Hegel sólo tenía razón en parte

Puedes tener a un Kant, a un Hegel, un Schopenhauer, un Marx, un Hayek y un Heiddegger fuera de la civilización germanica.
Y ese es el problema.
Puedes obtener cada uno de ellos en cualquier sociedad.
 
Mientras podemos argüir si Hegel tiene razón o no, y parcialmente la tiene, es dificil intuir o estar programado para derrotar con intuición un orden legalista.
 
Los judíos construyeron una sociedad inmoral y la riqueza y persecución de resultados surgieron de ella.
 
Los alemanes construyeron una sociedad moral y recogieron sus frutos
 
Los anglos consturyeron una sociedad con riquezas e inmoralidad y obtuvieron el declive de su civilización gracias a ello.
 
Los americanos construimos una sociedad legal con base a la meritocracia y todas las anteriores nos destruyeron cuando el resultado intuitivo debió haber sido la creación de riqueza y moralidad.
 
Los pueblos no deben poder elegir lo bueno y lo verdadero, deberían solo elegir lo posible.
Este es el secreto de la ley natural.
Sólo puedes elegir lo deseable, lo recíproco y lo posible por reciprocidad.
 
Con la verdad basta.

Notas propietaristas sobre fascismo.

El Fascismo y el Nacionalsocialismo dependieron de las masas y el apoyo popular par surgir y ser apoyados, lo cual apartó del imperio de la aristocracia y del resto del mundo.

El nacionalsocialismo tenía una fijación con la teoría de la raza que surge de los conceptos modernos y científicos de la evolución. Simplemente no tuvieron la tecnología necesaria para poder profundizar en esos conceptos y nociones que ahora poseemos gracias al avance de las ciencias.
Para estos hombres en su tiempo, las nociones de evolución y biología eran completamente anti-tradicionales.

Ambas corrientes (fascismo y nacionalsocialismo) son modernistas en su concepción.

Julius Evola creía que con el tiempo estas corrientes podrían actuar como muestras para restablecer el orden en Europa del liberalismo que después de las dos guerras civiles continentales semidestruyeron física, moral, y genéticamente a esos pueblos.  Para Evola pasan entonces el Fascismo y el Nacionalsocialismo a ser corrientes que con base a los valores más tradicionales europeos genuinos podrían dar origen a forma sociales tradicionales que podrían superar los cánones actuales.

El fascismo se nos presenta como una revolución reconstructiva, en el sentido de que afirma un concepto de nación aristocrático y espiritual en contra de las doctrinas socialistas colectivistas internacionalistas, así como la noción demagógica y democrática de la nación.

Sumado a esto, el desprecio de la mitología económica y la elevación de las naciones en la práctica de la nación guerrera son marcas positivas y son generalmente el primer grado de esa reconstrucción, que es reordenar y resubordinar los valores de las antiguas castas de mercaderes y esclavos a los valores de la casta inmediatamente superior.
El próximo paso es la espiritualización del guerrero como principio.
El punto de partida se forma al presentar una experiencia heroica en el sentido de tres posibilidades: Las civilizaciones que nos precedieron y crearon a Occidente alcanzaron un sentido cognoscitivo espiritual que les permitió dar testimonio honesto y eso es evidente, constante y universal en lo que la civilización occidental presenta con resultado de erudición estudiosa.

***************************************************************

Quiero agradecer a todos los que leen este blog por hacerlo posible, no podría hacer esto sin vuestro apoyo. Y de verdad necesito toda la ayuda que ustedes puedan darme. Uniendo Puntos está en proceso de expansión, estoy desarrollando alianzas con grupos nacionalistas tanto aquí como en Hispanoamérica, Estados Unidos y Europa, estoy buscando crear más segmentos, poder pagar el hosting de mi web, así como contratar diseñadores gráficos y editores. Uniendo Puntos es el blog más leído de derecha alternativa venezolana desde Alaska hasta la Patagonia.
Trabajo casi que sin descanso para ofrecerte contenido de calidad, doy la cara, firmo con mi nombre y doy entrevistas a medios nacionales e internacionales.
Realmente necesito tu apoyo para combatir toda esta propaganda comunista que contamina el continente.
Así que si está dentro de lo que te sea posible, una pequeña donación haría una gran diferencia.

Haz click en donaciones y si puedes dona lo que puedas.

 

https://paypal.me/albertozambrano
Si tienes dudas escríbeme a mi email.

El patas blancas puede transmitir el virus Chikungunya

Investigadores en Brasil identificaron una cepa de virus Chikungunya hospedada en un mosquito Aedes aegyipti y hallaron una cepa de ese virus, lo cual da sustento a la idea de que el patas blancas es un vector vinculado a las epidemias de Chikungunya en noreste de Brasil.

El Virus Chikungunya es una enfermedad viral causada por un virus de la familia Togaviridae, que ha llegado a nuestras y da síntomas de fiebre, dolor articular, dolor de cabeza, dolor muscular, e inflamación de las articulaciones.
Esta enfermedad se transmite de animales infectados con el virus, que son mordidos por el mosquito y luego muerden al hombre produciéndole un proceso clínico de variada sintomatología.

Investigadores en Sao Paulo recolectaron un grupo de mosquitos en Brasil y por medio de la recolección de muestras que fueron sometidas a pruebas genéticas y usaron un banco de datos que se dedica a recopilar cuales cepas de estos virus están en las regiones.

Para los epidemiólogos es fundamental identificar los vectores (los agentes que transmiten la enfermedad) en áreas donde padecimientos como el dengue, el zika y el chikungunya son frecuentes. Tanto para Brasil como para Venezuela, el mosquito patas blancas es transmisor de enfermedades como el Dengue. Y aunque el Aedes albopictus, que es el mosquito más comúnmente asociado a transmitir el virus chikungunya, sus características ecológicas y adaptaciones hacen favorable que el patas blancas Aedes aegypti sea el mosquito con mayor capacidad de poder transmitir esta enfermedad.

Para un país como Venezuela, donde hay una crisis humanitaria de la salud, en plena época de lluvias, el hecho de que haya confirmado en un país fronterizo transmisión de chikungunya por mosquitos patas blancas debería alertarnos y prepararnos para poder enfrentar esta enfermedad que ya nos ha atacado en épocas anteriores. Sobre todo en nuestro período de lluvias, en los cuales la acumulación de aguas estancadas favorece la proliferación y crecimiento del mosquito, razón por la cual las medidas de prevención de enfermedades y promoción de la salud son fundamentales

En una entrevista que di para National Geographic expliqué el peligro que implica el virus Zika en el contexto de eventos internacionales como el mundial de fútbol. En este caso, hago mención de los cuidados que debemos tener para evitar el dengue, el chikungunya y el zika ya que está demostrado que el mismo mosquito nos puede enfermar.

  • Si estás embarazada o planeas estarlo, evita viajar o estar expuesta a áreas donde sepas hayan estos mosquitos.
  • Tanto los hombres como las mujeres estamos susceptibles a padecer de esta enfermedad, en el caso del Zika, está descrito que puede transmitirse de manera sexual, así que usad protección anticonceptiva de métodos de barrera.
  • Usa repelente. De cualquier tipo, loción, espirales, etc.
  • Si consigues permetrina, o tienes ropa que ha sido tratada con permetrina, póntela. La permetrina es un repelente bastante eficaz
  • Si vives en un área afectada, mantén las ventanas cerradas y usa mosquiteros.
  • Usa ropa de manga larga.
  • Tapa los potes contenedores de agua porque es ahí donde los mosquitos ponen sus larvas.

En un país donde hay una crisis humanitaria de la salud, seguir estas guías no es garantía de que vayas estar sano pero la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud son fundamentales y elevar la conciencia de las personas en Venezuela para ahorrarse una enfermedad forma parte de mi tarea como médico.

Es mejor prevenir que lamentar

Alberto R. Zambrano U.
Médico UCV
Profesor del Departamento de Medicina Preventiva y Social, Escuela de Medicina José María Vargas

¿Por que no quiero ser una minoría?

DCPkTQpW0AE1U1z

No puedo esperar a ser una minoría en donde vivo, dijo nadie nunca!

Con la excepción de blancos que se odian a si mismos que creen que reemplazar a su tribu y raza con extranjeros, maricos y delincuentes se debe a una obligación moral por aquello de los estigmas de la esclavitud, conquista y la violación de derechos humanos.
Todas las razas han aplicado la esclavitud, la conquista y en el proceso han violado derechos humanos, pero sólo cierto (((demográfico))) se lo achaca a los blancos por la sencilla razón de que nuestra raza, los blancos, tanto anglos como castizos fuimos los que pusimos esa práctica de forma más eficaz: La hicimos lucrativa, nos hizo prosperar como nación y civilización y llevamos esa actividad el menor tiempo posible con la mayor cantidad de réditos para nuestra tribu, clan y nación, y fuimos los primeros en ponerle fin.
Los perdedores de la guerra de la conquista, para enfocarnos en términos castizos, quieren hacernos sentir culpables al tumbar estatuas como las de Cristóbal Colón en el Golfo Triste de Plaza Venezuela para reemplazarlas por adefesios como un indio con un taparrabos y una lanza, o como quieren hacer en ciertos bulevares de estados unidos, en donde las estatuas de los líderes del ejército confederado están siendo demolidas con un fervor similar al de los polacos y checos cuando destruyeron las estatuas de Lenin, sólo que por motivos ideológicos distintos.

Los perdedores de esta guerra ideológica: Negros, indios, maricos y musulmanes quieren que nos sintamos culpables por nuestro pasado y quieren prebendas de todo tipo para fijar los términos de dominación cultural de los espacios cívicos.

Los chinos colonizaron el Tíbet y Singapur, y nadie les dice que deberían convertirse en una minoría en su propia tierra al darle la bienvenida a la tolerancia y la diversidad. De hecho, los chinos han sido altamente exitosos al colonizar no sólo su área de influencia sino el mundo: Mirad a Venezuela, abastos y bodegas y supermercados que antes pertenecían a venezolanos de ascendencia europea han sido forzados a venderlos, cambiar de ramo empresarial o huir de Venezuela por la alarmante cantidad de inmigrantes chinos que con dinero producto de subvenciones, subsidios y ayudas de su país de origen, sumada a las ayudas que el chavismo les da compran esos locales, y junto con musulmanes y negros de la misión vivienda, sitios que solían ser de mayoría blanca se han convertido en barrios y guetos en donde la convivencia es imposible.

En caso de que no lo hayas notado, es sólo en países occidentales a los que se les exige que deben abrir sus puertas a la inmigración masiva de millones de extranjeros con valores, costumbres, creencias, actitudes y aptitudes retrógradas y negativas para nosotros como gentilicio.

Sólo en el caso de los asiáticos su población son casi cuatro mil millones . Así que si eres asiático y vienes a un país como el mío y te quejas de ser una minoría, no me vengas con lloriqueos, tu raza es, literalmente la mayoría de la población del planeta.
Si eres negro, los africanos son en población mil doscientos dieciséis millones. Y si ajustamos esa cifra con la cantidad desproporcionada de ayuda que reciben de países extranjeros, vuestra población crecerá a dos mil quinientos millones de habitantes para el año 2050.

Así que negro. NO eres una minoría, ni aquí ni en ninguna parte. Llévate tus collares de santero y tu sincretismo de vuelta a tu tierra.

Ahora si tomas en cuenta la cantidad de blancos que habemos en el mundo somos cerca de unos 745.000.000 en contraste con los 7.000.000.000 de humanos que hay en el planeta.
Los que no son blancos, no son ninguna minoría, son una mayoría.
Créanme.
Yo he viajado por el mundo (para aquellos que me dicen que “el nacionalismo se cura viajando”) y el mundo no es blanco, es de otro color de piel oscura.
Si nosotros seguimos permitiendo un influjo masivo de gente que no se parece a nosotros a nuestros países, seremos dominados culturalmente, y serán marrones, negros y maricos los que fijen el tono de las reglas de comportamiento de los espacios cívicos.
Este tipo de fenómenos no tiene precedente en la historia, y sólo podría ser logrado en el pasado por medio de la conquista a sangre y fuego.

