“#Petro”: El bitcoin petrolero

Este fin de semana, el usurpador de la silla de Miraflores, el pseudobachiller, autobusero analfabeta funcional de Nicolás (((Maduro))) hizo el anuncio de que Venezuela desarrollará una criptomoneda llamada “Petro”. Esto se basa en unas declaraciones que Hugo Chávez dio en 2009 y que en el medio de la peor crisis hiperinflacionaria de la historia venezolana, el régimen chavista decide invertir en el modelo del “Internet del Valor” para buscar evadir las sanciones económicas que los países occidentales le han impuesto al gobierno venezolano por abusar de sus ciudadanos, masacrarlos y financiar al terrorismo internacional.

El “Petro” será, como dijo Chávez en 2009 una criptomoneda sustentada en las reservas de gas, petróleo, oro y diamantes de la República Bananera de Venezuela, algo inédito en la historia de las monedas digitales del internet del valor porque a diferencia del Dogecoin, Bitcoin, Iota y Ethereum, el Petro estaría regulado fuertemente por el Observatorio Venezolano del Blockchain y el Banco Central de Venezuela, siendo este último el que ha financiado el déficit fiscal de la empresa estatal Petróleos de Venezuela llevando al país a una espiral inflacionaria sin parangón.

Los baluartes de las criptomonedas son la ausencia de la regulación por parte de emisores fiscales conocidos como Bancos Centrales, su convertibilidad y capacidad de poder ser divisibles en muchos decimales para poder ser cambiados en monedas reales o duras. Actualmente, el boom del bitcoin y su revalorización ha alcanzado la media de los diez mil dólares americanos, lo cual ha llevado a esta criptomoneda y muchas otras a ser objeto de atención de inversionistas. En Venezuela país gobernado por socialistas en el que se ha implementado un férreo y corrupto control cambiario ha prohibido a sus ciudadanos la convertibilidad de su moneda y muchos venezolanos tech-savvy han decidido optar por invertir en criptomonedas y equipos especiales para su obtención, cambiarlas a dólares y euros, vender esos euros por bolívares y obtener dinero.

Debemos comprender que la economía venezolana quedó reducida al sistema de Hacienda, donde todos somos peones y recibimos como paga unas fichas llamadas bolívares, que no sirven en ningún otro lugar y cuya función única es adquirir algunos productos para la subsistencia dentro de la hacienda. Si los venezolanos pasamos nuestros salarios a moneda extranjera nos percataremos que somos mano de obra esclava que no recibe más de 10 dólares al mes. Así que, la culpa no está en el productor ni en el comerciante, sino en el control tiránico, en la orden de producir a pérdida so pena de terminar preso.
Es por eso que la criptomoneda como figura de moneda convertible en Venezuela resulta atractiva y rentable y el hecho de que el régimen chavista la utilice puede terminar siendo un mecanismo para emitir deuda fuera de los canales regulares así como un instrumento para burlar el régimen constitucional de las reservas petroleras.

En países donde los servicios públicos son costosos, el precio de la electricidad hace que la inversión en equipos electrónicos sea un factor que determina si es rentable o no comprar equipos que gastan una cantidad considerable de energía. Pero en Venezuela donde el ridículo subsidio de este servicio público es de tal magnitud que el estado prácticamente le paga a sus ciudadanos para el uso de la electricidad, el uso de estos costosos equipos saca de la estructura de costos el precio de ese servicio público.

El mercado de las criptomonedas se ha comportado de forma volátil, incluso algunos economistas han tildado a este mercado como una “burbuja”, considero que el mercado de las criptomonedas va a crecer si algunos de sus problemas tecnológicos del modelo blockchain son resueltos y no hay más robos de bitcoins a gran escala.  Si los gobiernos como el chavista toman el control de las criptomonedas introducirían grandes regulaciones que llevarían a esta forma de inversión al fracaso. Para los gobiernos resulta barato meterse en este mercado porque producir información billetes de papel y dinero fiduciario es mucho más caro que un montón de computadoras corriendo algoritmos metidas en algún galpón de un ministerio.

Tomemos en cuenta también que el bitcoin, el dogecoin, litecoin, ethereum y el “Petro” no son dinero, la demanda del dinero se garantiza por medio de una tesorería estatal en combinación de sistemas legales y fiscales.
Los bitcoins y sus fracciones equivalentes son porciones de ese pool de bitcoins con liquidez sólo dentro de la red bitcoin.

La diferencia entre el bitcoin y el dinero de verdad radica en el grado de aseguramiento y confianza que tienen los inversionistas en él. Yo he notado que los operadores de bitcoin son más incompetentes que Juan Carlos Escotet y hasta algún punto incluso más deshonestos que Michu Capriles, Bernie Maddoff y Orlando Castro juntos, por lo cual sus inversiones no son seguras.
El dinero de verdad se asegura por la demanda que existe por éste como un bien transable, el hecho de que el dinero de verdad lo podamos dividir en unidades más pequeñas y marcarlas garantizando su peso y valor nos sirve para asegurar el valor y respaldo de esa moneda, por lo que el dinero de verdad se asegura, como ya dije anteriormente por la demanda de un bien independientemente de cualquier institucion, tecnología, tiempo y espacio. Todo aquello que usamos como dinero son substitutos de éste. Sean bitcoins, sacos de harina o tubos de pasta dental y requieren del mismo aseguramiento, sólo que de forma más débil por otros medios.

El dinero de verdad debe ser asegurado por una tesorería estatal, pero hemos visto como las tesorerías estatales pierden la capacidad de asegurar el valor del dinero, la banca y otros tenedores de bienes emiten “notas”, que llamamos billetes que son notas de compromiso de que en algún momento podamos ir a cambiar dicho billete por el valor que supuestamente representa al ser emitido. Algunos bancos y tesorerías emiten “notas estructuradas de reservas”, y hemos visto lo que pasa cuando hay una corrida bancaria en la que los depositantes van a los bancos a sacar su dinero: muy pocos bancos son capaces de tener esos activos en forma líquida o de transformar sus activos en liquidez monetaria (Banco Latino y crisis del ’94, anyone?, am I right?).

Las compañías emiten acciones, las acciones pueden ser compradas y vendidas dentro de una red de comercio llamada bolsa de valores o por medio de la misma compañía.

El bitcoin y las criptomonedas son distintas de las acciones y los instrumentos financieros de la banca central porque la red de la criptomoneda sea cual sea sólo emite acciones, fracciones y unidades dentro de su misma red de pago para la validación de transacciones, y ya que las fracciones de bitcoin pueden ser divididas arbitrariamente por su dueño, cada parte de un bitcoin es una fracción de la red sustentada sólo por la demanda que existe de esos pedacitos de bitcoin que dan vueltas por los discos duros de todos aquellos que las transan, careciendo de cualquier apoyo o aseguramiento.

A menos que un individuo haya sido informado adecuadamente de lo que el bitcoin implica, no debería meterse en ese mercado porque habrá sido víctima de un engaño. Si está informado de estos hechos, entonces el bitcoin y las criptomonedas constituyen un medio productivo, informado y garantizado de pago.

Particularmente me considero fan del oro, plata, demás metales y piedras preciosas, la ventaja de las criptomonedas es que no puedes andar jugando con su valor sin destruirlas por completo. Tanto el dinero metálico como las criptomonedas son herramientas separadas que cumplen el fin del intercambio por medio de la cooperación.

