Paternidad forzada: O cómo las mujeres tóxicas traen vidas al mundo

Lola y Miguel se enamoran perdidamente. En medio de su infatuación son completamente felices y viven en un mundo hermoso de caricias y halagos. Hasta que empiezan los inevitables desacuerdos.

Ya no todo es color de rosa y hay que enfrentar la realidad: Lola es una manipuladora, mientras que Miguel no está listo para llevar adelante un compromiso serio. Quiere irse, dejar la relación para no volver más. ¡Pero Lola es tan seductora! Conoce bien sus gustos y no está dispuesta a darse por vencida.

Justo cuando la ruptura es inminente, esta ingeniosa y tóxica mujer decide quedar embarazada, como una última bocanada de aire fresco que salve una relación ya perdida. Deja de tomar sus pastillas anticonceptivas y logra seducir a su amado una vez más.

Bonito, ¿no?

En mi niñez este tipo de cosas solo pasaban en las telenovelas.  Eran situaciones que comentaban las viejas mientras esperaban el desenlace. Pero con el paso del tiempo he aprendido que hay mujeres que deciden (¿o prefieren?) vivir sus propias novelas.

En mi vida conozco al menos dos casos de mujeres que decidieron engañar a sus novios para quedar embarazadas. Y me pregunto: ¿Qué estaban pensando? Como dicen por allí, barriga no atrapa hombre. Mucho menos te consigue su amor.

No creo poderlas entender o, si quiera, quererlas entender. Meterse en esos rincones tan oscuros del pensamiento ajeno no es lo mío.

Lo que sí tengo claro es que estas decisiones unilaterales traen sufrimiento. No solo para el padre; también para la madre y la criatura que no tiene la culpa.

Sin amor propio

De lo que he podido ver, son mujeres que carecen de amor propio. Están más preocupadas por quitarles a sus hijos la oportunidad de conocer a su padre, que de quererse a sí mismas para atraer a un buen hombre que las complemente.

Después de todo, no podemos esperar que del odio salgan amor y entendimiento.

Se llenan de un resentimiento que las ciega. Cuando ya los niños tienen la edad suficiente para entender conceptos simples les dicen: “Ese no es tu papá. Tú puedes tener a otro padre”, “tu papá no te quiere”, “tu papá es malo”, “tu papá me trata mal”.

¡Sorpresa! Sí, ese hombre no las puede querer porque fue engañado. Robado de su libertad para escoger cuándo y con quién ser padre, obligado a pagar manutención por los próximos 18 años de su vida. Los que tienen suerte pueden ver a sus pequeños retoños algunas horas al mes, mientras que los menos afortunados no los ven nunca. Están condenados a lo que en inglés llaman “baby jail” (cárcel de bebé).

Si no sabes cómo engañar a un hombre, googléalo

Hoy en día existen páginas que enseñan a las mujeres tóxicas cómo engañar a un hombre para quedar embarazadas. Lo más preocupante es que los autores intentan exculparse dando el consejo de: “habla con tu pareja e intenta convencerlo. Si no lo lográs, sigue estos tips para quedar embarazada sin que lo sepa”.

Y para colmo le dan una palmadita en la espalda a la mujer con: “Entendemos que el instinto maternal es algo incontrolable y que decidir quién va a ser el padre de tus hijos es una decisión que muchas veces nosotras tenemos clara de manera instintiva, sin que ellos sean conscientes de nada”.

Dan asco y tan solo ayudan a hacer de la vida una verdadera telenovela.

Entre sus tips dicen cosas como:

  • Deja de tomar tus pastillas anticonceptivas. Para que tu hombre no se dé cuenta, cámbialas por caramelos que puedes conseguir en la farmacia fácilmente.
  • Si usas preservativos, convéncelo para que no se lo ponga. Puedes seducirlo y decirle que tomarás la pastilla del día después sin que eso sea así.
  • Consulta tu calendario de fertilidad y procura tener relaciones en tus días más fértiles.
  • Si usas preservativos, pínchalos con una aguja muy delgada. En el calentón ni se dará cuenta de que hay un orificio.

También hay casos como este de una mujer que se acuesta con quien sea solo porque quiere un bebé.

Mujer, ¿de verdad te parece que es la mejor manera de traer una vida al mundo?

La vida continúa

Es de esperar que al principio ese bebé cause rechazo en el padre. No lo podemos culpar por tener sentimientos completamente naturales. Afortunadamente, con el tiempo las heridas sanan y aprende a amar a esa pequeña parte de sí mismo. Desea ser parte de su vida, aunque la ardida madre acecha, buscando el momento exacto para dar el zarpazo demoledor. Es un daño no dejar que el pequeño conozca sus verdaderas raíces.

Gracias a la sanación, viene la luz. Ese hombre engañado seguirá adelante con su vida y todo lo que no le dio a la madre de su hijo, se lo dará a otra. Con el tiempo, seguirá haciendo su vida de soltero, hasta encontrar el verdadero amor. Se casará, le brindará un hogar a su esposa y la promesa de tener hijos que crezcan con dos padres amorosos.