Por una parte, se nos dice lo terrible que es ser una minoría, pero por otra tenemos como ciertos (((grupos))) nos dicen que ser una minoría es chévere por las cosas que nuestros antepasados muertos hicieron.

¿Por que cuando nuestros conquistadores llegaron a las costas americanas, los pueblos originarios no les abrieron las puertas y decidieron convertirse en una minoría?

¿Por que surgió la resistencia indígena entonces y por qué se resistieron?

Y siempre podremos debatir quien llegó primero: ¿Cómo y para que le sirvió a los indios, a los palestinos o los yazidis ser una minoría?
Así que si me preguntas, por que es algo bueno que los blancos seamos una minoría, muchos nos contestarán las mismas respuestas trilladas y rebuscadas, repletas de odio hacia lo propio: “Conquista, colonialismo, imperialismo y esclavitud”. Los que llevan adelante este discurso de intolerancia hacia los blancos admiten que es por revancha, es odio por lo que piensan que ocurrió hace siglos. Pero ahora resulta que es (((Kosher))) y permitido que la gente hoy día, que nada tuvieron que ver con lo que ocurrió hace cientos de años colonizar a los blancos hoy en día. Y vaya que les ha ido bien, reciben pensiones, dinero de los contribuyentes, tienen representantes en los congresos por los que sólo ellos pueden votar y tienen la capacidad de legislar en nombre de todos los demás y no su tribu primitiva.

Todos estos grupos que no son blancos están protegidos por leyes diseñadas para defenderlos de críticos como yo.

Estos grupos siempre critican a los blancos y a los católicos, difícilmente grupos supremacistas y excluyentes. De acuerdo a la retórica de los grupos que llevan adelante la agenda racial, sólo los de piel clara podemos ser racistas, es por ello que cuando camino por el centro de la ciudad, siempre me gritan “blanquito, estás lejos de El Hatillo”, es por ello que a mi mujer le dicen “epa blanca”, le silban y la acosan con frases ofensivas.
Considerando los grupos extremistas que hay en venezuela, como el Frente Francisco de Miranda, los indios organizados, los delincuentes de raza negra, santeros, musulmanes y afines, que le son alimentados el odio hacia nosotros, si eres blanco en un país que es “mestizo” y no blanco, ¿Cómo crees que te tratarán como una minoría?.

Si tomamos el ejemplo de Sudáfrica, desde que el terrorista Nelson Mandela y su congreso nacional africano llegó al poder, cerca de 75.000 blancos sudafricanos han sido brutalmente masacrados. Existen leyes de discriminación positiva, subsidios y prebendas económicas exclusivas para los negros, y en los mitines del congreso nacional africano cantan “matemos a los blancos”, en ese país, los blancos no se pueden defender de los ataques raciales porque se creó un marco legal que defiende a los malandros basados en el mito del Apartheid. Contrario a lo que los (((medios))) te han hecho creer, durante el Apartheid, no hubo asesinatos en masa de negros.

Así que si sea el Congreso Nacional Africano, Arabia Saudí, Israel, China o Sudán, todos los países alrededor del mundo piensan primero en sus ciudadanos y no en las minorías, países como estos protegen a sus minorías. Las élites de estos países ven con asombro el cómo en Occidente hemos permitido que nuestra raza se convierta  en una minoría en sus propios países, y evidentemente no harán nada al respecto porque ese tipo de conquista pasiva y cultural les conviene porque aumenta su espacio vital.

En Venezuela no estamos lejos de eso porque el chavismo constantemente arenga a los oscuros a pensar que quienes les damos trabajo (que somos blancos en su mayoría) somos el enemigo.

¿No se han fijado que todos los grupos raciales y étnicos que plagan nuestro país quieren que cada vez hayan más como ellos en nuestro país?

Nadie quiere ser una minoría, y yo no quiero ser una minoría, yo quiero vivir alrededor de gente como yo con la cual compartir mis valores, creencias y actitudes.

 La solución a este problema es el nacionalismo.

Que cada raza tenga un país en donde vivir y compartir sus valores, creencias y actitudes con quienes les son similares.

***************************************************************

Quiero agradecer a todos los que leen este blog por hacerlo posible, no podría hacer esto sin vuestro apoyo. Y de verdad necesito toda la ayuda que ustedes puedan darme. Uniendo Puntos está en proceso de expansión, estoy desarrollando alianzas con grupos nacionalistas tanto aquí como en Hispanoamérica, Estados Unidos y Europa, estoy buscando crear más segmentos, poder pagar el hosting de mi web, así como contratar diseñadores gráficos y editores. Uniendo Puntos es el blog más leído de derecha alternativa venezolana desde Alaska hasta la Patagonia.
Trabajo casi que sin descanso para ofrecerte contenido de calidad, doy la cara, firmo con mi nombre y doy entrevistas a medios nacionales e internacionales.
Realmente necesito tu apoyo para combatir toda esta propaganda comunista que contamina el continente.
Así que si está dentro de lo que te sea posible, una pequeña donación haría una gran diferencia. Haz click en donaciones y si puedes dona lo que puedas.

 

https://paypal.me/albertozambrano
Si tienes dudas escríbeme a mi email,

 

 

 

 

 

 

 

Marxismo: Una pseudo religión

Hace setenta años, muchos de los valores que enfrentamos en los medios, y en cualquier otra parte, habrían sido considerado aborrecibles por la masa apolítica. Ahora esos (((valores))) son normativos, e incluso manifestarse en contra de ellos se convierte esencialmente en un crimental en términos orwellianos.
Pero hay un grado por el cual la razón por la cual esto ha ocurrido es porque se ha desarrollado un híbrido entre el liberalismo secular de la postguerra y el Marxismo ortodoxo del pasado.

El Marxismo cree casi con un fervor religioso, – y vaya que a los marxistas les encantaba dispararle a los religiosos- que todo podría ser cambiado, que todo podría ser reformado, y que el hombre en sí mismo podría ser reconstruido.


El marxismo es hostil hacia todos los postulados biológicos del hombre y a todas las nociones de iniquidad previa.
Los marxistas crearon los derechos humanos y se han decepcionado de esa máxima letanía de que “todos somos iguales”. Porque siempre hay gente hermosa y gente fea. De que hay muchísima más gente que no es inteligente en comparación y proporción con los que si son inteligentes.
El marxismo aborrece la idea de que la belleza y la inteligencia sean biológicas y que la naturaleza haya distribuido de forma inequitativa virtudes y defectos entre los hombres.

Toda la teoría marxista va en contrapropuesta y contraposición en relación a lo que somos.

Los marxistas no aceptan que existen tribus, razas, y que la humanidad no es una totalidad sino partes que conforman a ese todo.
Estamos basados en la naturaleza.

Tenemos nuestro ser sumergido en esa sub-estructura. No somos lo que las ideas izquierdistas quieren que seamos.
Una de las razones por la cuales el comunismo es terrorífico es su voracidad para distribuir eficazmente el sentimiento de decepción y miseria de forma equitativa y horizontal entre a quienes gobierna.

Cuando se tiene poder político, el gobernante se da cuenta de que los seres humanos tienen rasgos de avaricia y codicia, así como rasgos de lujuria y sexo, de igual manera demuestran características inquisitivas. comunales, territoriales, que son fieles a su tribu y su familia.
Entonces resulta que si eres marxista y llegas al poder con tus ideas, te das cuenta de que los hombres son exactamente lo contrario a lo que la teoría marxista dice.
Es por ello que los regímenes comunistas terminan siendo tan misántropos, no lo demuestran tan descaradamente al principio, no es sino cuando las colas son bastante largas, la escasez es evidente, y el descontento es evidente, que la misantropía roja se hace evidente.

Si la humanidad no puede ser redimida con base a los de Marx y sus discípulos, sus discípulos destruirán a la humanidad de todas formas en su afán de someterla a vivir como ellos quieren.

A eso nos oponemos.

Cuando el comunismo está en su fase más represora y criminal seculariza la idea del pecado cristiano: “Como nuestros gobernados nos decepcionaron, habrán de sufrir”.

El hombre es mucho mejor cuando la naturaleza humana posee dualidad: Los hombres somos tanto amables como desagradables, son avaros pero pueden auto-sacrificarse, son cobardes y mentirosos pero también tienen una predilección por el coraje y la gloria.
¡Así somos!

Las grandes religiones siempre han sabido como somos, y han cambiado las utopías y el deseo de querer ser diferentes a otro plano existencial, a otro mundo que no es de los humanos. Pero las falsas religiones izquierdistas de la modernidad han llevado el querer cambiar al hombre al plano terrenal y han intentado lograrlo al contra-proponer la realidad con violencia y lucha política.

Tanto el marxismo duro, como el marxismo leninismo, como los anarquistas, y sus variantes han fracasado pero la trayectoria de sus ideas se ha transformado, y se ha transfigurado en formas nuevas que se adaptan a la realidad de cada país, geografía, tribus y culturas para envenenar las bases de lo que es la identidad grupal. Se refugió en la (((academia))) y secuestró la libertad de pensamiento en los campuses universitarios, transformándolos en templos de culto a Marx.
La izquierda a donde quiera que se refugió buscó adaptar el discurso de los ricos contra los pobres a lo que fuere que pudiera generar división entre las personas. En Venezuela no funcionó lo de ricos contra pobres en un sentido estricto, así que lo reformaron a “oligarcas” contra el “pueblo”, los “opresores” y los “oprimidos”.

La izquierda ha dominado espacios culturales y tiene a toda la población pensando en términos de raza, dinero, sexo, color de piel, etc.
Lamentablemente eso es lo que se enseña en sitios como la Universidad Central de Venezuela, y la realidad del asunto es que los obreros que construyeron esa universidad no se graduaron de ella y no la construyeron pensando que sus egresados fueran a pensar en esos términos. Durante un tiempo la Universidad venezolana enseñó a sus alumnos a aprender por medio de herramientas como la matemática y las ciencias, no por medio del uso de mentiras como la (((teoría crítica))), creando una falsa religión de modernidad.
El sistema educativo actual le falla a sus estudiantes porque no les enseña a producir ni inventar sino a lloriquear, quejarse y criticar.
No sorprende la razón por la cual muchos venezolanos de la diáspora emigran y se tienen que regresar humillados a su patria porque no son competitivos afuera.

149173_468932382210_5144523_n

La izquierda se fue de los extremos de la lucha guerrillera y se fue al centro y lo tomó para sí. Y lo que llamamos “liberalismo” y “socialdemocracia” no es lo que conocimos hace cincuenta o ciento cincuenta años. El marxismo se tuvo que transformar y tomar aspectos de la moralidad del protestantismo anglosajón para poder sobrevivir: Sus estructuras militares se derrumbaron y sus versiones chinas y asiáticas se convirtieron en unos híbridos súper capitalistas que producen iPhones en masa. En China y Vietnam las élites raciales que manejan esos países se han transformado tecnológicamente toda vez que sus ideas marxistas se han quedado como entidades congeladas y son recitadas de manera casi teologal como lo haría un obispo en una iglesia.
Esos aspectos religiosos protestantes han sido desarraigados, secularizados y convirtieron al marxismo en una ideología materialista y secular susceptible de infiltración y cambio por fuerzas radicales dentro de sus mismas filas.

La razón por la cual tenemos la sociedad que tenemos hoy día se debe en gran parte a las fuerzas económicas y culturales, y se debe también al pensamiento de las personas que aceptan esas ideas y hacen que se materialicen físicamente en nuestro mundo.

Ahora bien, el marxismo en cierto sentido aboga por dos cosas contradictorias, pero cree en contradicciones unidas por el espíritu de la lucha.

Es por ello que consigues a pastores evangélicos chavistas, colectivos homosexuales chavistas, y empresarios chavistas.

Los marxistas creen que todo está determinado por la economía pero que si teorizas sobre la forma en la que esta determinación es así, puedes cambiar la naturaleza de dicha determinación.
Esta idea fue desarrollada por (((Antonio Gramsci))) al principio del siglo XX, un comunista italiano que estando preso teorizó que existía una “superestructura” formada por la cultura, la sociedad, las artes, los intelectuales y los medios separada de la base económica. Y que para que el marxismo triunfara, debería volverse cultural, y dar una “marcha a través de las instituciones” que no estuviera unida a los movimientos proletarios, agrarios, o sindicales ni por otro espectro de las clases sociales estereotipo definidas por la extrema izquierda.