Todavía, pese al valor de un bitcoin pisando los 11.000 Dólares americanos no poseemos la tecnología para hacer de las criptomonedas algo tan mainstream como lo es un billete de 100 dólares o una barra de oro.

 

 

Anuncios

La moralidad detrás del aborto

Estar a favor de la vida solía ser una idea muy feminista.
Mary Wollstonecraft y Susan B. Anthony estaban en contra del aborto.

Cuando hablamos en términos de población, genética, raza, cultura y nación, el sexo es de importancia central porque los patrones de comportamiento sexual de los grupos humanos, matrimonio y tendencias reproductivas influyen directamente sobre la fortaleza familiar y son decisivos para la supervivencia racial y la expansión. Un pre requisito para la operatividad de las sociedades es que los grupos que la integrant tengan el poder de formular sus propias costumbres que los distinguen de otros. Es evidente que los sistemas normativos que aseguran el reemplazo de la fertilidad y la supervivencia grupal están fallando en el mundo occidental. Los límites reproductivos de los grupos raciales (sexo, matrimonio, procreación, y patrones familiares) están evidentemente cada vez más frágiles y vulnerables a manipulación cultural, psicológica, emocional y conductas por grupos hostiles y gobernantes.
El control de la reproducción está severamente ideologizado, aunque la propaganda política lo ablande es evidente, incluso en términos imposibles de objetar que la forma y dinámica en la que las poblaciones se reproducen está influenciada por quienes gobiernan. El aborto es un tema que quiero discutir moralmente hoy, ya que está siendo enmascarado por el eufemismo de la “planificación familiar” y la “prevención de embarazos no deseados”, esto hace que los niños sean vistos como “accidentes, metidas de pata producto de relaciones sexuales”.

Hoy expondré sencillamente esto:

El aborto es asesinato y es inmoral.

Y yo creo que todos lo sabemos aunque nos hagamos los locos y digamos lo contrario.

En mis años de dirigente estudiantil hice mucho activismo a favor del control de la natalidad, pero nunca a favor del aborto.

Soy partidario de que en una sociedad como la venezolana debemos fomentar los valores conservadores y tener una sexualidad responsable e ir en contra de la corriente progresista de promiscuidad, hipergamia e hipersexualidad que los medios nos ponen en nuestro camino.

Mi labor de trabajo comunitario fue con los progres de PROVEA dando charlas en la Maternidad Concepción Palacios a adolescentes buscando control de la natalidad para no tener un embarazo no deseado y engendrar un futuro delincuente.

Trabajé en el servicio comunitario con compañeros que pensaban como yo, y notábamos como los activistas del aborto se comportaban de manera irascible constantemente. Cuando decíamos que abortar es incorrecto, los defensores del aborto se ponían de pie y molestos decían cuanta barbaridad se les ocurría.

Es como cuando cachas a alguien cayéndote a coba y se molestan contigo.

Es la culpa.

Cuando digo que el aborto es inmoral, sus defensores se ponen de pie exigiendo saber por que yo quiero poner tras las rejas a una niña de doce años que fue violada.
La realidad les que yo no quiero poner presa a esa niña y os reto que encuentren a cualquiera que se oponga al aborto a que lo haga.

Yo crecí siendo católico.
Y la Iglesia Católica me dio mucha información para poder razonar los dilemas morales que implican al aborto. Y así como lo hicieron conmigo, la institución que representa la Iglesia Católica ha dado razonamientos morales sobre el aborto durante mucho antes que a la primera feminista le diera un ataque de malcriadez porque le bajó la menstruación.

Es fácil.

El acabar con una vida humana inocente y libre de pecado es incorrecto.
Eso es un principio fundamental. Es fácil decirlo, incluso en los casos más estremecedores, incluido en hipotético caso de la niña de doce años de edad que fue violada. No puede ser correcto matar acabar con la vida del ser humano que crece en su vientre.

La civilización occidental siempre ha comprendido que los casos duros hacen malas leyes.

Santo Tomás de Aquino escribió: “Las leyes humanas no prohíben todos los vicios de los cuales la abnegación virtuosa, sino sólo los vicios más graves, de los cuales es posible que la mayoría se abstenga”.

Dicho de otra forma, no es correcto castigar con nuestras leyes a todo que se pueda oponer a las leyes naturales.
Pese a lo que tus profesores comunistas de la universidad te hayan dicho, Santo Tomás de Aquino no era un puritano adverso a todo gozo y diversión. Tanto Tomás de Aquino como su predecesor, San Agustín siguieron puntos de vista que no eran utópicos.
Tomemos el ejemplo de la prostitución.
Ambos pensaban que la prostitución no era correcta pero consideraban que era tonto hacerla ilegal.

La distinción de Aquino entre la ley humana y la divina quiere decir que yo puedo decir que es incorrecto matar a inocentes, sin tener que decir que debemos mantener al aborto ilegal en cualquier caso. En una sociedad sana, tendríamos que discutir que casos deberían ser ilegales.

Sin embargo, sólo porque yo no crea que el aborto deba ser ilegal en todos los casos no quiere decir que la cuestión del aborto no deba ser discutida ni preguntada en todas las esferas del debate público.

Durante una clase de Medicina Legal en la Escuela de Medicina donde trabajo pregunté a mis alumnos cuántos de ellos estaban a favor del aborto, 2/3 de ellos levantaron la mano. Seguidamente les pregunté a mis alumnos, futuros médicos que cuántos de ellos practicarían un aborto a una mujer, ninguno levantó la mano. Y esto me motivó a discutir con ellos la moralidad detrás de este tema sin caer en el chantaje emocional.

Abordemos el tema del aborto sin discutir su legalidad, preguntémonos la moralidad detrás del hecho.

¿Es moral acabar con la vida de un feto humano?
¿Un feto humano posee valor y derechos?

Es un hecho científico que los fetos poseen vida. Aquellos que dicen que el feto no es un ser humano, lejos de negar el absolutismo de la realidad y los hechos científicos, ese tipo de afirmación supone que el feto no tiene un valor intrínseco o derechos.

Hay muchos seres vivos que no son personas y tienen tanto valor como derechos, perros, gatos, canarios, elefantes, etc. Y ese es el primer argumento que quiero hacer en contra del aborto: Un ser vivo no tiene que ser una persona para tener valor moral y derechos. Cuando nos topamos con los activistas del aborto, esos guerreros de la justicia social que siempre mienten, buscan desviar la conversación hacia “los derechos de la madre”, lo cual significa que la madre tiene el derecho de terminar con la vida de un feto bajo cualquier circunstancia, por cualquier razón y en cualquier momento de su embarazo. ¿Es eso moral?
Esa argumentación puede tener moralidad si creemos que los fetos no tienen ningún tipo de valor intrínseco.

En la mayoría de los casos, la gente cree que el feto humano tiene valor infinito y el derecho de vivir. ¿Cuando ocurre esto? Pues muy sencillo, cuando una mujer quiere quedar embarazada y ser mamá. Entonces la sociedad y sus leyes consideran que el feto es tan valioso que si alguien quisiera matarlo, ese alguien podría ser juzgado por homicidio.

Sólo si una mujer embarazada no quiere parir es cuando los guerreros de la justicia social consideran que la vida de un feto no vale nada.

¿Tiene algún tipo de sentido esa selectividad?

O los fetos humanos valen algo o no valen nada.

