Los límites de la protesta política

Hay límites para las acciones interpersonales, eso que llaman ética. Que por continudidad se trasladan a los límites de la acción social, aquello que llamamos “moralidad”, lo que nos permite discernir que transacciones son correctas o incorrectas.
Esto nos lleva a determinar cuáles son los límites de lo sagrado, es decir, los límites de la acción política.

Hay circunstancias que en las que el comportamiento ético está constreñido y hay circunstancias en las que no, lo mismo ocurre con la moralidad y las circunstancias y lo sagrado y sus circunstancias.

Festivales, rituales, Iglesias y las Cortes, el Consejo Nacional Electoral, la Fiscalía General, la Defensoría del Pueblo, etc. son entes que administran justicia son sagradas porque la función de estas instituciones es privarnos de individualismos de modo tal que nos unamos en equidad fuera de los mercados competitivos para la asociación, cooperación, reproducción, producción, creación de riqueza, bienes y servicios y poder político.
Esas instituciones no son mercados.

Los mercados existen y sirven su propio propósito: asociarnos, cooperar, reproducirnos, producir bienes y servicios y poder político. Nosotros acordamos de forma pacífica competir en dichos mercados porque acordamos preservar lo sagrado, lo moral y lo ético fuera de los mercados competitivos.

Eso es lo que nos diferencia del chavismo y la izquierda en general.

En vez de ello, estos mercados son para la demostración de que el auto-sacrificio para el desarrollo de la confianza y distinguirnos de los demás hombres bárbaros y depredadores que pululan esta tierra y con los que nos toca cohabitar en cercana proximidad.
Politizar lo festivo y lo ritual es violar lo ético, lo moral y lo sagrado y crear división en un medio cuyo único propósito es unirnos.

Cuando se destruye lo sagrado, se socava la moralidad y la ética entonces se destruye la capacidad que tenemos como sociedad de confiar en el otro. Es precisamente la función de lo ético, lo moral y lo sagrado como condiciones básicas para permitirnos desarrollar la confianza necesaria para tener una conciencia política, social y personal, y las consecuencias de nuestra confianza en los demás o la ausencia de ella.

Los chavistas han desarrollado con la ayuda de la (((izquierda internacional))) una agenda muy diligente para subyugar lo ético y verdadero, la moralidad, los valores de la familia, y lo sagrado, que no es otra cosa sino los límites del egoísmo.
El único paso después de la violación de lo sagrado es la guerra civil.

Para la MUD, las elecciones eran sagradas, y la “fiesta democrática” era un ritual en el cual los cargos se repartían en ese cochino pacto de conciliación de élites fraguado posterior al Referéndum Revocatorio de 2004 y las elecciones presidenciales de 2006 en el cual Teodoro Petkoff, Manuel Rosales y Julio Borges pactaron con José Vicente Rangel la distribución de las cuotas de poder. Esa fue la regla durante un tiempo, hasta que “el muro de contención que era Hugo Chávez” (Diosdado dixit) falleció y dio paso al chavismo civil y militar que terminaron de entender que no es necesario tener una oposición controlada para gobernar cuando ya destruiste y dividiste a la sociedad. El resto es hegemonía tiránica.

La segunda Constituyente ilegal denunciada por fraude por el mismo Smartmatic, el mega fraude electoral de las gobernaciones, la mentira electoral de la MUD, la juramentación de gobernadores opositores y su subyugación ante la Segunda Constituyente Ilegal terminaron de violar la confianza de la ciudadanía en las instituciones.
Ahora vienen las elecciones municipales y la oposición no participará, cometiendo un error. El error no es el boicot de las elecciones. El error radica en acompañar dicho boicot con acciones contundentes de calle como las que vimos en este año y el 2014.

El hecho de que alguien viole algo sagrado y politice lo festivo es simplemente evidencia de que estamos en una guerra civil fría y latente.
Y estamos muy cerca de estallar en un conflicto civil armado doloroso que nos terminará de dividir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s