Un punto del comunismo sobre el cual nunca se quiere hablar en ningún círculo social, ni académico, y sobre el cual hay una enorme evidencia que lo sustenta, y que cualquier persona lo suficientemente interesada puede agarrar la data en internet, desglosarla, hacer su propio análisis y debatir sus detalles abiertamente es la naturaleza judía del comunismo.

Eso nunca se discute, no es (((kosher))), no está permitido en los términos del discurso y debate académico. Recomiendo leer a Kevin MacDonald sobre este aspecto.


La verdad es ésta: Casi todos los intelectuales comunistas son judíos étnicos, casi todos los miembros del Comité Central del Partido Comunista Soviético, sus ramas ejecutivas pertenecían a esta raza, el resto eran revolucionarios bohemios, repletos de odio y hostiles hacia su propia sociedad (Maduro es judío sefardita curazoleño, el segundo apellido de los hermanos Villegas es Poljak). Y es la mezcla de grupos que son miembros de la tribu con los que no lo son que se han dado a la tarea de destruir todo a su alrededor, “en nombre del amor”, “en nombre de la igualdad”, “en nombre de la igualdad”, y mientras se destruya la fibra moral de la sociedad, estos individuos desde los extremos de su espectro político se catapultan usando la confusión y desaliento que generan en la sociedad hacia el centro.

Esta mezcla de sentimentalismo, teoría, ansias hebreas de poder, y misantropía en extremos que con toda seguridad es puesta en práctica (los aspectos semitas son llevados a su mínima expresión dejando sólo los caracteres genéticos, después de todo, Maduro no lleva un Yarmulke ni va a la Sinagoga) porque estas ideas son seculares y carentes de basamento moral. Por eso usan cualquier método para llegar al poder y ciertamente en todo momento que llegan los rojos al poder, han llevado  a la ruina la cultura y la civilización de los países víctimas de sus abusos.

Uno se da cuenta cuando mira casi siglo y medio de marxismo en todas sus variantes de que las élites más privilegiadas de los países occidentales son extremadamente cobardes que no le hacen frente a este tipo de ideologías barbáricas, sino que en todo caso, les dan la bienvenida y coquetean con esas ideas de forma casi adolescente con ideas de rebelión y romanticismo. Sin darse cuenta de que ese discurso será usado una y otra vez por los comunistas a donde quiera que vayan. Y casi siempre, el marxismo empieza por destruir a las élites. Los marxistas destruyen todo lo que las élites atesoran y quieren.

Y es porque las élites no se dan cuenta de ello que estamos en los aprietos actuales.

SaveSave

La mujer de derecha: Segunda parte

¿Por que hay tan pocas mujeres en la derecha alternativa?

tumblr_n2fmowUdnz1rnng97o1_500

En una entrega previa expuse ciertos aspectos sobre esta pregunta.

Hoy quiero ahondar un poco más en esto.

Pero antes debo explicar un poco más con detalle lo que buscamos en la derecha alternativa: Preservar nuestra raza al asegurar su supervivencia y lograr que crezcamos como un movimiento político. Debemos representar los intereses de todos los hombres, mujeres y niños de nuestra raza.

Conservar nuestra integridad biológica requiere más que derrotar el multiculturalismo.

Requiere la derrota y aniquilación del feminismo y la puerilidad masculina a la que hemos sido sometidos.

De igual forma es menester restaurar los géneros sexuales que no son sólo tradicionales sino biológicos: los hombres como protectores y las mujeres como cuidadoras.

Los roles sexuales son normas, lo cual significa que son ideales.

Siendo realistas, no todos los hombres o mujeres podrán funcionar acorde a ellos.

Pero una sociedad nacionalista necesita mantener esos ideales como normas, porque incluso en sociedades radicalmente homogéneas como el Japón, el feminismo y la puerilidad masculina son causas de miseria personal y social que aunadas a una baja tasa de reproducción, particularmente entre las élites bien educadas e inteligentes contribuyen a la gradual desaparición de poblaciones enteras.

Muchos hombres desean ser padres y esposos, pero le tienen un miedo terrible al matrimonio porque todos los hombres conocen a algún otro que ha sido destruido financiera y emocionalmente por alguna güircha apoyada por el sistema judicial feminista con sus sesgos que gobiernan al matrimonio, el sufragio, divorcio y la custodia de los niños.

El nacionalismo es la cura para esos cánceres.

Muchas mujeres desean ser esposas y madres pero se sienten obligadas a perseguir una carrera porque no hay hombres que quieran ser protectores y proveedores. Están enamoradas del ideal (((Hollywoodense))) del Príncipe Azul pero sólo se topan con puros Peter Pans, hombres adultos con la mente de un niño.

La restauración de la normativa tradicional sexual y biológica afectará a ambos sexos, y será más difícil para los hombres que para las mujeres porque en la sociedad que queremos, los hombres no podrán prolongar su adolescencia hasta la tercera o cuarta década de su vida.
Se les exigirá, se les crearán incentivos y podrán llevar adelante responsabilidades adultas tan pronto como puedan cumplir con ellas. Los hombres serán padres, proveedores, y protectores de sus familias. El nacionalismo exigirá a los hombres que se ahombren para que las mujeres no tengan que ahombrarse.

Las mujeres tendrán seguridad, amor, estabilidad, salud, familia y apoyo, todos los incentivos para que desarrollen su rol natural, estarán a salvo de la depredación de negros y mulatos que las violan, las maltratan, las preñan y desaparecen del plano dejando familias sin padre.
Las mujeres que hayan estudiado y tengan un título universitario no se sentirán condenadas al ostracismo por sus pares si desean dejar el puesto de trabajo de la oficina y quedarse en su casa criando a sus hijos, ya no sería una excusa sino un imperativo moral.
¿Que cosa más hermosa que el amor de una madre?
¿Que cosa más erótica que el amor de una esposa?

Una madre es exitosa cuando cría a sus hijos y les enseña valores, creencias, y actitudes correctas.
Ciertamente en economías como la venezolana, es necesario tener más de un salario para poder proveer adecuadamente para una familia, pero las políticas nacionalistas  tendrán como prioridad asegurar la estabilidad del ingreso familiar.
Por lo que, independientemente del ingreso, nivel educativo, las familias venezolanas podrán vivir en vecindarios y urbanizaciones homogéneos.
La mujer se preocupa por la educación de sus hijos, podrá tener un rol preponderante en el proceso educativo tras una adecuada reforma que elimine por completo cualquier traza de marxismo cultural en los libros con los que nuestros niños estudien.
Una madre podrá dormir tranquila a sabiendas de que su hijo podrá volver a casa sin correr el riesgo de que delincuentes le maten.

La idea de la (((mujer guerrera))) venezolana ha sido producto del marketing político  criollo que ha apelado a las madres solteras, que no tienen un marido y deben asumir el rol de madre y padre.

17883585_1812958719031515_7655817313504844934_n

 

En una sociedad nacionalista no habrán mujeres guerreras porque las mujeres entenderán que la sociedad occidental en la que aspiramos vivir tiene un origen natural, biológico y tradicional, en el cual el hombre asume la responsabilidad de poder llevar adelante cuestiones como la guerra y la política.
Y esa es la razón por la cual hay pocas mujeres involucradas en movimientos de derecha nacionalista: Las mujeres ven a la política como una empresa principalmente masculina. Ciertamente hay excepciones, hay mujeres como María Corina Machado que son de derecha liberal capitalista. Mujeres como Machado y sus adeptas no son nacionalistas y están dispuestas a entregar a la sociedad venezolana a las garras de ciertos (((demográficos))) internacionales a cambio de réditos financieros y jugosos contratos comerciales.  El capital no lo es todo.  Nuestro sistema nacionalista busca proponer un sistema económico alternativo que defienda la propiedad privada sin quedarse con la vetusta y satanizada calificación de capitalismo ni pactar con las (((finanzas internacionales))).

Las mujeres de derecha venezolanas están esperando a que los hombres se pongan un par de bolas y construyan un movimiento auténticamente nacionalista que creíblemente haga avances a favor de los intereses de nuestra nación y raza.

649496a27a3213d895026bbc044fc4d1

Darle la espalda a las mujeres por ser naturalmente seres emocionales es temerario y es una ceguera política.

Las pocas mujeres de derecha nacionalista pueden ayudarnos a construir comunidades fuertes al compartir nuestros valores y elevar conciencias, llevar adelante nuestro mensaje y desarrollar nuevas formas de comunicarlo. Mientras los hombres llevamos adelante la política operativa e ideológica, en el background podemos conseguir muchas mujeres capaces de poder ayudar a sumar voluntades en esta cruzada patriota.

Si los hombres son la vanguardia política e ideológica, la mujer en la derecha y sus cuestiones se encargarán de ellas mismas.
Las mujeres están a la vanguardia tanto de su sexo como de nuestra raza.

Pese a la crítica que encuentro en círculos nacionalistas, de derecha alternativa y de tradicionalismo radical, yo insisto en decir que lo último que debe hacer el movimiento es comprometer nuestras metas a simplemente saber coquetearle a una chica. 

cartoon-couple

Que no haya chicas nacionalistas es un problema:
Enfrentemos los hechos, la mujer venezolana es preciosa, y su imagen atrae.

No es necesario tener una chica guapa en bikini desde el Archipiélago de Los Roques para poder captar adeptos. Basta que sepa expresar las ideas correctas y con su belleza se captan a quienes queremos que les llegue el mensaje. Así como la masculinidad es necesaria, la feminidad como elemento de alluresex appeal sirve para rescatar a muchos hombres y mujeres de las garras del multiculturalismo.

En nuestro movimiento no es necesaria la paridad de género, no es necesaria la discusión de (((estudios de la mujer))), es necesario que las mujeres se familiaricen con los derechos del hombre y entender lo nefasto y tóxico que es el feminismo en la cultura pop actual.

Para otros (((movimientos))) la diversidad sexual es una debilidad, si nosotros tenemos claros nuestros objetivos, bien podríamos experimentar teniendo organizaciones sexualmente homogéneas. Si nuestros enemigos están atados a tener ese tipo de discusiones a lo interno y a lo externo, por que habríamos de adoptar sus debilidades en vez de perseguir nuestras metas.

Yo estoy a favor de la pluralidad, no de las ensaladas ideológicas. Nosotros debemos reclutar a una gran variedad de personas para lograr alcanzar la diversidad de nuestra raza: Ibéricos, anglosajones, mediterráneos, eslavos, etc. Requerimos desde peones y jornaleros hasta abogados, médicos y ejecutivos de empresas para distribuir nuestro mensaje. Necesitamos de mujeres que puedan tener la fuerza de voluntad de poder servir como multiplicadores del mensaje, mujeres de todos los estratos y de distintas ocupaciones.
No hay razones para que hayan organizaciones de derecha nacionalista acorde con nuestros valores solo de mujeres, exclusivamente de hombres o mixtas.
No hay razones a priori para pensar que hay algo malo si un grupo nacionalista no tenga paridad de género.

Muchas veces se considera que nuestro movimiento es misógino. Muchas mujeres se sentirán mal por identificarse con la derecha nacionalista porque “no hay mujeres que las representen”. Este es un (((proceder))) que busca desmoralizarlas. Ataca la emotividad inherente al carácter biológico femenino.

La mujer nacionalista debe entender que esas son tretas psicológicas y ser fiel a sus ideales.

El (((enemigo))) controla a los medios y su sistema de estatus en esta sociedad. El enemigo usará palabras para estigmatizarnos. Y las mujeres son un objetivo fácil en una guerra porque se les ataca psicológicamente.
Mientras la izquierda manda a sus mujeres a luchar, la derecha se encarga de darles un sitio seguro para su actuación mientras los hombres salimos a luchar.
Si podemos aguantar que nos llamen racistas por estar orgullosos de nuestro color y de lo que somos, podemos tolerar que nos llamen cualquier otra cosa.
Si no podemos tolerar que nos ataquen con sus armas psicológicas y retórica sólo demostramos una escandalosa confusión intelectual y su debilidad moral.

El comunismo no será erradicado por hombres que le temen a sus propias esposas.