Y ese es el segundo argumento moral: ¿Con que moral la madre puede unilateralmente decidir el valor de un feto humano? Si no hacemos ese tipo de valoraciones con un recién nacido, entonces es la sociedad, no la madre o el padre que determinan si un recién nacido tiene derecho a vivir y posee valor. Si la sociedad valora y pondera las cosas de ese modo, ¿Por que habría de ser distinto antes de que el ser humano nazca?
¿Por que una mujer puede determinar si un ser humano tiene derecho a vivir?
Hay quienes responden que la mujer tiene el derecho a controlar lo que ocurre con su cuerpo. Si bien eso es cierto y correcto en su entereza, el problema yace en que el feto no es su cuerpo sino que está dentro de su cuerpo, es un cuerpo separado.

Lo cual nos lleva al tercer argumento moral. A una mujer embarazada nunca le preguntan “¿Cómo está tu cuerpo?” cuando se refieren al feto que crece dentro de ella, lo que le preguntan es “¿Cómo está el bebé?”.

El cuarto argumento moral en contra del aborto recae en que casi todo el mundo está de acuerdo con el hecho de que en el momento de que el bebé sale del útero de su mamá, matar a ese bebé es un asesinato. Pero no lo consideran así un par de meses antes de que nazca sino que lo comparan con “sacarte una muela”. ¿Que clase de sentido tiene es trastornada forma de pensar?

En quinto lugar: ¿No hay circunstancias en las cuales incluso los que están a favor del aborto consideran que acabar con la vida de un feto humano no es moral?
¿Es moral abortar un feto humano de sexo femenino sólo porque la madre quiere un niño (hecho que pasa millones de veces en la China comunista y otros países)?
Supongamos que la ciencia logra determinar si un feto creciendo en un útero será homosexual o heterosexual. ¿Sería moral matar un feto homosexual porque la madre no quiere tener un hijo con esa preferencia sexual?
¿Es moral abortar un feto a sabiendas de que nacerá con Síndrome de Down y la madre no quiere un hijo así?

La gente prefiere ofrecer razones prácticas que apelan a la emocionalidad y legislar con base a los extremos para no criminalizar todas las formas de aborto. Se puede disentir y confrontar opiniones sobre cuando se aplican los derechos y la ley a los seres vivos. La sociedad puede debatir la moralidad del aborto tras una violación o una relación incestuosa.

Pero en relación con la vasta mayoría de los abortos en los cuales una mujer sana aborta un feto sano la malsana sociedad prefiere ocultar la cabeza en la arena como un avestruz por el hecho de que saben en su subconsciente que esos abortos son inmorales.

Las buenas sociedades pueden sobrevivir con gente haciendo cosas inmorales, pero una buena sociedad simplemente no puede sobrevivir si considera que lo inmoral es moral.

Default

Lo inevitable no se ha hecho esperar, la pésima administración del chavismo del erario público quedará escrita en los libros de economía de todo el mundo, inedpendientemente de la tendencia de su autor.
El chavismo como accidente histórico devastó a Venezuela, otra línea que podríamos leer en esos textos de economía del futuro es que el chavismo, como movimiento fue capaz de llevar a la quiebra a un país petrolero.

Venezuela pasaría a ser el primer país petrolero en la historia que entraría en cesación de pagos, default, como les gusta llamarlo a los tecnócratas fanboys de los bonos y la economía. Esto implica que Venezuela no es capaz de poder honrar su compromisos con sus acreedores a nivel internacional.

¿Saben a cuales acreedores me refiero?

Pues a esos que sabiendo la gigantesca inmoralidad que implica la compra de la deuda venezolana, sabiendo que cada dólar que le dan al régimen comunista Venezolano es utilizado para darle oxígeno al aparato represor de una cruenta tiranía que mata de hambre a sus ciudadanos mientras su nomenklatura se da la dolce vita.

Esos viles bachaqueros de bonos, los que les gusta reunirse con altos funcionarios del gobierno en el Hotel Tamanaco y que después de la reunión se van de putas, esos que en casotas en La Lagunita se llenan la boca de tequeños rociados de caviar apurados con Grand Cru Classé Château Haut-Brion, esos que en un mismo iPhone tienen correos y mensajes con los Jorges (Rodriguez y Arreaza), los Tareks, los Generales, “la tipa que le consigue la harina a mi mamá”, Luis Vicente, la esposa, la barragana, a Ramon Guillermo Aveledo, Ricardo Hausmann, Capriles, Borges, y Miguel Henrique Otero son los que tienen a este país en la ruina. 

Cuando se emite un bono, la entidad que lo compra mete dinero directamente a las arcas del estado. La mayoría de la transa de los bonos no se da de esa manera, la mayoría de los mercados de los bonos ocurre con gente que ya está comprando y vendiendo la deuda que ya existe. Es lo que algunos tecnócratas instruidos en economía llaman “mercados secundarios”, eso no es más que deuda cambiando de manos constantemente entre terceros. Cuando eso pasa, al chavismo no le entran dólares, es un intercambio de deuda entre comprador y vendedor, directo y de forma privada.
Mientras en las salas de reuniones de Hong Kong, Moscú, New York, Washington DC y los paraísos fiscales de alguna isla tropical caribeña de ensueño, en ese mismo terminal de Bloomberg, en esas mismas computadoras se decide cuánta plata entra y sale de esas cuentas, hay otra ventana abierta con la última hazaña de la barragana de turno, el último vídeo porno de Brazzers, y el contacto con el jíbaro para distribuir los próximos gramos de perico. Y así como se decide el hotel en donde ocurrirá la próxima infidelidad, también se decide cuanto tiempo más pasará el régimen chavista, “ese que honra sus compromisos” en el poder.

Los inversionistas están moralmente expuestos a todas las etapas de las transacciones que hacen en los mercados. Ellos pretenden evadir la responsabilidad personal o grupal con el argumento de que “hacer negocios con el gobierno es hacer negocios”. Son bastantes las firmas que haciendo negocios en (((Wall Street))) defienden la capacidad de pago del chavismo. Los inversionistas de bonos, en su mayoría tipos que viven o aspiran vivir como vivió Jordan Belfort (conocido por la cinta de Scorsese “El Lobo de Wall Street”) son carajos que tienen una capacidad increíble para abstraerse de la miseria en la que viven los venezolanos de a pie, esos que no saben que es un bono, a quien se le vende, y cómo se transa. Y se abstraen de ella porque ven al chavismo como una máquina que les escupe billetes.
Estos son los tipos que se ponen a comprar bonos de la deuda venezolana antes de que venzan para cobrar el bono directamente del gobierno venezolano, de igual forma son buitres venezolanos los que teniendo una firma balurda en Wall Street con tres gatos con algún tipo de experiencia o conocimiento sobre cómo se transa con bandidos acusados de narcotráfico sancionados por la OFAC cobran por “tender puentes” a conglomerados financieros que les llama la atención comprar deuda venezolana toda vez que apuestan contra ella en el mercado financiero.

Esos, que siendo venezolanos hacen esas apuestas, saben que si Venezuela deja de pagar un centavo, a ellos sus primas de credit default swaps les permiten comprarse mansiones, yates, putas y drogas.

Estos son los arquitectos de la miseria, los que piensan que mientras ellos estén bien acomodados con sus familias bien surtidas pueden escapar de la crítica, del rechazo y del desprecio de aquellos venezolanos que saben que comparten la cama con los comunistas.

