hombres dispuestos a liderar para lograr cambios. No basta con ser guerreros del teclado. No me basta con que mi blog sea el más leído desde Alaska hasta la Patagonia, yo en mi comarca, en mi universidad , en mi puesto de trabajo me he dado a la tarea de querer ser el líder y llevar la vanguardia para poder empujar y crear el movimiento necesario para poder generar los cambios que yo quiero ver en la sociedad.

De eso se trata mi año 2017, de poder liderar.
Llegó la hora de ahombrarse.

Ahómbrate tu también y hagamos grande a Occidente otra vez.

 

¿Por que me importa la clase trabajadora?

Desde hace casi un año he sido el traductor oficial del filósofo estadounidense Curt Doolittle. Comparto con ustedes un post de su autoría

Porque nosotros somos compatibles, y necesitamos el uno del otro.

Alguno de nosotros trabajamos, otros trabajamos en gerencia, algunos calculamos y diseñamos, algunos de nosotros organizamos, y algunos otros decidimos qué organizar, calcular, diseñar, administrar y sobre que cosas trabajar.
Es cuando nosotros determinamos de forma exitosa un método por el cual cada uno de nosotros se beneficia al cooperar con el resto, en vez de cooperar con otros al competir por oportunidades para hacer trabajos, administración, cálculos, organización y decisión que no somos sólo compatibles sino necesarios el uno para el otro.
La aristocracia opera de forma empírica: Por medio de la compatibilidad.
La compatibilidad en la reproducción (la unidad familiar como una unidad reproductiva), en materia de defensa (la jerarquía del mando), en producción (la jerarquía de la organización de la producción), y en política (la jerarquía de las clases) mientras preservamos y mantenemos la participación voluntaria en la selección de parejas, al unir ejércitos, al participar en la fuerza laboral, y entre las distintas divisiones de los poderes del estado.
La compatibilidad voluntaria es un método que sirve para poder “calcular” el resultado óptimo de Nash sobre la marcha.
El modelo de la aristocracia occidental fue científico. Hasta el siglo XX.
A mi me importa la clase trabajadora porque ELLOS SON LOS QUE PELEAN. ¿Por que? Porque las élites crean la diferencia competitiva para las clases trabajadoras, y si ellas pelean por sus élites, y eligen las élites correctas, entonces tendrán que vivir bajo mejores condiciones que otras clases que eligen ser gobernados por élites peores.
El problema con la forma de vida americana es que los socialistas creen que han hecho una franquicia exitosa a partir de la apropiación del movimiento de los trabajadores y han convertido compatibilidad en incompatibilidad.
Los socialistas eligieron dividirnos y conquistarnos, obligando a nuestras élites a abandonar a sus clases trabajadoras.
Si queremos una revolución, debemos actuar de forma compatible. Debemos tener élites que decidan y organicen, clases medias que calculen y teoricen, y clases trabajadoras que administren y actúen.
Mi nombre es Legión. Y somos muchos
Curt Doolittle.
La Filosofía de la Aristocracia
El Instituto Propietarista.
Traducido por Alberto R. Zambrano U.