¿Por que existe tanta rivalidad y odio entre los sexos?
Ese odio no es natural, ni es saludable. Es el producto de un odio social enfermizo, son la causa de la aplicación de políticas de diversidad en términos izquierdistas.
El odio entre los sexos es el producto de la destrucción de los roles sexuales y tradicionales, sustituyéndolos por competencia en los mismos sitios. El feminismo ha aglomerado mujeres en torno a bastiones que son tradicionalmente masculinos.

La causa de la misoginia actual es el feminismo.

En la derecha hay misóginos, ciertamente, dejémosles quietos y que se den cuenta ellos mismos de su error. Que se expresen, no les condenemos, que sean ellos los testigos y protagonistas de su propia debacle. Mucho de lo que estas personas señalan es frecuentemente señalado por la izquierda como “misoginia” cuando en realidad es señalan las diferencias biológicas evidentes entre hombres y mujeres. Este tipo de crudeza es necesaria para la restauración de los roles sexuales tradicionales y biológicas.

La comunicación honesta sobre asuntos incómodos y difíciles de tratar es una de las cosas que aleja a las mujeres de movimientos como el nuestro. Si cultivamos esta clase de franqueza es necesario si vamos a fijar con solidez y de forma estratégica los cimientos de una sociedad nacionalista.

Es mentira que no hay mujeres en la derecha nacionalista porque los hombres que hay son frikis, nerds, nazis, enfermos mentales, etc. Esto explicaría la ausencia de mujeres “normales”, pero también hay mujeres muy raras allá afuera. Y la razón por la cual no son nacionalistas es porque están esperando a que sus contrapartes masculinas muestren algún tipo de progreso antes de que salgan adelante. En ese particular, al menos, estas mujeres son absolutamente normales.

Savitri Devi una vez dijo que ella jamás amaría a un hombre que la amara más que a sus ideales.
Lo que hace a un hombre digno de respeto es su capacidad de ver por encima de sí mismo y sus intereses personales para servir al bien común. Esto es lo que Evola llamó la masculinidad de Urano. Las mejores mujeres respetan eso. Las mejores mujeres aciertan en despreciar a un hombre que comprometa sus ideales y principios para cortejarlas a su favor.

El mismo principio se aplica a nuestro movimiento. Las mujeres venezolanas serán las más fanáticas, militantes y fervientes nacionalistas una vez que demostremos que somos capaces de asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para nuestros hijos. Si olvidamos esa meta, si ablandamos nuestro mensaje, y dividimos nuestras bases con cacerías de brujas innecesarias, todo en el nombre de apelar a los ignorantes y los idiotas, las mejores mujeres nos despreciarán por no ser fuertes.

 

La mujer absoluta, de Julius Evola

Hace poco se conmemoró el natalicio de Julius Evola, un pensador tradicionalista radical, quizá el pensador de derechas más extremista que haya habido y siendo mayo el (((Mes de la Mujer))) decido compartir un par de líneas sobre su obra y estudios referidos a los hombres y las mujeres.

Introducción

Para los que no lo conocen, el Barón Julius Cesare Andrea Evola nació en Roma, Italia el 19 de mayo de 1898, y junto con René Guénon ha sido uno de los escritores que ha influenciado mucho mi forma de pensar y las ideas que le han ido dado forma a “Uniendo Puntos” en la esfera del tradicionalismo como una corriente de derechas digna de explorar para los nacionalistas venezolanos.
Para los que quieran familiarizarse con Evola, les recomiendo cuatro grandes obras: Rebelión contra el mundo moderno, quizá su Magnum Opus, bastante denso, Meditación en las Cumbres, Camino a Cinnabar y la Metafísica del Sexo, del cual comentaré ciertos conceptos el día de hoy.

Para Julius Evola, uno de los conceptos centrales en su filosofía de los géneros es la distinción entre el hombre y la mujer absoluta. Pero rara vez nos explica a lo largo de su vasta obra las definiciones claras de estos términos empleados.

El concepto de hombres y mujeres absolutos pueden ser vinculados con formas platónicas, por ende las podemos definir difícilmente en términos de Justicia, verdades o amores.

El concepto “mujer absoluta” inspira mucha más controversia que el de “hombre absoluto”. En principio, en el campo de las ideas tradicionales de Evola, los caracteres masculinos se asocian con la luz, la bondad, actividad física, coraje, honor y esfuerzo. Por su parte los caracteres femeninos se asocian con la oscuridad, la maldad y la pasividad. Es por ello que las feministas se horrorizan con Evola, y en el New York Times escriben artículos para destruir la imagen de Steve Bannon, un asesor de Trump en la Casa Blanca al cual vinculan con estar inspirado en Evola (ojalá y fuera así, pero no lo es. El entorno de Trump es más kosher que nunca).

Julius Evola se opuso al feminismo de su época por ser un tradicionalista radical en todo el sentido de la palabra. Estamos en presencia del pensamiento de un hombre que criticó a las SS alemanas por no ser lo suficientemente derechistas y conservadoras: Para Evola, como Spengler y muchos otros autores, el nacionalsocialismo alemán era un movimiento de centro.
Es por ello que es importante enfocar los escritos que ha hecho Evola sobra las mujeres para que sus ideas sean correctamente entendidas. Ya que estaba en oposición al feminismo, sería fácil para quienes no están en comunión con sus ideas tildarlo de misógino, y anti-mujer.  Cuando explicamos sus puntos de vista y no vemos el contexto podríamos decir que lo es (muchos devotos de Evola son misóginos).

La derecha alternativa está desde una posición moralmente alta para fijar los términos y tonos del discurso en los espacios cívicos para poder dilucidar su posición.

Empecemos entonces por definir el cómo ve Evola a los seres humanos en su composición.

La definición más sencilla de la “mujer absoluta” es el principio femenino, la fuerza femenina del universo. Los hombres y mujeres individuales tienen varían en lo “absolutos” que puedan ser. Sin embargo el principio femenino es usualmente la fuerza subyacente en las mujeres.

En el Kali Yuga (el mundo moderno), estas fuerzas aparecen en formas mucho más degeneradas y no se manifiestan de la forma correcta. De hecho Evola, en “Eros” escribe: “Los casos en los cuales hay un desarrollo sexual completo son rara vez encontrados. Porque casi todos los hombres tienen algún rasgo femenino y casi todas las mujeres tienen algún rasgo masculino…las características que hemos considerado típicas para la psiquis femenina pueden ser encontradas en el hombre tanto como en la mujer, particularmente en las fases regresivas de la civilización”. Sumado a esto, “estas características se manifiestan diferentemente dependiendo de la raza y el tipo de civilización” (op.cit).

Vale destacar que Evola no vio el impacto de las diferencias genéticas entre razas que han sido descritas por el mapeo del genoma humano, y que han buscado ser escondidas por la (((academia))) tildándolas de racistas y misóginas.

Para entender la influencia de la “mujer absoluta” es necesario entender la concepción de los seres humanos como la ve Evola, él sostenía que los seres humanos están compuestos por tres partes

  1. El individuo externo, que es su personalidad y su ego.
  2. El nivel del ser profundo, el sitio del principium individuationis. El verdadero rostro de la persona en contraposición a su ego enmascarado.
  3. El nivel de las fuerzas elementales que “son superiores y previas a la individualidad pero que hacen actuar al individuo en definitiva”. (Eros op.cit).

Es en el tercer nivel, el de las fuerzas elementales donde surge la atracción sexual. Es por ello que aquí se ubican las fuerzas elementales que conforman al hombre absoluto o a la mujer absoluta. Lo cual concuerda con la descripción que Evola hace de algunas mujeres modernas que han podido desarrollar “habilidades masculinas” como la la lógica o la intelectualidad, él dice que las mujeres han hecho esto al “ser puestas en la cúspide de su más profunda naturaleza”. Sin embargo, estas mujeres no han tenido éxito en alterar su naturaleza fundamental, sólo sus personalidades superficiales.

Un punto de partida metafísico para los sexos.

De acuerdo con las doctrinas tradicionalistas, los sexos son fuerzas metafísicas antes de que se manifiesten en el mundo. La mujer y el hombre absolutos existen desde el principio de los tiempos, cuando el Ser Universal se divide en una pareja, lo cual trae como consecuencia el resto de la creación.
En la mayoría de las formas del hinduismo, Shiva, el principio masculino se identifica con el Ser puro. Shakti, el principio femenino se indentifica con el Cambio y la Transformación. De forma similar, Aristóteles asocia el principio masculino con la forma y el femenino con la materia.
De acuerdo con lo que piensa Evola, la forma “es el poder que determina y excita el principio de movimiento, desarrollo y transformación”, mientras que la materia “es la sustancia o poder que, estando vacía de forma en sí misma, puede tomar cualquier forma, lo que en sí mismo no es nada, pero puede ser todo cuando es despertado y fecundado” (Eros). En la tradición Oriental, el Yang es la fuerza masculina, y está vinculado con el cielo, mientras que el Ying, siendo la fuerza femenina se asocia con la tierra (Rebelión contra el mundo moderno). Por lo tanto, forma y materia se combinan para crear el universo. Evola dice que “del coito de Shiva y Shakti emerge el mundo” (Eros).
Esto me contrasta bastante con Oswald Spengler, que pensaba que la transformación es el elemento esencial, en vez de simplemente “ser”.

Si el principio maculino se asocia con verdad, luz, el Sol, la virilidad, la actividad, y la estabilidad. El principio femenino es todo lo contrario. Es engaño, cambio, la luna, la tierra, oscuridad, humedad, pasividad y dependencia del otro.

Y ambas fuerzas se manifiestan en hombres y mujeres. Evola deja claro que el hombre y la mujer absoluta no son sólo aspectos del carácter, los ve como “elementos objetivos que trabajan en individuos casi tan impersonalmente como las propiedad químicas inherentes a una sustancia en particular”. 

Antes y aparte de existir en el cuerpo, el sexo existe en el alma, y hasta cierto punto, en el espíritu mismo. Somos hombres o mujeres hacia adentro antes de serlo externamente. La calidad primordial masculina o femenina penetra y satura la totalidad de nuestro ser visible e invisiblemente, de la misma forma que el color permea un líquido. – Eros

Es por ello que la mujer absoluta no es simplemente un concepto idealizado, una (((construcción social))) de la mujer.  Evola escribe sobre la mujer y la define desde lo divino hasta lo más humano y terrenal. Y no es una concepción humana de algo divino.

Para Evola la mujer absoluta es la vara con la cual se deben medir a todas las mujeres: “Lo único que podemos hacer es fijar la superioridad o inferioridad de una mujer con base a que ella esté más cerca o más lejos del tipo femenino, a la mujer pura y absoluta, lo mismo aplica con el hombre” (Eros). Sumado a esto, la superioridad se define con lo cerca que se está de forma consciente de poder alcanzar ese nivel. “Una mujer que es perfectamente mujer es superior a un hombre que es imperfectamente hombre, de la misma forma que un granjero que le es fiel a su tierra y lleva adelante su trabajo es superior a un Rey que no puede cuidar a sus súbditos”. 

Características femeninas fundamentales

La posibilidad de cambiar:
La característica femenina fundamental es la posibilidad de cambiar. Es por ello que lo femenino se asocia con el agua, un líquido, fluido, todo fluye. Se adapta a la forma en la que se ponga, de la misma forma que Shakti / materia es moldeada por la forma / Shiva. Evola escribe que “la mujer refleja la feminidad cósmica de acuerdo a su aspecto material recibiendo una forma que es externa a ella y que ella no produce desde adentro”. En términos (((Jungianos))), esta es la descripción del animus de la mujer, que no se crea por si mismo sino que es una recolección subconsciente de los pensamientos de los hombres.

La posibilidad de cambiar está en relación con la tendencia de la mujer de vivir para alguien más aparte de si misma debido a la fluidez y capacidad de cambiar de su naturaleza. Para Evola, esto quiere decir seguir el camino de maternidad o ser una amante, atarse a una fuerza viril para poder obtener trascendencia. En contraste “la mujer moderna queriendo estar ella misma por su cuenta se ha destruido a si misma” (Rebelión contra el mundo moderno). 

Cuando la mujer cree que ella es meramente personalidad, la mujer pierde su aspecto trascendente.