La propaganda política como arma de seducción

Siento que ha llegado el momento en el cual podemos decir que la derecha se ha movido al mundo real y se aleja de los confines del mundo oscuro de los memes de /pol en 4chan.

Surge entonces el debate de cómo debemos comportarnos y presentarnos en esta etapa nueva de desarrollo.

Ya es evidente el apoyo que reciben los movimientos de derecha, a donde quiera que mires allí están, aparentes, en algunos casos, vibrantes, y en otros triunfantes.La derecha y sus vertientes va en aumento en el continente américano, como lo dice (((Oppenheimer))), es menester discernir entre derechas, falsas derechas y pseudo derechas.

El mundo real es un reino completamente distinto al de los Pepes ultra raros.

El hacer manifestaciones y discursos en público es una empresa totalmente distinta a subir imágenes en un foro. Y es por ello que se debe decidir cuál es el enfoque.

Hay dos enfoques que pienso por los cuales se podría abogar.

Uno de ellos es continuar en la vida real el mismo activismo con el cual se hace campaña en la internet. Inspirando temor a aquellos que nos ven con animadversión y a los que  se muestran neutrales ante nuestro proceder por igual, después de todo, un meme encierra una idea con un trasfondo metapolítico más fuerte.

Soy de los que piensa que llevar los memes del monitor a una sala de conferencias o en un discurso en una plaza pública es tan efectivo como seguir shitposteando en 4chan o los foros de TRS.
Hay quienes piensan que este enfoque es errado porque el mundo de internet, no es igual al mundo real. Hay quienes temen manifestar su posición política por miedo a que los guerreros de la justicia social afecten su status quo de la misma forma en la que muchos han perdido sus trabajos, carreras, familia y amigos. Estos son los que buscan hacer circular una imagen de la derecha mucho más digeribles a la gente cuando aparecen en público.

La derecha ha logrado muchas cosas con el activismo cibernético, los memes de gatos con cascos militares alemanes, las muchas fotos de Taylor Swift, la rana Pepe, el cerebro expandido, etc. han prestado y cosechado grandes dividendos, a tal punto que en una paranoia extrema, la Liga Antidifamación Considera que Pepe es un símbolo de odio y que en Suecia consideren que mi cuenta de twitter incita al odio (mi twitter está repleto de memes de coloridas ranitas, vasos de leche, chicas rubias y venezolanas morenas culonas) .

Basta con ver artículos que resaltan la paranoia de la izquierda por lo que pasa en España- que buscan demonizar a los españoles que sienten simpatías por la unidad del Reino al que pertenecen, se vinculan con el discurso identitario y que no necesariamente siendo de extrema derecha están siendo empujados hacia los extremos de la derecha por todo lo que ven en los medios y los políticos de izquierda que pululan los espacios públicos.
No sorprende que un español promedio que se abre una cuenta en el tabloide de Israel Greenshines quede radicalizado tras ver cómo se identifica en la internet con algún compatriota en la web y tema decorar con una bandera española el puesto de trabajo de la transnacional  en la cual trabaja 40 horas semanales porque llevar símbolos patrios va en contra de algún código de conducta que algún tipo progre con una carrera de esas de las mal llamadas (((Ciencias sociales))) escribió para embolsillarse unos euros.

Lograr convencer a la gente de que nuestra weltanschaung es la correcta sigue las mismas normas que un hombre tendría que seguir cuando quiere conquistar a una mujer. Es el mismo juego de seduccion a lo Cerati.  El discurso político debe captar la atención de quien lo escuche, y es por eso que los que estamos en la derecha tenemos un caracter dominante de machos alfa, una especie de carisma que atrae y mantiene a la gente pendiente de lo que hacemos.
De la misma manera que se atrae a una mujer y se la mantiene interesada, los movimientos políticos usan las herramientas de la seducción de los votantes al despertar en ellos interés por asuntos que les conciernen. En un mundo donde la población cada vez adquiere cada vez más características femeninas, el seducirles de la misma manera que a una chica resulta bastante sencillo.

Lead, follow or get out of the way.

El que logra captar la atención de una chica, pero no logra hacerla sentir cómoda la pierde.
El movimiento político que no logra cautivar al electorado, pierde, sólo pregunten a Artur Mas, a Carles Puigdemont, a los Podemitas, las Farc, la MUD, el Chavismo,  el peronismo argentino, el PRI mexicano, o a los demócratas en EEUU.
La combinación de una actitud carismática por parte de un hombre que crea comodidad en una mujer es una fuerza de seducción poderosa porque involucra un reto psicológico en el sexo femenino ya que esta ve sus expectativas desafiadas. La actitud masculina es atractiva para las mujeres porque la hallan amenazante. Subliminalmente, las mujeres piensan que un hombre que tenga una actitud segura de si mismo podría violar o matarla, pero tan pronto como el hombre que muestra actitudes dominantes es capaz de mostrar actitudes de cuidador, apoyo y proveedor la imagen del Mohammed violador desaparece de la mente de la chica. Las chicas se sienten atraídas por esto porque de la misma manera que el hombre seguro de si mismo puede intimidarla, también con esa actitud puede protegerla y proveerle. Sólo una actitud de chico malo aliena a las mujeres, y sólo una actitud de ser sensible y acorde a sus necesidades también ya que eso hace lucir al hombre como débil, soso y aburrido.
De la misma forma en la que Nietzsche describió el carácter de los hombres fuertes con mentalidad de Señor, la derecha debe utilizar y apelar a estos caracteres para hacerse sentir, escuchar y hacerse seguir.  La derecha capturó la atención de la gente con un montón de pixeles en forma de ranitas, vasos de leche y latinas nalgonas.

Los medios le hicieron un favor enorme a los movimientos de la derecha mundial al darles centimetraje y minutos al aire, creyendo destruir la reputación de quienes subían esos memes, los medios sólo les dieron espacios de difusión para que la gente se acercara y se interesara más.

Como dicen por ahí, no existe tal cosa como mala publicidad.

La atención del público trae prosperidad si se sabe hacer uso de ella de forma correctamente. Y es por eso que se debe construir con el público una idea de comodidad con este. Esto puede ser llevado adelante al hacer apariciones en público de maneras no amenazantes, si bien Charlottesville no fue ningún error, tampoco es un error los foros que Mike Enoch y Richard Spencer han hecho en distintas universidades americanas, las apariciones de Santiago Abascal en españa, las reuniones de captación del Frente Nacional Francés, o incluso media hora en un salón de clases conmigo.
Todos aquellos que tienen la idea de que en la derecha somos unos malvados, carentes de sentido del humor, no han escuchado uno de mis podcasts, o han leído una entrevista, han visto un programa sobre nosotros o incluso se han molestado en tener cinco minutos de amable conversación con nosotros.

La derecha es inmune a la naturaleza de la psiquis de la masa porque considera que la excelencia individual suma a la excelencia grupal.  La izquierda sufre de complejos personales y busca hacernos todos iguales para no ver en si sus propios prejuicios por miedo y odio a sí misma.
Esto no quiere decir que la argumentación racional con base a hallazgos científicos con relación a las diferencias entre las razas en cuestiones de inteligencia y comportamiento así como las estadísticas que muestran la disparidad y desproporción en cuestiones de crimen o justificación moral de un grupo de hombres blancos por su país sean inútiles.  Todo lo contrario. Hoy más que nunca la data estadística y sus implicaciones están de nuestro lado.