Aunque en el fondo sepa que le robaron su primera paternidad, podrá experimentarla con los que vendrán.

Los bebés escogen a sus padres

No soy experta en el tema del espíritu, las almas y la reencarnación. Tan solo he leído algunos libros por curiosidad.

Lo cierto es que los creyentes del tema, afirman que venimos al mundo para aprender lecciones. Así, en cada una de nuestras vidas tenemos una serie de aprendizajes espirituales sobre: amor, odio, lealtad, sufrimiento, desapego, perdón, entre otros.

Dicen que para aprender venimos con un “plan”. Es decir, escogemos a las personas que nos rodearán y hacemos un esbozo de lo que tendremos que vivir para poder aprender las lecciones que nos toquen. No significa abandonar nuestro libre albedrío, al contrario. Tan solo se nos dan facilidades o dificultades en cuanto a las habilidades de nuestro cuerpo, riqueza, situación emocional, etc. Lo que decidamos hacer con ellas depende de nosotros.

Explicado esto, quiero volver al tema de escoger a personas, ya que incluye a nuestros padres. En ese estado etéreo decidimos quiénes serán nuestros progenitores, gracias a que mutuamente nos beneficiaremos de darnos lecciones. Creo que por ello es común escuchar a mujeres recién dadas a luz decirle a sus bebés “gracias por permitirme ser tu mamá”.

Entonces, cuando un bebé nace en medio de una relación conflictiva, lo hace porque de esa situación necesita aprender algo. Y creo que dentro de tanta conflictividad y sufrimiento, esto es lo que nos brinda un rayo de luz. Ese niño vino al mundo en cierta condición para crecer y mejorarse como ser humano. Y como sociedad solo podemos tener la esperanza de que así sea.

3 pensamientos en “Paternidad forzada: O cómo las mujeres tóxicas traen vidas al mundo

  1. Me parece genial, creo que más de una mujer debería leer esto, y darse cuenta de lo egoístas y manipuladoras que son.
    Por desgracia estoy viviendo esto con mi hijo, como mujer no puedo entender que una mujer, no opte por el aborto ante un embarazo por error, con alguien que ya había terminado la relación por tener diferentes planes de futuro.
    Solo me cabe pensar, por lo que demuestra que la o hace por tenerlo cerca y manipular su vida.
    No le importa destrozar la vida de la otra persona, no le importa la opinión de él, no le importa que ese bebé se cruce con carencias y todo por tener el poder sobre la vida de alguien, que decidió alejarse con la verdad por delante porque sus vidas no eran compatibles.
    Como madre, no puedo soportar que mi hijo tenga que renunciar a sus sueños y a su futuro por una señora que ha decidido que sí o sí el va a ser padre.
    La posibilidad de darte la vuelta y olvidar que eres padre, no es nada realista..habrá quien pueda, pero no es el caso.
    Solo espero como tú dices, que ese bebé, algún día le diga a esa madre, que… Se equivocó, que traer al mundo un hijo, es otra cosa.

    Me gusta

    • Ciertamente son situaciones muy dolorosas y difíciles de comprender, tanto para quienes las viven en carne propia como para los familiares y amigos que rodean a esa ex-pareja. Muchos tomarán un bando y le darán la espalda al padre (porque, de nuevo, las mujeres somos muy buenas manipulando e inventando historias. Somos las víctimas), mientras que otros le pedirán al padre que se ahombre y le pida matrimonio a una mujer que no ama. En cualquier caso, el hombre está entre la espada y la pared.

      Lo que no ven esas personas es que están equivocadas, no es correcto destrozarle la vida a otro por un capricho o por lo que tus creencias y necesidades morales te dictan.

      Espero que la situación con tu hijo se resuelva de la mejor manera posible, si bien no ahora al menos dentro de unos años. Eso por lo que pasan es algo que me toca en el corazón y no hay nada en el mundo que me gustaría más que existieran leyes más justas con respecto a la paternidad forzada e, incluso, la paternidad cuando una pareja casada decide divrociarse.

      Lamentablemente, y aunque la mujer no sea la cuidadora más adecuada, terminan por ganar y poner al padre en una mala situación financiera y emocional, porque como bien dices “La posibilidad de darte la vuelta y olvidar que eres padre, no es nada realista”. Los hombres también tienen sentimientos, aman y quieren a sus hijos y sufren por ellos, no importa como hayan venido al mundo. Esto es algo que he aprendido.

      Espero no haberte desalentado. Ánimo, que como dicen en mi familia: todo en esta vida tiene remedio menos la muerte. Desde el amor hagan de esto la mejor experiencia y si al final de la batlla se sienten derrotados, no se culpen. Tengan la certeza de que hicieron lo mejor que pudieron.

      Les mando abrazos apretados por si los necesitan.

      Amanda

      Me gusta

  2. Les voy a decir lo que les dicen a las mujeres cuando se quedan embarazadas sin desearlo: estamos en el 2019 y el que deja embarazada a su pareja fue porque quiso, y si no quería para qué sacó el pito. Fin de la discusión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s