Así como la mujer se asocia al agua, el hombre se asocia al fuego. En el mundo moderno muchas mujeres parecieran no poder cambiar, pero para Evola, esa es la forma más exterior de su ser: “Una posible rigidez puede seguir la recepción de las ideas debido precisamente a la forma pasiva en la cual la mujer las ha adoptado, que pueden surgir bajo el velo del conformismo y del conservadurismo. De esta manera, podemos explicar el contraste inherente al hecho de que la naturaleza femenina es cambiable, aunque las mujeres principalmente muestren tendencias sociológicamente conservadoras y muestren desagrado por las nuevas.  Esto puede vincularse a su papel en la mitología como figuras femeninas de un tipo Deméter o qutónico que guardan y vengan las costumbres y la ley -la ley de la sangre y de la tierra, pero no la ley uránica.”

Es por ello que la mujer moderna soltera e independiente cuando se le presenta un hombre casado que quiere tenerla de amante de forma exclusiva se emociona, le molesta el machismo, le molesta el “no le hagas a otro lo que no te gusta que te hagan a ti” y luego le rechaza, le tiene temor a ser condenada al ostracismo por sus pares, y dentro de ella está el “obvio” deseo de querer ser poseída por ese hombre casado. O la mujer moderna que tiene una pareja estable y una amiga y descubre que su pareja y su amiga se gustan y entra en conflicto consigo misma y su entorno.
Es la mujer moderna que usa a otros hombres débiles para conseguir lo que quiere.
Es la mujer moderna que no sabe lo que quiere.  Hay muchas mujeres que siendo formadas como católicas son agnósticas, o ateas, pero retienen para si un corpus de valores, creencias y actitudes propios de la doctrina del Libro.

Hay muchos ejemplos pero la posibilidad de cambiar en la mujer es constante, explica la noción de que las mujeres son más crueles y a la vez más compasivas que los hombres. Como la mujer se vincula a lo terrenal, ella es capaz de expresar la dualidad de la ternura de la madre y la crueldad inclemente de la naturaleza. El mejor ejemplo es Artemisa, la diosa griega que es protectora de los animales salvajes siendo cazadora.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Artemisa, Sala de la Cariátide, Museo de Louvre, París

Una mujer puede que no cambie con respecto a sus creencias sobre la sociedad, etiqueta, moralidad, pero le faltará apego a una verdad trascendente. Muchas de las ideas de las mujeres con relación a verdades sociales como la virtud y el honor no son “ética sino hábito”.- Julius Evola

La falta del alma en la mujer: 
Este quizá sea la característica femenina que genera más controversia en la definición de la mujer absoluta de Evola, el toma la idea de Weininger, es una concepción común a lo largo la historia el pensar que la mujer carece de alma, o de ser. Weininger dice que la mujer no tiene ego, en referencia al ego de Kant, el cual Evola describe como “uno que está por encima de los mundo de los fenómenos”. (en términos metafísicos, uno diría que está “por encima de toda la manifestación”, como el atman hindú).
En la escuela hindú del pensamiento, el atman (ser superior) es idéntico con el Brahman, el alma infinita del universo. Ya que la existencia manifiesta no podría ser posible sin el atman, esta descripción de la mujer, como careciendo de un ego trascendental no debería interpretarse como una incapacidad femenina de que puedan desarrollar y solidificar este aspecto, aunque puede que estén en desventaja con respecto a sus contrapartes masculinas. A su vez en el Kali Yuga (mundo moderno), todas las personas están alejadas y removidas de lo divino, asi que los hombres y mujeres modernos viven en las mismas posiciones con respecto al desarrollo de su ser.

Evola expande la idea al decir que si el alma involucra a la psiquis, o al principio de la vida, entonces debería significar de hecho que la mujer no sólo tiene alma sino que es un “alma” eminentemente, mientras que el hombre no es un alma sino un “espíritu”.

Creemos que la mujer es parte de la “naturaleza”, (en el sentido metafísico, es una manifestación del mismo principio que la naturaleza) y que ella es la reafirmación de ésta, mientras que el hombre por virtud de nacimiento en la forma humana masculina va tendencialmente más allá de la naturaleza – Julius Evola.

Engaño y conexión con la verdad.

Otro atributo de la mujer absoluta es el engaño. Para Evola, mentir es esencial para la mujer, es una característica esencial del sexo femenino. Tanto para Evola como para Weininger esto se debe a que las mujeres no tienen alma. La mayoría de las mujeres y los hombres modernos no están acoplados a una verdad trascendente, y por ello no tienen nada contra que mentir- La verdad sólo existe cuando tiene sustancia y valores:

Que desconcertante es para una mujer ser hallada mintiendo. Su respuesta es increíble. Cuando se le pregunta por que miente, no está en capacidad de entender la pregunta, luce asombrada, estalla en llantos o busca pacificar a su interlocutor con una sonrisa. No puede entender el aspecto ético y trascendente de mentir o del hecho de que una mentira representa un daño al ser … La pura y simple verdad es que la mujer es proclive a mentir y disfrazar su verdadero ser cuando no tiene necesidad de hacerlo. Esto no es una habilidad social adquirida por medio de la lucha por sobrevivir, sino algo atado a su más profunda y genuina naturaleza.

Esta calidad del engaño, mientras que surge de lo fundamental de la mujer, no implica que deba ser aceptado como una característica propia de todas las mujeres. Ya que al igual que los hombres, la meta definitiva de la existencia de una mujer es conectarse y vivir por y para lo trascendental, lo cual requiere una fijación que no acepta engaño en su práctica.

La intuición femenina:

Si la mujer carece de alma, entonces también carece de memoria, lógica y ética. Para explicarlo Evola distingue dos tipos de lógica: la de todos los días, que las mujeres pueden usar de manera exitosa, y la lógica como un amor de pura verdad y coherencia interior. Esta distinción puede ser vista cuando las mujeres modernas usan argumentos lógicos como un medio para justificar sus fines personales: Cosas tipo: “Ya lo besé, ya me sacó a comer y pasear, ya me manoseó y yo lo manoseé, me lo quiero follar pero está casado y pensando en frío, mejor no lo hago”.
Frente a este tipo de cosas Evola escribe que:

La mujer, hasta donde es mujer, nunca sabrá de ética en el sentido categórico de la ley interior pura, separado de toda conexión empírica, eudemonista, sensible, sentimental y personal. Nada en la mujer puede tener un carácter ético que pueda ser separado de instinto, sentimiento, sexualidad, de “vida”; no puede tener relación con el puro “ser”.

La principal herramienta cognitiva de la mujer no es la lógica sino la intuición y la sensibilidad.

Con respecto a la memoria, Evola dice que hay dos tipos de recuerdos o memorias, hay uno que es más común en las mujeres: la memoria atada al subconciente, la cual puede recordar sueños, tener premoniciones, y recordar experiencias olvidadas de forma impulsiva y desesperada. El segundo tipo de memoria, del cual carecen las mujeres debido a su naturaleza fluida es “determinado, organizado y dominado por el intelecto”.
Con esto Evola no quiere decir que las mujeres no son capaces de tener ética ni de poder recordar, ni de poder pensar, el arquetipo de mujer absoluta de Evola es el contrario de lo que sería una Güircha venezolana. De nuevo, hay hombres que no tienen memoria, ni son capaces de poder ser éticos en sus procederes. La naturaleza distribuye características femeninas y masculinas a la humanidad por igual aunque en diversa magnitud.

El principio femenino como uno poderoso, activo y soberano

Generalmente el principio femenino se describe como uno pasivo y el masculino como uno activo. Según Evola, esto sólo es cierto en el plano más exterior. “En el plano más sutil, se invierten los roles, es la mujer quien es activa y el hombre pasivo. Algo así como “activamente pasivo” y “pasivamente activo”.” (Eros).

En Rebelión contra el mundo moderno Evola escribió sobre esto: “En términos hindúes, el espíritu impasible (purusa) es masculino, mientras que la matriz activa de toda forma condicionada es femenina (prakriti)”
Es por ello que usamos la concepción de un niño como ejemplo: Mientras el hombre da su semilla, la mujer es quien activamente lo crea y le da vida, y pare a la criatura.

cibeles-madrid--644x362

La mitología apoya y fundamenta mucho el aspecto soberano de la mujer y lo regia que esta puede ser. Cibeles es la diosa terrenal que tiene una carroza halada por dos tigres domados. Durga reposa sentada sobre un león con las riendas en sus manos.

El hombre sabe y conoce sobre la calidad soberana de la mujer, “que se debe con frecuencia a una sobre-compensación neurótica por el complejo de inferioridad de los hombres, por eso el hombre  ostenta ante la mujer una virilidad ostentosa, la indiferencia, o incluso la brutalidad y el desdén. Pero esto le asegura la ventaja, por el contrario. El hecho de que la mujer a menudo se convierta en una víctima en un nivel externo, material, sentimental o social, dando lugar a su “temor de amar” instintivo, no altera la estructura fundamental de la situación”-

Asociación con lo demoníaco/vampiresco y la aspiración.

Una calidad “negativa” de la mujer absoluta es su aspiración, en el sentido de que las mujeres buscan, al igual que los demonios, succionar la fuerza vital de a quienes se adhieren. En niveles de lo profano, en sus formas más degeneradas, esta podría ser la mujer que constantemente exige más de su marido y otros -pasar más tiempo juntos, tener un mejor coche, una casa más grande, tener más atención-. Ya que ella no tiene alma (como se explicó anteriormente), ella debe llenar ese vacío interno al succionar la fuerza vital de otros en formas materiales, monetarias, emocional.
Por algo Zapato 3 tiene esa canción:

Siempre esta deseando más, siempre esta exigiendo más,
chupándome la sangre está y no la puedo controlar

porque es un vampiro
que me quita el poder
es un vampiro
vestido de mujer
es un vampiro
ella me da que hacer
es un vampiro
pero es toda una mujer

En un nivel metafísico, esta cualidad meramente se refiere a la mujer divina, Shakti, que hala a Shiva al mundo de la manifestación. Por ello, eso no es ni bueno ni malo, excepto para los Gnósticos u otras (((sectas))) que creen que el mundo creado es maléfico.
La mujer estáa orientado a mantener ese orden con el gnosticismo, en una dualidad tras bastidores, en un mundo de naturaleza opuesto a aquel del espíritu. Este elemento demoníaco se expresa en la vida real cuando las mujeres atraen a los hombres al reino de la tierra, la naturaleza y los hijos. Se expresa en el sexo, cuando el semen de un hombre termina en una “cavidad”, que culmina creando a un niño atado a la naturaleza.

Aunque la mujer sea la que de la vida, ella puede cerrar el acceso a aquello que está más allá de ésta. – Julius Evola.

En algunas corrientes filosóficas orientales, el semen del hombre se considera una forma de virilidad espiritual, por ello se forman sectas que enseñan a los hombres a retener esta fuerza para lograr su liberación en vez de desperdiciarla con eyaculaciones incesantes.

El aspecto positivo de la aspiración y lo demoníaco/vampiresco es la capacidad de la mujer de superarlo. Las mujeres son metafísicamente fluidas, si siguen el camino de la madre o la de la amante pueden cercenar aspiraciones y convertirse en vampiresas.
La mujer que tome el camino de madre o de amante lo hará a manera de auto-sacrificio y no de auto-glorificación. Al no estar drenando a otros, pero aprendiendo a tener una fuerza vital dentro de si misma por medio de la renuncia a sus deseos. Renunciando al control del ego/personalidad en vez de ser devota a toros, la mujer se puede anclar a lo trascendental.

Como las cualidades de la mujer absoluta, aquella de la aspiración puede ser encontrada en el hombre, especialmente en el Kali Yuga (mundo moderno).

Conclusiones: El valor de la mujer absoluta en el mundo moderno.

En la época dorada, nos podríamos imaginar que los elementos metafísicos comprendidos en una persona pueden ser manifestados de forma correcta. En esos tiempos, las clases más altas dieron vida a los pueblos más altos; la raza era un indicador de corresponder a una calidad interna; la belleza exterior atestiguaba belleza interior, y el género físico se alineaba con las calidades de la mujer o el hombre absoluto.