Si sabemos separar la propaganda disfrazada de ciencia y sabemos leer un paper y analizarlo bien podríamos destruir los argumentos a favor de la igualdad.

Ahora bien, no necesariamente tienes que leerte un meta-análisis de PubMed para saber argumentar que algunas razas somos más inteligentes que otras, que algunos somos menos proclives a cometer crímenes violentos que otros, o que nuestra cultura es superior a muchas otras porque gracias a ella usamos internet y naves espaciales y las otras todavía viven en chozas, limpiándose el culo con la mano y acusan a los demás de su retraso societal.

El efecto de choque que logran ciertos memes en un hilo de facebook es el mismo que cuando dices una afirmación positiva acerca de tu grupo en público. La respetabilidad del discurso y la buena receptividad que se pueda obtener de un evento público no debe ser confundida con bajar la intensidad del discurso o remover la valencia moral de la argumentación por miedo a que algunos se sientan ofendidos por algunas verdades incómodas.

De la misma forma que los juegos de seducción, el arte de la propaganda consiste en distintos aspectos, cada uno de ellos requiere de un compendio diverso de habilidades y ser efectivo con la gente que tiene diversas personalidades. Tanto la fuerza, como la inteligencia, como la labia son fundamentales, es por ello que la gente debe elegir sus batallas. Debe saber con quien y contra que se mide. Ya que la guerra es cultural.
La izquierda nos teme. Están psicológicamente diseñados para tener miedo e inspirar temor por no querer identificarse con lo que combaten.  Nosotros por nuestro lado tenemos una serie de elementos que de ser bien utilizados nos garantizarán la victoria y la reconquista de Occidente.

Choose life

Choose designer lingerie in the vain hope of kicking some life back into a dead relationship. Choose handbags, choose high-heeled shoes, cashmere and silk to make yourself feel what passes for happy. Choose an iPhone made in China by a woman who jumped out of a window and stick it in the pocket of your jacket fresh from a South Asian firetrap. Choose Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram and a thousand others ways to spew your bile across people you’ve never met. Choose updating your profile, tell the world what you had for breakfast and hope that someone, somewhere cares. Choose looking up old flames, desperate to believe that you don’t look as bad as they do. Choose live-blogging, from your first wank till your last breath; human interaction reduced to nothing more than data. Choose Ten Things You Never Knew About Celebrities Who’ve Had Surgery. Choose screaming about abortion, choose rape jokes, slut-shaming, revenge porn and an endless tide of depressing misogyny. Choose 9/11 never happened, and if it did, it was the Jews. Choose a zero-hour contract and a two hour journey to work, and choose the same for your kids, only worse, and maybe tell yourself that it’s better that they never happened. And then sit back and smother the pain with an unknown dose of an unknown drug made in somebody’s​ fucking kitchen. Choose unfulfilled promise and wishing you’d done it all differently. Choose never learning from your own mistakes. Choose watching history repeat itself. Choose the slow reconciliation towards what you can get, rather than what you always hoped for. Settle for less and keep a brave face on it. Choose disappointment and choose losing the ones you love, then as they​ fall from view, a piece of you dies with them until you can see​ that one day in the future, piece by piece they will​ be all gone and there will be nothing left of you to call alive or dead. Choose your future, Veronica. Choose life

 

Maldita generación Netflix. Cuánto daño nos ha hecho

 

1996:

 

Choose life. Choose a job. Choose a career. Choose a family. Choose a fucking big television, Choose washing machines, cars, compact disc players, and electrical tin can openers. Choose good health, low cholesterol and dental insurance. Choose fixed-interest mortgage repayments. Choose a starter home. Choose your friends. Choose leisure wear and matching luggage. Choose a three piece suite on hire purchase in a range of fucking fabrics. Choose DIY and wondering who the fuck you are on a Sunday morning. Choose sitting on that couch watching mind-numbing spirit-crushing game shows, stuffing fucking junk food into your mouth. Choose rotting away at the end of it all, pishing your last in a miserable home, nothing more than an embarrassment to the selfish, fucked-up brats you have spawned to replace yourselves. Choose your future. Choose life . . . But why would I want to do a thing like that? I chose not to choose life: I chose something else. And the reasons? There are no reasons. Who needs reasons when you’ve got heroin?

Y también, en los noventa. Estábamos jodidos.

Fue la modernidad.

Los límites de la protesta política

Hay límites para las acciones interpersonales, eso que llaman ética. Que por continudidad se trasladan a los límites de la acción social, aquello que llamamos “moralidad”, lo que nos permite discernir que transacciones son correctas o incorrectas.
Esto nos lleva a determinar cuáles son los límites de lo sagrado, es decir, los límites de la acción política.

Hay circunstancias que en las que el comportamiento ético está constreñido y hay circunstancias en las que no, lo mismo ocurre con la moralidad y las circunstancias y lo sagrado y sus circunstancias.

Festivales, rituales, Iglesias y las Cortes, el Consejo Nacional Electoral, la Fiscalía General, la Defensoría del Pueblo, etc. son entes que administran justicia son sagradas porque la función de estas instituciones es privarnos de individualismos de modo tal que nos unamos en equidad fuera de los mercados competitivos para la asociación, cooperación, reproducción, producción, creación de riqueza, bienes y servicios y poder político.
Esas instituciones no son mercados.

Los mercados existen y sirven su propio propósito: asociarnos, cooperar, reproducirnos, producir bienes y servicios y poder político. Nosotros acordamos de forma pacífica competir en dichos mercados porque acordamos preservar lo sagrado, lo moral y lo ético fuera de los mercados competitivos.

Eso es lo que nos diferencia del chavismo y la izquierda en general.

En vez de ello, estos mercados son para la demostración de que el auto-sacrificio para el desarrollo de la confianza y distinguirnos de los demás hombres bárbaros y depredadores que pululan esta tierra y con los que nos toca cohabitar en cercana proximidad.
Politizar lo festivo y lo ritual es violar lo ético, lo moral y lo sagrado y crear división en un medio cuyo único propósito es unirnos.

Cuando se destruye lo sagrado, se socava la moralidad y la ética entonces se destruye la capacidad que tenemos como sociedad de confiar en el otro. Es precisamente la función de lo ético, lo moral y lo sagrado como condiciones básicas para permitirnos desarrollar la confianza necesaria para tener una conciencia política, social y personal, y las consecuencias de nuestra confianza en los demás o la ausencia de ella.

Los chavistas han desarrollado con la ayuda de la (((izquierda internacional))) una agenda muy diligente para subyugar lo ético y verdadero, la moralidad, los valores de la familia, y lo sagrado, que no es otra cosa sino los límites del egoísmo.
El único paso después de la violación de lo sagrado es la guerra civil.

Para la MUD, las elecciones eran sagradas, y la “fiesta democrática” era un ritual en el cual los cargos se repartían en ese cochino pacto de conciliación de élites fraguado posterior al Referéndum Revocatorio de 2004 y las elecciones presidenciales de 2006 en el cual Teodoro Petkoff, Manuel Rosales y Julio Borges pactaron con José Vicente Rangel la distribución de las cuotas de poder. Esa fue la regla durante un tiempo, hasta que “el muro de contención que era Hugo Chávez” (Diosdado dixit) falleció y dio paso al chavismo civil y militar que terminaron de entender que no es necesario tener una oposición controlada para gobernar cuando ya destruiste y dividiste a la sociedad. El resto es hegemonía tiránica.