Pero en el Kali Yuga (mundo moderno) hay parias en las clases más altas, hombres actúan como mujeres, y mujeres blancas que no personifican ninguna de las virtudes atribuibles a su raza.

Muchos hombres no poseen de forma innata una semilla viril, de la misma forma que las mujeres modernas no necesariamente expresan el principio absoluto femenino.
Cuando se lea la obra de Evola, no se debe interpretar de forma equivocada lo que el dice sobre hombres y mujeres absolutos en correspondencia a los hombres y las mujeres de hoy.

Los hombres y mujeres de la modernidad están casi completamente removidos de los aspectos más profundos con respecto a ellos mismos, y funcionan sólo como personalidades. Por ello, el sexo o casta de una persona tiene poca importancia al determinar vocaciones o relaciones sociales.

¿Que relevancia tienen las descripciones del hombre y la mujer absoluta de Evola en el mundo mejor?

Por una parte, sirven de contra-argumentación contra la mentira creada por los centros de estudios de la mujer en las (((academias))) por otra parte la respuesta la hallamos en la ira existencial que ha definido el siglo XX y principios del XXI.
Martin Heidegger escribió sobre vidas poco auténticas, Jean Paul Sartre escribió sobre la mala fe. Y mucha gente hoy día aun se conforman con ser puestos en pequeñas casillas de tests de personalidades y viven acorde a lo que les encasillaron.
Carecen por completo del espíritu y fuerza vital de romper unos cánones y grilletes de esclavitud mental, no desean hacer conexiones con lo divino y ni siquiera se esmeran en buscarlas.

En un mundo donde se han perdido los valores y la conexión con la Tradición, descubrir estos principios de nuestros valores más íntimos se hace cada vez más importante.

Cuando examinamos la obra de Julius Evola y otros tradicionalistas, podemos encontrar mucho dentro de nosotros mismos, la verdadera relación entre los sexos, una conexión con lo trascendental y aprender a pararnos firmes en un mundo en ruinas.

“Sumisión” de Michel Houellebecq

ISISsoldiers

Yihadistas desfilan por una calle iraquí, pronto por París… París se quema, se quema París.

Hoy escribo sobre Sumisión, un libro de Michel Houellebecq que esperé dos largos años para leer en la vísperas de las elecciones francesas que lamentablemente perdió Marine Le Pen-
El autor de Sumisión quizá sea recordado como el Rousseau de la próxima y final revolución Francesa.

Sumisión es un libro del escritor francés Michel Houellebecq, conocido por sus poemas y libros cargados de escenas sórdidas de sexo y libertinaje.

Fue publicada el siete de enero de 2015, el mismo día que unos musulmanes franceses les dio por entrar a las oficinas del semanario satírico de centro-izquierda Charlie Hebdo para matar a unos caricaturistas.
Quise leerme el libro en francés pero decidí esperar hasta la víspera de las elecciones francesas para saborear y sentirme un poco más a gusto con su lectura.
La obra es una sátira política, se lee bastante fácil, puedes reír leyéndolo toda vez que puedes apreciar el asunto metapolítico bastante profundo que Houellebecq trata de advertir a la civilización occidental.

Houellebecq es un tipo de derechas, aunque no le guste reconocerlo

El autor ha sido un crítico muy duro de lo que es el libertinaje que ha semi destruido a la civilizacón occidental con su hipocresía y formas (((políticamente correctas))).  En Sumisión, Houllebecq nos revela que es un ávido de la literatura de derechas ya que toca temas como demografía, religión, política, tradicionalismo, sexualidad, diferencias biológicas, nacionalismo europeo, identificación, y críticas al Islam.
Houellebecq no es un nacionalista blanco, es un cronista implacable del declive del hombre europeo hacia la democracia liberal. Y lo retrata en este libro.
Sumisión

Sumisión es una traducción de Islam. Cuenta la historia de cómo los musulmanes toman el poder en Francia en el año 2022.
El Frente Nacional y un ficcional Partido de la Hermandad Musulmana llegan a la última instancia de una elección nacional francesa.
El día de la elección, no se sabe quien ganará.
Urnas son robadas, invalidando las elecciones, por lo que se deciden repetir los comicios y  se planifica una nueva ronda de votación, pero mientras tanto, los partidos conservadores y socialistas se unen a los muslumanes en un “Frente Republicano” para mantener a Marine Le Pen fuera del poder.
Una vez instalados, la Hermandad Musulmana instituye políticas de gran amplitud en lo que concierne a la economía, la educación y la política internacional, reformas designadas a transformar la hegemonía musulmana en algo permanente.
Bélgica es el próximo en caer, pero toda Europa está condenada debido a la integración política y económica del mundo islámico en la Unión Europea.

Esta novela tiene que ver menos con el Islam que con la debilidad de la Francia moderna y por extensión, Occidente.

Este libro ha sido un best-seller y debidamente, tiene un target bastante peculiar: Activistas de la derecha nacionalista y pese a que es corto tiene mensajes muy profundos. La política no es abrumadora en la novela, más bien da un contexto para entender el desarrollo de los personajes, partes de la novela son escritas en primera persona y aun cuando no sabemos si es Houellebecq quien habla o es alguien más podemos ver que hay un ideal político dentro del libro, es el tipo de literatura que inspira a agarrar otros textos y nutrirte en temas tan amplios como diversos y de compleja estructura.

¿Que lecciones me dejó este libro?

El fin de la democracia
Esta es una moraleja política. La izquierda y la centroderecha están comprometidas en destruir a Francia como un reflejo de Occidente y disolverla en el ácido corrosivo del multiculturalismo para de ello obtener una humanidad afín a la globalización. Igual que pasó en las elecciones francesas de la semana pasada, los políticos de Sumisión odian más al Frente Nacional, a Marine Le Pen, y a lo que ellos representan como nación más de lo que ellos se aman a ellos mismos y a sus valores, creencias, aptitudes y actitudes. Por lo tanto, a razón de odio suicida y fratricida, ellos estarían dispuestos a poner a Francia en las garras de los bárbaros del Islam.
La izquierda y la centroderecha francesas en los ojos de Houellebecq no reaccionan ante las ganas de los musulmanes de imponer sus leyes y costumbres. Para el autor de Sumisión, la izquierda no sería capaz de protestar y oponerse al programa musulmán porque el islam es “otro”, que es sagrado, no blanco, no europeo. Y la centroderecha sería incapaz de protestar porque son burgueses acobardados que sólo siguen los liderazgos de la izquierda. Y ambos, tanto izquierda como centroderecha le tienen un pánico a la violencia islámica.
Que una nueva élite llegue al poder implica la aplicación de una agenda radicalmente revolucionaria,  el islam busca el cambio irreversible, y en el libro, en vez de hacerlo cortando cabezas, lo hacen esperando y haciendo uso de la pasividad y apaciguamiento propio del europeo políticamente correcto.

El regreso a la tradición

La toma del poder por parte de los musulmanes no fue producto de una revolución de sangre, espadas y pólvora, sino que vino en la forma de elecciones libres, justas y democráticas. El islam llega al poder gracias a la pura apatía del hombre occidental postmoderno, irresponsable y nihilista. Una vez consagrados en el poder, el nuevo régimen lentamente comienza llevar adelante reformas en las estructuras del estado.
En esa nueva sociedad, incluso cuando  las formas de elección sean mantenidas, la Hermandad Musulmana nunca permitiría ser destituida del poder mediante los votos.
Específicamente, ¿cómo podría la Hermandad Musulmana neutralizar a sus más comprometidos enemigos de la extrema derecha, los tradicionalistas católicos, los identitarios, y el Frente Nacional?
De forma simple: al instituir las reformas que ellos siempre quisieron.
Los musulmanes en este libro no se apresuraron en imponer la Sharia. Se dieron cuenta que los franceses no pelean por su nación y su libertad, pero si les quitas sus embutidos, cigarrillos y alcohol se levantarán en armas. Por lo que los musulmanes prefirieron apostar al desgaste de una nación con una baja tasa reproductiva, el futuro le pertenece a la población que tiene más hijos y pasa sus valores a ellos.
Por eso la Hermandad Musulmana decidió hacer reformas al sistema educativo, un bastión de la izquierda por excelencia: Los musulmanes pueden recibir una educación islámica completa. La co-educación es abolida. Las profesoras son jubiladas forzosamente con pensiones completas vitalicias financiadas por el dinero de las petromonarquías del Medio Oriente. Se favorece la formación de artesanos. Se instituyó la educación obligatoria hasta los doce años de edad y la educación universitaria se privatiza por completo. Las universidades públicas se convierten en madrassas gigantescas y las facultades que no se adaptan a la costumbre musulmana y en las que hay sólo mujeres se eliminan.
En el ambiente social se retorna al Patriarcado ya que las mujeres no están en las academias ni en las escuelas. Las mujeres comienzan a irse a casa, ya que se ven estimuladas a elegir a la familia por encima de la carrera. Comienza a difundirse el pudor sexual y las damas cambian su vestir y lo hacen modestamente, y esto pone freno a la cultura pop hipersexualizada de occidente: Las güirchas desaparecen.
Sobre esto me llamó la atención un pasaje que reproduzco en su entereza:

“Vestidas de día con impenetrables burkas negros, las ricas saudíes se transformaban de noche en aves del paraíso, se emperifollaban con corpiños, sujetadores calados y tangas engalanados con puntillas multicolores y pedrería; exactamente a la inversa que las occidentales, elegantes y sensuales durante el día porque estaba en juego sus estatus social y que se marchitaban en la noche al volver a sus casas, abdicando agotadas se cualquier perspectiva de seducción, vistiéndose con ropa informal y holgada”

La familia retoma su rol central en la economía como la ubicación exacta de de la transmisión de valores intergeneracionales y las ideas de G.K. Chesterton y Hillaire Belloc, el distributismo como modelo de propiedad y sociedad se divulgan en el país.
La economía comienza a pujar, el desempleo cae porque las mujeres no están trabajando y el crimen también cae ya que los musulmanes sienten que Francia es ahora su patria y no necesitan destruirla más.

Eugenesia

La novela hace varias referencias interesantes a favor de las políticas de eugenesia. El protagonista nos explica:

Las pocas clases particulares que di con la esperanza de mejorar mi nivel de vida me convencieron enseguida de que en la mayoría de las ocasiones la transmisión del saber es imposible, la diversidad de las inteligencias es extrema y que nada puede suprimir ni siquiera atenuar esa desigualdad fundamental.

Luego se toca el efecto de positivo de la poligamia, que lleva a la auto-realización de la humanidad:

En el caso de los mamíferos, y teniendo en cuenta el tiempo de gestación de las hembras comparado con la capacidad de reproducción casi ilimitada de los machos, la presión selectiva se ejercía principalmente sobre los machos. La desigualdad entre machos -si a unos se les concedía el goce de varias hembras, otros forzosamente se verían privados de ello- no debía verse como un efecto perverso de la poligamia sino como pura y llanamente su objetivo real. Así se cumplía el destino de la especie.

Las notas de eugenesia en esta obra de Houellebecq se hacen presentes en la forma en la cual el autor, se fija atentamente al demográfico, lo cual me lleva a otra cosa que aprendí leyendo esta novela:

Entrega psicológica.

El personaje principal de Sumisión es François, un tipo de 44 años que vive en París, que da clases de literatura francesas del siglo XIX, que redactó una brillante tesis doctoral sobre Joris-Karl Huysmans. Y cumple todos los postulados por los cuales occidente no tiene hombres fuertes:
Es hijo único de padres divorciados de la generación baby-boomer que se odian, es un tipo emocionalmente paralizado que nunca se ha casado, y que en vez de conseguirse a una buena mujer, tiene relaciones pasajeras con estudiantes jóvenes de la facultad en la que trabaja. Las mujeres en esta novela son narradas como personajes que siempre son las que rompen la relación con François para demostrar su fortaleza.
La vida intelectual del profesor François es tan vacía como su vida personal y realmente es un tipo aburrido. Siendo francés y profesor de literatura francesa, sabe muy poco sobre Francia y su cultura, carente de toda identidad nacional prefiere la gastronomía árabe e hindú en vez de la exquisita cuisine française. Vive en el barrio chino parisino, y pese a que tiene todo para ser un francés orgulloso de si mismo y su identidad, envidia a la identidad tribal de una de sus novias, Myriam, una judía con la que ha tenido romances intermitentes que decide emigrar a Israel porque en Francia ahora gobiernan los moros.
Y lo expresa de esta manera tan poética:

No hay un Israel para mi – François

Si no hay un Israel para François, ¿(((quiénes))) hicieron eso posible?

Naturalmente la terrible auto-absorción de François va acompañada de pasividad política.
Él apenas toma noción de la política hasta que su país es arrancado de sus manos, y luego él no hace absolutamente por recuperarlo.
Cuando él escucha la posibilidad de una guerra civil, se pregunta si el conflicto puede ser pospuesto hasta después de su muerte, es un hombre que no está dispuesto a morir en sus ideales.
Después de la toma islámica, François es forzado a retirase con pensión completa. Pero él es lentamente tambaleado por Robert Rediger, un belga convertido al islam que queda a cargo del sistema educativo. Primero, por instigación de Rediger, François es invitado a editar una edición de Huysmans para la prestigiosa editorial francesa Pléiade. Luego Rediger lo invita a una fiesta, en la que Rediger invita a François a su casa para conversar, François asiste y es allí dónde Rediger le revela que está reclutando académicos distinguidos del viejo sistema para la nueva Universidad Islámica de Paris-Sorbonne.

Todo lo que François necesita hacer es convertirse al islam, cosa que hace.

¿Por qué François se convierte al islam en lugar de al catolicismo?
Una razón es que el cristianismo es una religión femenina que inspira el desprecio, y el islam es una religión masculina que inspira admiración.
Pero la principal razón fueron los incentivos monetarios, sexuales y de estatus.
El cristianismo le ofreció engañarse a sí mismo con falsas apariencias y auto-negación.
El islam le ofreció auto-afirmación y avance material: Trabajo en una universitad con un gran salario, una casa en la parte famosa de París con todos los lujes, y por sobre todas las cosas, una cura para su frustración sexual y soledad. Rediger le ofreció a François cosas que los hombres queremos envueltas con un sistema político llamado Islam.
Rediger le ofrece tres esposas, para empezar: jóvenes, bellas, guapas y en edad de casarse, sumisas y musulmanas para compartir su cama y tener sus hijos.

¿Por qué Houellebecq centra su narrativa en un profesor universitario?
Porque esta novela es un experimento del pensamiento.
La academia es la fortaleza de la (((izquierda))), la cual es la fuerza metapolítica más poderosa de nuestra sociedad, y si el islam puede romper su resistencia, puede romper todo lo demás.
Houellebecq se da cuenta que los hombres académicos son llorones, tontos, y sexualmente frustradas: üntermenschen.
El hombre beta oprimido por mujeres fuertes tanto en su vida profesional como personal.
Houellebecq piensa que los franceses recibirían a un régimen que fuerza la modestia en la ropa y en la publicidad, para así no estar constantemente atormentados con pensamientos sexuales; un régimen que restaure el dominio masculino en el lugar de trabajo y en la cama; un régimen que suprime el feminismo y que promueve la sumisión femenina. Estar casado con cuatro mujeres occidentales modernas suena como el infierno en la tierra, pero el islam hace que la poligamia sea bastante funcional.
Houellebecq apoya el hecho de que las religiones fundamentalistas apelan a los hombres beta como formas de controlar a las mujeres.

“Dios quiere que me hagas un sándwich, querida”

No es por medio de las religiones del abrahámicas que los hombres ejercemos autoridad y poder sobre las mujeres, es por medio de apelar a nuestros instintos básicos y evolutivos y hacerle entender a nuestras contrapartes femeninas que cada quien tiene un rol tradicional y natural en la sociedad. Lo que es considerado machismo hoy en día fue durante siglos la forma más tradicional de proteger la especie.

La poligamia, por supuesto, no es la forma de perpetuar la especie. Nos hace a los hombres muy alfa, pero sus efectos disgénicos son evidentes si se piensa a largo plazo.

¡Los derechistas a tomar nota!

El feminismo es la mayor fuente de miseria para el hombre, la mujer, y especialmente los niños hoy en día.
El Nacionalismo está plenamente a favor de la restauración de la integridad biológica de nuestra raza.
Eso quiere decir que no es sólo crear espacios aptos para vivir que sean homogéneamente raciales (lebensraum, anybody?), sino que se desarrollen dichos espacios con capacidades de reproducción y crianza de los nuestros, sino también la restauración de los roles tradicionales (y biológicos) de los sexos: el hombre como protector y proveedor, la mujer como madre y como persona que apoya a otros.

Si podemos prometer la restauración de familias homogéneas, amorosas y estables, comunidades altamente confiables, podemos drenar los pantanos en los cuales los izquierdistas se reproducen (los barrios que tanto aman los izquierdistas del Centro Gumilla y el Grupo La Colina).
Después de todo, ¿Cuántos izquierdistas conoces que se encuentran solos, disfuncionales, y socialmente alienados como producto de familias y comunidades rotas? (Es con ustedes, beatas colineras)

Debemos tener cuidado con los Tradicionalistas

El personaje más interesante de “Sumisión” es Robert Rediger, quien es designado  Ministro de Educación y luego de Relaciones Exteriores del régimen nuevo.
Esto me coincide mucho con el cambio de nombre que le da Macron a este ministerio en la vida real, que pone los intereses de (((Europa))) por encima del de los franceses.

Rediger es un maestro de la persuasión que sabe que los académicos sufren por sobre todas las cosas de frustración sexual y vanidad.
(¿Cuán aburrida será la vida sexual de los profesores del Grupo La Colina y el Centro Gumilla en Venezuela?)
Rediger un maestro de la apologética religiosa, queriendo decir que es un mentiroso excesivamente astuto. Él afirma que el Corán es un gran poema en alabanza a la creación, cuando se encuentra cerca al reggaetón tanto en poesía como en arquitectura. Él afirma que la poligamia es eugénica, lo cual sería verdad si los musulmanes no se casaran con negras y sus primos directos.

Rediger es un hombre grande y masculino, lo que es inusual en un académico.
Pero esto no es sorpresa cuando aprendemos su historia en el arco narrativo que Houellebecq nos cuenta:
-De joven en Bélgica, Rediger era un ardiente nacionalista de derecha. Pero nunca se consideró a si mismo racista o fascista.  Esto proveee cierta inclinación y sesgo psicológico para su eventual conversión al Islam. Rediger simplemente es retratado en su juventud como un genérico reaccionario anti-modernista que escribió una disertación sobre Nietzsche y René Guénon, los pensadores anti-modernistas con premisas radicalmente incompatibles.
Esto, sin embargo, no le impide a Rediger de cambiar de una perspectiva a otra cuando le mejor le conviene . Nietzsche destruyó el cristianismo, y Guénon le ofreció una entrada al islam, una religión que ve más compatible con sus impulsos vitalistas y masculinos (sus ganas de follar).

Las lecciones aquí son obvias: si la integridad racial no es lo supremo, entonces el Tradicionalismo es un vector de la islamización.
Desmitificar el Tradicionalismo es algo que Houellebecq hace muy solapadamente si se ve desde una lupa metapolítica.
La tesis Tradicionalista de la unidad trascendental de las religiones es herética de acuerdo a la fe Abrahámica, el judaísmo, el cristianismo y el islam, las cuales rechazan a todas las otras religiones como falsas. Segundo, los Tradicionalistas están muy al tanto de este problema. Así su afirmación de que las religiones Abrahámicas son compatibles con el Tradicionalismo es meramente un intento de engañar a sus adherentes en tolerar un paganismo esotérico.

Ni existe Alá, ni Muhammad es su profeta.

Por lo tanto, cualquier poder que el islam posea está fundado en la naturaleza. Si hay una lección fundamental en Sumisión, es que si nuestra civilización cae por fuera de la armonía con la naturaleza y deja de pasar sus genes y valores, será remplazado por una civilización – sin importar lo primitiva – que sea capaz de hacerlo. Y el hombre occidental desaparecerá en una marea de negros del desierto con alta capacidad de reproducción y salvajes por naturaleza.

La izquierda y la centro derecha son deferentes con el islam porque son decadentes y desvitalizados. Su sentido es mayor vitalidad, incluyendo su potencial para la violencia. Esta gente quiere ser dominada, porque ningún tirano es peor que el destino del individuo atomizado flotando en el vacío liberal de la modernidad consumista.

La democracia liberal y el capitalismo provee cada necesidad humana, excepto creer, pertenecer y obedecer. Si nuestra raza es salvada, entonces los Nacionalistas necesitan superar e incluso de forma más formidablemente vital –e intimidante- la fuerza del islam, la santería y el comunismo. Claramente tenemos mucho trabajo que hacer.

 

¿Qué queremos los hombres de las mujeres?

Hoy en Uniendo Puntos respondo una gran pregunta.

 

El hombre es protector, proveedor, guerrero, esposo y amante.

Deseamos recompensas emocionales, amistad, juegos, sexo, afecto, que nos cuiden, que formen un hogar, que nos den de comer, que nos provean con familia (una tribu propia), seguridad a largo plazo.

Los hombres acumulamos mucho más daño a lo largo de nuestra vida.

A nosotros no nos importa otra cosa sino el sexo hasta el momento en el que nos casamos, y después de eso nos importan muchas otras cosas más.
Las mujeres pueden llevar listas de miles de cosas en el pasado cercano y el presente.
Los hombres no funcionamos de esa manera. Nosotros los hombres llevamos una lista de seguimiento de ciertas cosas y con cierta distancia y a futuro. Esta es la diferencia entre hombres y mujeres.

Los hombres nos especializamos y las mujeres generalizan.
Nosotros pensamos a manera de gaveta en un gavetero.
Una gaveta abierta a la vez.
Las mujeres son capaces de pensar virtualmente en forma de interrupciones incontrolables.

La mujer considera al cuidado emocional del hombre como una especie de “trabajo” o “costo” pero un hombre ve todo lo que hace distinto a vivir con algunos hombres en una cueva, a irse de cacería, y jugar con herramientas para obtener afecto, cuidado, sexo y el estatus social que otros hombres exigen de él a cambio de depositar en él su confianza.

Los hombres están al tanto que la vasta mayoría de ellos son desechables desde el punto de vista evolutivo, caso contrario ocurre con las mujeres.
Estamos al tanto de que si conducimos experimentos que vayan en contra de la realidad, las mujeres nos seleccionan para afecto del tipo sexual.

La reproducción depende de nuestro éxito como individuos de una manada. Los hombres estamos al tanto de nuestras oportunidades reales – y que la mayoría de nosotros no somos tan buenos. Estamos al tanto de que el costo de la especialización significa que los hombres varían mucho más en habilidad y capacidad de ser deseados que las mujeres.
Eso significa que muchos de nosotros debemos arriesgarnos de forma extraordinaria  y acumular daño celular para obtener acceso a cualquier mujer, para podernos reproducir y para que nos cuiden.

La testosterona que nos hace diferentes mata a todos los hombres eventualmente. Es un veneno mágico. Un intercambio faustino con el diablo. Nosotros maduramos más lentamente, llegamos a nuestro pico después, acumulamos más daño y morimos más pronto. Nosotros estamos al tanto de esto. Por esta razón buscamos cuidarnos mucho después de cumplir cuarenta años.

Por estas razones los hombres buscan producir un orden meritocrático más diverso con tantas oportunidades para demostrar éxito al escalar la cúspide de la dominación jerárquica lo más posible.
Esta es la razón por al cual la diversidad incrementa las tasas de crimen, de violencia y de tensiones políticas: los grupos son demostrablemente mejores y peores al escalar las cúspides de la dominación jerárquica en el mundo moderno. Mientras tengamos mayor riqueza, nos es más difícil ganar suficiente para mantener a una mujer y a sus hijos a cambio de sexo y afecto.

Los hombres queremos que las mujeres nos expliquen el mundo de las emociones a nosotros. Que nos expliquen las preocupaciones de otros a nosotros. Que nos den ideas de dónde y a dónde no aplicar nuestros distintos tipos de “fuerza”.

Buscamos reconocimiento de que nuestra necesidad sexual es física, en la misma magnitud y escala de la necesidad femenina de tener seguridad.