La segunda Constituyente ilegal denunciada por fraude por el mismo Smartmatic, el mega fraude electoral de las gobernaciones, la mentira electoral de la MUD, la juramentación de gobernadores opositores y su subyugación ante la Segunda Constituyente Ilegal terminaron de violar la confianza de la ciudadanía en las instituciones.
Ahora vienen las elecciones municipales y la oposición no participará, cometiendo un error. El error no es el boicot de las elecciones. El error radica en acompañar dicho boicot con acciones contundentes de calle como las que vimos en este año y el 2014.

El hecho de que alguien viole algo sagrado y politice lo festivo es simplemente evidencia de que estamos en una guerra civil fría y latente.
Y estamos muy cerca de estallar en un conflicto civil armado doloroso que nos terminará de dividir.

15 de octubre 

2006: Ricardo Sánchez es chavista y la oposición es socialista 2007 perderemos elecciones

2008: AN reformará ley orgánica de procesos electorales 

2009: perderemos elecciones

2010 arreciarán las expropiaciones 

2011 las devaluaciones joderan nuestro poder adquisitivo 

2012: dije que chavez ganaría a capriles por colaboracionismo 

2012: dije que gobernaciones serían en su mayoría del chavismo 

2013: dije que capriles ganaría y se dejaría robar

2014: dije que diálogo apagaría guarimbas, amenazado de muerte por MUD, cuentas hackeadas y amenazas a mi familia, expuse tráfico de influencias, entrevistas a medios internacionales y gira por universidades exponiendo fallas de sistema electoral 

2015: dije MUD ganara mayoría AN y no servirá de nada 

2016: dije que no reincorporaron diputados Amazonas ni habrá revocatorio ni regionales 

2017: dije diálogo apagara guarimbas constituyente apagara calle y regionales serán un chiste
No me equivoco. El tiempo me ha dado la razón. Uds se han burlado de mí por todo, debo decirles que la frecuencia descarta el azar 

Hace 12

Años me declaré fascista y todos uds se burlaron de mi. El tiempo me ha dado la razón. Uds se burlaron de mi por ser y pensar distinto, yo me reí de todos uds por pensar igualY creer en las élites de una conspiración masónico-judío-marxista separadas de la realidad y que solo velan por sus intereses. 

Ahora me río yo de uds.

Guerrilla, de Laurent Obertone. Book Review

guerrillalaurentobertone.jpg

 

Guerrilla es un libro del escritor Francés Laurent Obertone, narra en cortos capítulos la historia de cómo el Islam acabaría con Francia en una revuelta arengada por líderes islámicos.

Hay varias cosas que debemos entender de este libro, entre ellas el hecho de que son varios los autores y millones los ciudadanos franceses que están despertando y reaccionando ante el hecho de que su país, identidad y cultura les está siendo arrancada de las manos, y lo que significa ser francés está siendo borrado de la conciencia de sus ciudadanos y su descendencia a la fuerza por parte de una (((élite))) irresponsable y sin conciencia de raza, nación, identidad y cultura.

La obra se narra a lo largo de capítulos cortos de tres a cinco páginas en las cuales podemos ver cómo las actuaciones policiales, de terroristas islámicos, de líderes islámicos, ciudadanos de a pie, los líderes de las autoridades francesas, la prensa (((liberal))) y el país en general entran en un caos y espiral de violencia desatada por las actuaciones de un oficial de policía que en ejercicio de su labor da de baja a un delincuente musulmán.
Ese hecho desata una ola de acontecimientos en distintas partes de París y el resto de Francia que van causando que la sociedad se conmocione. La prensa tilda al hecho como islamofobia, al presidente su gabinete de ministros le recomienda tomar acciones para calmar la ola de protestas y un líder radical musulmán decide hacer un llamado a las protestas en general.
En cuestión de horas el país se paraliza y comienzan violentas protestas arengadas por la izquierda y radicales musulmanes que van haciendo disturbios y desastres ante unas fuerzas policiales instruidas por el Ministerio del Interior de no hacer nada.

Con escenas cruentas, diálogos elaborados y una excelente narrativa Obertone nos muestra de forma brutalmente directa el cómo una sociedad se iría por la cañería ante la inacción de sus nativos y la acción de los bárbaros invasores que lentamente la colonizaron para acabar con ella.

Guerrilla es un libro para gente de derecha y extrema derecha que busca elevar conciencia sobre la amenaza que supone el multiculturalismo, y el cómo el europeo progre promedio cultiva su propia destrucción. Impresionan los personajes y sus arcos narrativos porque entre ellos se encuentra un socialista divorciado a favor de la emigración que durante las protestas se molesta porque la calle está siendo bloqueada y es emboscado por una banda de musulmanes africanos que lo matan a palos. Otros personajes son el grupo de millenials antifa de pelo verde y franelas del Che Guevara que en café ultra burgués debaten sobre cómo la sociedad francesa debe ser multicultural y progresista para hallarse emboscados por otra turba que viola a sus chicas, mata a los hombres y las chicas tras ser violadas siguen la ruta del macho alfa yihadista que las violó.

También hay personajes que se imponen a la barbarie y que se enfrentan poco a poco, con errores, osadía y valentía a la ola de violencia, así como personajes islámicos franceses profundamente confundidos que recuerdan a los hermanos Kouachi que perpetraron los ataques en el semanario Charlie Hebdo.

Conforme pasan los horas y los días, la red eléctrica y telecomunicaciones se cae, y Francia cae en una espiral de violencia insostenible, la red de abastecimiento de alimentos se ve afectada y los ciudadanos franceses deciden ir a la guerra civil en contra de la barbarie islámica.

Este libro se lee rápido porque es como sentarse a ver un film de David Lynch, si lo hicieran una película sería un éxito de taquilla aunque sabemos que eso no pasará porque conocemos quien controla (((Hollywood))).
Cada capítulo comienza con una frase famosa de pensadores como Ovidio, Shakespeare, Balzac, Cioran, Cátulo, incluso François Miterrand que dijo “La costumbre, esa comodidad mortal”, cada frase da un sentido a lo que vamos a leer en esos breves, acelerados y brutales capítulos.

El libro actualmente no se encuentra en edición traducida al castellano, lo leí en su idioma original y es bastante bueno, existe por allí una edición traducida al inglés si algún friki fanboy de los torrents se atreve a navegar la deep web en busca de una copia de este material subversivo y políticamente incorrecto. Si eres francófono te invito a que leas esta novela.

Guerrilla destaca también por ser un llamado a la conciencia.

El destino de Francia no debe ser el retratado en el libro, más que un manual de instrucciones, es una advertencia. No quisiera que con 1984 de George Orwell pasara lo que con Guerrilla de Laurent Obertone. Francia es un país muy rico en cultura e historia para merecerse lo que está ocurriendo actualmente allí.

9 de 10

 

Facebook cerró mi cuenta

Los enemigos de la libertad de expresión han cerrado mi cuenta en Facebook, hasta ahora hago lo que puedo por recuperarla ya que me es una plataforma para compartir con mis familiares, amigos, audiencia y afines distintos puntos de vista.

Para nadie es secreto que mis opiniones políticas son muy bien definidas y soy brutalmente frontal al exponer el cómo la guerra cultural de la izquierda en su hegemonía y pretensiones totalitarias por la imposición del pensamiento único en todos los espacios cívicos.

Fui de los primeros usuarios de Facebook en Venezuela.

Mucho antes de que los partidos políticos vieran el potencial que tienen el uso de redes sociales para difundir sus ideas, yo usé la plataforma de Facebook para hacer campañas políticas en el activismo estudiantil.

Corría el año 2007 en la UCV y todos pensaban que la lista 100% estudiantes de Ricardo Sánchez, Stalin González, Carlos Vargas, Miguel Pizarro, José Manuel Olivares y compañía eran adalides de la oposición, mi activismo y difusión en redes sociales reveló el cómo Ricardo Sánchez obtuvo un beneficio por parte de las autoridades universitarias para evadir el régimen de permanencia que lo impedía para ser candidato en las elecciones estudiantiles.

Usando Facebook le demostré a la comunidad universitaria el descarado financiamiento, ventajismo e influencia de Alberto Federico Ravell, Henry Ramos Allup y Julio Borges hacia la agrupación estudiantil 100% estudiantes y los expuse como los oportunistas que son.

Creé junto con otros ucevistas un grupo de Facebook llamado “Alianza por una UCV libre de 100% estudiantes” que llegó a tener cerca de 4000 seguidores y con los mensajes que se divulgaban a través de ese grupo, en los días de la elección, durante el conteo frente a la pantalla en la plaza cubierta de la Universidad se escuchaban cánticos contra esa plataforma de ñángaras al son de “fuera 100% de la universidad” que eran coreados por todos aquellos que se les oponían a tal punto que la microondas de Globovision se veía en problemas para ocultar el evidente rechazó que la comunidad estudiantil tenía ante esos chavistas disfrazados de opositores porque el ancla de la época, la periodista Gabriela Matute decía que la lista 100% tenía un apoyo masivo por parte de la comunidad universitaria cuando en realidad toda la UCV coreaba cánticos de rechazo en contra de ellos.

Cuando ocupé la secretaría de reinvindicaciones de la Federación de Centros Universitarios utilicé esa plataforma y me declaré abiertamente de extrema derecha, propuse la privatización del comedor universitario y me opuse a la homologación de las becas estudiantiles al salario mínimo, me manifesté a favor de la destrucción de la estatua de Salvador Allende en la entrada de la Universidad, propuse cambiar el nombre del Auditorio Carlos Marx de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, propuse la destrucción de la placa que homenajeaba a Jorge Rodríguez en la Tierra de Nadie, y propuse erigir una estatua en homenaje a Laureano Vallenilla Lanz y Marcos Pérez Jimenez, y con eso me gané el cariño y el odio por igual de muchos en esa casa de estudios.

Hoy en día los hashtags, selfies y grupos de redes sociales de la vida universitaria son cosa de todos los días, pero el vanguardista en el uso de esas tecnologías de comunicación e información fui yo en ese aspecto muy particular.

Después de graduado y ya ejerciendo como docente en la Universidad también hice uso de Facebook para denunciar la irresponsabilidad de la mala gestión de la antigua dirección de la escuela de medicina que dejó abandonados en un sótano anegado de aguas negras cientos de libros que eran la biblioteca personal de un insigne profesor de mi casa de estudios que tras su muerte fueron donados por su familia, dicha denuncia me causó una citación en el consejo de escuela y mi defensa ante ese cuerpo colegiado los dejó sin argumentos para sancionarme.

He usado Facebook para dar lecciones éticas a estudiantes que retratan a pacientes y sus condiciones médicas en clara contravención de los preceptos del secreto medico así como para compartir artículos académicos con colegas y alumnos.

He usado Facebook para todo tipo de cosas.

Que Facebook haya cerrado mi cuenta no representa para mí ningún freno ya que me permite abrir otros canales de comunicación con la base de seguidores que he ido cultivando a lo largo de los casi doce años que tengo escribiendo lo que pienso en Internet.

Soy el tipo al que la BBC, El Nacional, La Vanguardia, El País, National Geographic, DW, Playground, Vice y CNN acuden cuando quieren un punto de vista independiente sobre los asuntos de política, salud y educación para contrastar las mentiras del establishment. Francisco Toro de Caracas Chronicles me vetó de allí “por ser muy de derechas”, algo irónico viniendo de un antiguo causa-errista devenido en bloguero liberal de izquierdas con base en Canadá, pero hey, cada loco con su tema.

Y todo eso lo alcancé formándome y usando la red social de Mark Zuckerberg.

No me sorprende haber sido vetado de usar esa red por el sencillo hecho de que la izquierda y su lobby hacen todo lo que pueden para acallar a la disidencia y a todos aquellos que buscamos dar una opinión que vaya en contra de la narrativa repleta de mentiras que constantemente nos empujan los medios de comunicación mainstream.

Después de todo, los medios han sido dominados por la izquierda como parte de su plan divisado por Gramsci hace años, pasó con el Gamergate, le pasó a Milo Yiannopoulos, Paul Joseph Watson, los camaradas de Hogar Social en España, los Ultras Ucranianos, Mike Enoch, Richard Spencer, Greg Johnson, Yael Farache y ahora me tocó a mí.

Estoy acostumbrado a estar en el Spotlight de ese tipo de controversias: Hace un par de años Leopoldo Martínez Nucete, y Ramón José Medina me amenazaron de forma gangsteril cuando los increpé públicamente por sus negocios sucios con el régimen chavista. Gente como Carlos Raúl Hernández y Dubraska Galarraga intentaron doxxearme haciendo públicos detalles de mi vida por criticarles sus nexos con el Partido Primero Justicia y se olvidaron del efecto Streisand, haciéndome más evidente ante la colectividad y aumentando mi base de seguidores.

Mi blog se ha ido convirtiendo en un referente para todos aquellos que quieren leer un punto de vista alternativo a lo que ocurre en Venezuela en materia de política de derecha y cultura pop, y hoy en día Uniendo Puntos es el blog de derecha alternativa venezolana más leído del continente.

Las amenazas, insultos, ataques físicos, hackeos y demás no han sido ningún tipo de freno para que yo escriba y diga lo que pienso.

En algún momento tuve un cargo de elección popular y mis acciones eran objeto de crítica y escrutinio por parte de la colectividad, y eso fue hace años. No es normal que se me someta a semejante censura cuando hay grupos de pedofilos, estafadores, delincuentes y bandas criminales en esas redes sociales que están a un clic de distancia pero decidan cerrar la cuenta de un tío como yo que postea sus opiniones y de vez en cuando memes de una rana de caricatura.

Con el tiempo me he dado cuenta de que perdemos demasiadas horas útiles de nuestras vidas en redes sociales, vertemos nuestra vida ahí y mientras subimos pixel tras pixel y millones de ceros y unos de información sobre nosotros nos perdemos de las cosas hermosas que tiene el mundo para nosotros allá afuera. Hoy día es más fácil estar fuera de la red que en ella y que Facebook haya cerrado mi cuenta solo me confirma esa afirmación.

Hoy por hoy tengo todavía muchos medios para hacer difundir mis ideas.

Esta este blog, mi canal de YouTube, mi twitter (que aún no me cierran), mis artículos ocasionales para Noticiero Endógeno, los foros públicos y de internet, mi podcast con gente maravillosa y súper facha, y mis clases en la UCV.

Facebook me habrá censurado pero hay muchos otros canales para que mi voz sea escuchada.