Buscamos que entiendan que estar “recordándonos las cosas” es fastidiarnos, y que fastidiarnos ha evolucionado de forma tal que las mujeres pueden entrenar a los niños. Cada vez que le recuerdas a un hombre algo, es el equivalente de decirle a una mujer “que está muy gorda para usar ese vestido”. Esto siempre es así.
Los hombres sufrimos los insultos más fácilmente que las mujeres. Pero los insultos siguen siendo insultos y siguen siendo igual de destructivos todo el tiempo.
A los hombres no se les entrena “recordándoles las cosas”.
A los hombre se les entrena con recompensas.

No es que no nos importe, no es que no podamos ver las cosas de la misma manera que las mujeres. De la misma forma que las mujeres (aunque no les guste reconocerlo o admitirlo) son ciegas a lo que nosotros vemos: A la política como un sustituto de violencia con otros hombres, para que nuestros genes puedan sobrevivir en el futuro en mejores condiciones que las del presente.

Mujeres: pensad en todas las cosas pequeñas que puedes hacer para hacer que tu hombre sea exitoso. Los hombres somos como los perros que traerán una pelota que les tires hasta que nos caigamos muertos. Pero al igual que los lobos, respondemos violentamente a órdenes o a la culpa.

Los hombres no somos sustitutos ni reemplazos de las mejores amigas de las mujeres, no ayudamos a crear nidos, no somos hijas de mayor edad, ni somos madres ni hermanas. Los hombres somos hombres. Los hombres competimos con otros hombres para obtener el estatus necesario para hacernos atractivos a otras mujeres, que nos cuidan a cambio de proveerles y trabajo.

Los hombres queremos que las mujeres limiten severamente sus urgencias de crear un nido a aquellas cosas que sean productivas y no que consuman recursos.
El consumismo femenino es una forma distinta de alcoholismo. Limita el juego de tu hombre a aquello que te provea con ganancias para él y su familia. Todo lo demás es extender su infancia. Haced lo mismo para los hijos varones que tengáis.

Hacer que los niños se queden sentados y quietos como niñitas les provoca un daño cerebral irreversible. Hacer de los niños seres tímidos y poco agresivos tiene el mismo efecto. Los hombres competimos por dominación jerárquica. Las mujeres se hacen la vida más fácil con la crianza al hacer que los niños se comporten de la manera anteriormente descrita. Tienen a un niño dócil, pero es un lisiado de por vida.

¿Que clase de hombre quieren criar las mujeres modernas?
¿Un tipo que vive sentado en su sofá jugando videojuegos, masturbándose de forma compulsiva con (((pornografía))) y viendo televisión? Si tienes un hombre así, la culpa es de la madre. Su esposa le culpará por lo mismo. Y después de cuatro generaciones tus genes se habrán dispersado y habrán desaparecido. ¿Por que? Porque los hombres fuertes derrotamos a los débiles, y los hombres débiles son producto de las mujeres débiles.

Las exigencias a los hombres que son buenas: Si duermes, te dan de comer, te visten y te folla una buena mujer. Necesitas ser fuerte, hacer buen ejercicio, competir y cooperar con otros hombres, y producir bienes a largo plazo para la familia. Fin de la historia.

Las mujeres se han apropiado de los trabajos “fáciles” en la sociedad al llevar a los hombres a roles de competencia más elevados, en donde es más dificil “integrarse” al equipo y es más difícil para que los hombres que evolucionaron para especializarse se integren a otros equipos.

Esto quiere decir que hay menos oportunidades para que los hombres sean exitosos.

Ya no trabajamos en grupos que en donde nos aseguramos el uno al otro como lo hicieron los obreros de antes, los artesanos, en aquellas villas, compañías, gremios y ejércitos. Cada hombre ahora es más vulnerable que antes, y está menos “asegurado” por otros hombres. Su estrés emocional es alto pero no puede entender el por qué.

Así que ¿Que significan estas cosas? Significan que los hombres deben sentir que no pueden fallar y caer en la jerarquía de la dominación y perder su capacidad de obtener cariño, sexo y cuidado por parte de una o varias mujeres.

Generalmente hablando, cuando hay un excedente de hombres que se sienten así, las civilizaciones pasan por guerras civiles y colapsándose. Porque se requiere de un porcentaje muy ínfimo de hombres que estén dispuestos a alterar el orden establecido para derrocarlo.

Los hombres evolucionamos para escalar una escala de dominación jerárquica y las mujeres evolucionaron par asentirse atraídas al punto más alto de esa jerarquía para que puedan obtener control sobre la reproducción, provisión y entretenimiento por parte del hombre con el que están.
Poco tiene que ver el amor con todo esto.

Los hombres somos criaturas absurdamente sencillas. Simplemente no podemos ver, escuchar, oler, intuir, sentir o pensar todas las sutilezas sobre los humanos que las mujeres si pueden, así que tenemos más tiempo para dedicarle al aprender cómo funciona el mundo físico y hacemos del mundo, un mundo de hombres, nos especializamos, y competimos por nuestra capacidad de entendimiento y uso del mismo.

Silence, un film de Martin Scorsese

Una excelente película: Porque defender tu cultura, religión, patria, nación e independencia se debe hacer a toda costa.

205853-martin-scorsese-silence

 

Imagina lo que serían las películas norteamericanas si su industria cinematográfica no estuviese controlada por un (((grupo))) que es hostil y decadente que ha hecho del entretenimiento un arma en contra de los hombres y la cultura occidental.

Silence es esa cinta.

La última cinta de Scorsese carece de corrección política, complejos de culpa de gente blanca, o de tapujos. Es la historia de hombres blancos que confiaban en sí mismos, con ideas expansionistas que combatían contra el salvajismo y la barbarie.

Silence nos cuenta la historia de unos misioneros Jesuitas de Portugal en el Japón del siglo XVII. Para aquella época, una gran cantidad de japoneses se habían convertido al cristianismo, antes de que el gobierno japonés, alarmado por la amenaza a su cultura, nación y soberanía, llevó adelante salvajes persecuciones que extirparon de forma sangrienta al cristianismo y llevaron a los remanentes de esa fe en esa tierra a irse a la clandestinidad durante más de dos siglos hasta que la restauración Meiji permitió la tolerancia religiosa en 1871.

El film nos narra la historia de dos jóvenes jesuitas (Adam Driver y Andrew Garfield) que entran de forma clandestina a Japón desde Macao en búsqueda de su mentor, el Padre Ferreira, interpretado por Liam Neeson. Los sacerdotes y sus conversos japoneses son interpretados de manera conmovedora ante la cruel y metódica persecución de los japoneses, que torturaban y martirizaban a los cristianos al mejor estilo de los musulmanes de hoy en día.

Durante su estadía en la tierra del sol naciente, los sacerdotes jesuitas no quisieron aprender japonés, ni saber de la cultura japonesa, ni de sus procederes. Estaban allí con la misión de conquistar y expandir.
Cuando se topan con las autoridades japonesas, éstas, con frialdad les dicen que “Japón ya tiene una religión nacional. Es  una lástima que no os hayáis dado cuenta”.

Los conversos japoneses aprendieron todo lo que podían de los Jesuitas sobre las doctrinas y métodos de la Iglesia, y luego le dieron la espalda, incluyendo la creación de un movimiento inquisidor que torturaba, ejecutaba, crucificaba y quemaba vivos a todos aquellos que profesaran la fe cristiana, toda vez que humillaban a los creyentes haciéndoles rehusar su fe en público.
La cinta nos explica que los japoneses nacionalistas entendían plenamente la teología cristiana y por eso la rechazaban en su entereza.

Los japoneses nacionalistas entendían suficientemente de teología occidental como para detener la expansión de la fe cristiana al hacer que los que la enseñaban rehusaran de su fe por motivos netamente cristianos.

El entendimiento japonés de la religión como un asunto esencialmente público y civil dejó un espacio para que la fe cristiana se expresara hacia adentro, de forma silenciosa.

Por eso la cinta se llama Silence.

Los japoneses creyentes se recluyeron en su credo de forma oculta y silenciosa, en sus hogares. Es por ello que al final de la cinta podríamos argüir que las ideas del gran inquisidor fueron derrotadas.

La respuesta japonesa, siempre acertada y brutalmente calculada radicaba en el hecho de que si bien los cristianos japoneses podían mantener su fe hacia adentro, eso era lo más japonés que podrían hacer.

Para estos nacionalistas de la Edad Media ser más japonés que cristiano, era lo preferible: Tener una proceder propio del de tu genética, nación, patria y cultura es mejor que tener otro que te es ajeno.

Más allá de hecho, para los nacionalistas japoneses de ayer y hoy la amenaza  que representaba el cristianismo era una herramienta del Colonialismo Occidental, y a esa amenaza estos nacionalistas la pararon en seco, básicamente hasta 1945.

En esta película podemos tener un esbozo de la limitación o condicionamiento de la personalidad japonesa que se le impone a los jesuitas torturados psicológicamente por factores externos, sociales y culturales: Una vez que los japoneses logran quebrar su fe usando métodos cristianos, A los sacerdotes apóstatas les otorgan las identidades de hombres japoneses que murieron, les dan las casas de los hombres fallecidos, sus esposas, sus hijos y sus negocios y compromisos.

Esto denota la primacía de los roles sociales en sobre la identidad individual en sociedades tan complejas como la japonesa de la Edad Media.

Pero eso, a lo interno, como nos lo retratan los actores, no importó porque rezaban en silencio para poder sobrellevar semejante tortura psicológica y ostracismo espiritual.

De esta cinta me llamaron la atención bastante las escenas y el diálogo entre el Inquisidor y los sacerdotes.

Los japoneses están convencidos de la falsedad del cristianismo, pero de forma muy diplomática dicen que quizá ese credo sea cierto en Portugal pero no lo es en el Japón. El sacerdote responde con poca sinceridad que la verdad es universal. Esto llevó a los japoneses, con su compleja y enrevesada weltanschaaung (cosmovisión) el cómo una verdad universal requería que los conversos adoptaran nombres y costumbres extranjeras. -Esto es, sorprendentemente actual y correcto, pues es el argumento que podemos hacer en Occidente de aquellos que se convierten al Islam.-

Pienso que quizá esos japoneses se hayan preguntado el por que una verdad universal vino a ellos en la forma de hombres de una raza distinta, que hablan una lengua extranjera, que contaban la historia de una (((tribu))) muy peculiar de Asia, que respondían a un hombre sentado en un trono en Roma que hacía negocios con colonizadores y conquistadores Europeos.

Esos son muchos detalles y muchas peculiaridades.
Francamente, ¿Quien puede culpar a esos japoneses de esa época por defender su propia cultura, religión e independencia con las armas del cristianismo, de ser necesario?

Silence es una cinta excelente en particular porque su libreto es muy inteligente. Scorsese se lució con tomas y ángulos clásicos de su estilo y guiños a la forma cinematográfica de otro gran director japonés como lo es Akira Kurosawa.
A diferencia de cintas de Martin Scorsese, repletas de drogadictos, putas, mafiosos y estafadores con una banda sonora de cultura pop muy pegajosa, en esta cinta casi no hay música, más allá de cánticos católicos de la Edad Media.

Es una película para adultos.

Es una de las mejores cintas de Martin Scorsese porque retrata forma parte de la intensa devoción cristiana que hará tambalear a los modernos progres, rojos y chairos que plagan el planeta. Pienso que recibirá buenas críticas. Quizá no sea un box-office hit como Rápido y Furioso o cualquier otra basura que pueda aparecer en la gran pantalla a la que nos tiene acostumbrados la (((tribu))).

Desde un punto de vista identitario, Silence, es en cierto modo una peli paradójica porque por una parte, es la historia del heroísmo y el sufrimiento de Cristianos Europeos y sus conversos japoneses, y por otra es la defensa absoluta e irreductible de una Nación, su genética, su mente y su cultura. – Es una cinta de hombres blancos. – Un film esencialmente cristiano dedicado a la gloria de Dios.

Mis simpatías en esta cinta iban con los japoneses, no porque considere que ser blanco es malo y no ser blanco es bueno, sino porque los japoneses defendieron lo que creían y se opusieron al globalismo colonizador de la misma forma que los hombres blancos lo hacemos hoy día.

9 de 10.