Arriba escuadras a vencer

#CastizoFuturism

92.9: Tu FM

El 1 de julio de 1989 llego la era de la Frecuencia Modulada a Venezuela, 92.9 la FM de Caracas como se le conocía cuando salió al aire en Noviembre de ese año fue una de las primeras, sus programadores fundadores fueron William Rey y @victoravilan bajo la dirección de @arniesalazar . Luego estuvimos @elibravooficial como Gerente de Producción y yo como Jefe de programación, éramos unos chamos que comenzábamos a hacer radio con cartuchos, vinilos, cds, sin computadoras ni celulares, pero con muchos sueños. @929tufm transmitio por su señal Rock en Rio, los Festivales de Jazz de Caracas y apoyo los inicios del Festival Nuevas Bandas y presentó el #RockMusic91 entre otras cosas. Después llegarían @guanche68 @fernando_ces @guillermoz @daliaferreira @celsopineda1 @clubmix92 a conducir la que sería una de las radios juveniles más importantes del país. Tu 92.9 junto a la Mega 107 rompieron todos los esquemas en los #90. El estado Venezolano a través de su verdugo para cerrar a los medios llamado #conatel, decidió no renovar su concesión y ayer la apago. Anoche también cerraron Mágica 99.1 otra FM importante en la historia de la radiodifusión Venezolana. Es triste, lamentable y frustrante como el régimen va destruyendo un país a su antojo y capricho, como de un plumazo deciden quitar las frecuencias del espectro radioeléctrico para luego repartírselas como un botín de bandidos, y entregarlas a sus cómplices y simpatizantes, como ya lo hicieron en el 2009 con las emisoras del Circuito Nacional Belfort. Por lo pronto sigue el hambre, los muertos por el hampa, los estudiantes presos, la falta de medicinas, y sobre todo la impunidad con que actúa el gobierno Venezolano. Cerrando radios no callan un país, solo se reparten un botín entre ellos. #929fm #soy92 #929tufm #VivaLa92 #venezuela #magica991 #nomascensura

A post shared by Polo Troconis (@polotroconis) on

Cuando era niño recuerdo que mi mamá me regaló un radio alarma de fisher price y me enseñó a ponerlo en el dial, fue la primera vez que tuve un aparato propio que me puso en contacto con el mundo musical más allá de los discos de mi papá. Fue cuando conocí a 92.9FM, una emisora que fue cerrada por los chavistas hace un par de días. Esa emisora tuvo a íconos de la radiodifusión venezolana y fue la casa de programas como El Monstruo de la Mañana, la Radio Pirata, Rockadencia, El Show de la Gente Bella. Su lema era 100% libre y hasta que las leyes chavistas la terminaron de destruir, era una radio que siempre podías escuchar.
La primera vez que escuché Come as you are de Nirvana fue en 92.9FM. Así como la primera vez que conocí a otras bandas de muchos otros grupos: Los Amigos Invisibles, Desorden Público, Caramelos de Cianuro, Soda Stereo, Skatalites, Gotan Project, Bajofondo Tango Club, Carl Cox, The Chemical Brothers, Fatboy Slim, Iron Maiden, etc.
Casi toda mi carrera universitaria la pasé en una cola oyendo ese dial, y hoy es otra emisora que ya no existe porque fueron fieles a su lema.

¿Por que habría de escribir sobre una radio en este blog? Pues por algo muy sencillo: la política va de la mano con la cultura. Y estoy dedicado a rescatar del erial a la cultura pop. Durante décadas 92.9 fue una emisora que ponía tanto al talento nacional (para nada ocultado o invisibilizado como quieren afirmar los chavistas) como a la vanguardia de la cultura pop internacional. Y para un régimen como el chavista el transmitir a través de las ondas hertzianas ese tipo de música es una amenaza en su hegemonía cultural.
A los chavistas les causaba una urticaria horrible que tras sus mandatos incoherentes de forzar a las emisoras a poner música folklórica surgieran ritmos nefastos como la “fusión”, o una enorme cantidad de perroflautas sin talento haciendo covers de Metallica versión joropo o vocal trance con el Carrao de Palmarito. Pese a la obligatoriedad de poner música mala, 92.9FM buscó ir más allá y hacía pautas y jingles de música folklórica venezolana como el “jala bolas” para darle una patada en el culo a los censores de esa oficina orwelliana venezolana llamada Conatel.
92.9FM logró durante muchos años burlarse de los chavistas usando su cultura pop de mala calidad hasta que no pudieron más y fueron vencidos por la censura.

Resulta irónico que los defensores de Salvador Allende, los mismos que utilizaron al movimiento punk-rock contracultural en los 90’s para hablar mal de Pinochet y la Iglesia Católica por no permitir un concierto de Iron Maiden sean los mismos que hoy en día cierran emisoras que ponen el aire música como la de Iron Maiden, o degeneraciones musicales como el Neofolkore. Este tipo de hechos solo demuestra que los comunistas nunca estarán a favor de la libertad de expresión sino que están hellbent (empeñados) en planificar, monitorear y controlar los gustos y preferencias de los demás.
Los hippies de los 60, los punks de los 70 y 80 y las demás tribus musicales fueron presa fácil de los progres desde la guerra fría para meter su ideología al común denominador de la sociedad, les llenaron la cabeza de drogas psicotrópicas y les hicieron creer que su mensaje era el único válido. Por eso los progres hicieron lo que querían con los punks chilenos durante el gobierno de Augusto Pinochet y salieron excelentes bandas como Los Prisioneros.

Pareciera que la censura es cosa de fachas, pero no fueron Guillermo Rodríguez Lara o Abdalá Bucaram los que prohibieron la difusión de “Bailando” de Enrique Iglesias en Ecuador. Fue el super-cool-hipster-pana-progre de Rafael “Mashi” Correa. Si bien los adecos y copeyanos le buscaron hacer la vida difícil a artistas como Horacio Blanco y Desorden Público, esos no se quejan cuando Jorge Rodríguez los invita a tocar el festival Suena Caracas con tal de que no toquen “Políticos Paralíticos” (la misma canción que los adecos vetaron).

El chavismo aprendió de la trova cubana, quiere que escuchemos a metaleros rendidos a la payola como Paul Gillman, a drogadictos huerfanitos como los Hermanos Primera, a Productores de entretenimientos corruptos como Esteban Trapiello y a desgraciados sin talento como los Cadillacs y Farruko.
Como esos tipos no venden nada quisieron cerrar a quienes transmitían otras cosas para que la gente escuchara, una vendetta del régimen para llevar a la quiebra a todas las empresas del consorcio 1BC, el mismo de RCTV y sobre el cual escribí hace una década en este blog.  

Evidentemente 92.9FM no era una radio de ultraderecha que buscaba renegar a la cultura pop venezolana, era una radio que marcó pauta por ser de las primeras emisoras en frecuencia modulada del país.
Tras el cierre de esa radio, el de mágica 99.1FM sólo quedan emisoras chavistas y emisoras que le hacen juego al chavismo, basta con tener que calarte al nefasto y colinero Cesar Miguel Rondón y al impresentable de Eduardo Rodríguez Giolitti en las mañanas. Para mi, con este cierre la radio venezolana se acabó.
Me queda escuchar podcasts fachas y a stefan molyneux en mp3.
Y pronto no me quedará eso tampoco porque quizás, en un futuro cercano me persigan por escribir aquí.