Desmontando el racismo

¿Cuántas veces hemos oído la frase, “Privilegio de blancos”, o “racismo institucional”?

Esa idea ha sido creada por izquierdistas que les encanta mentir y hacerle creer a la gente de que hay oprimidos y opresores. El más puro (((marxismo cultural))) que se alimenta de narrativas y en vez de hechos.

La idea de que los blancos somos privilegiados por nuestro color de piel frente a los negros es absolutamente ridícula porque hoy en día la raza negra goza de una enorme en injusta cantidad de privilegios en detrimento de las demás razas.

Llaman privilegio de blancos el que no te revisen los bolsos antes de salir de una tienda en un centro comercial, el ser más proclive a que los policías no te paren en una alcabala, el entrar en una buena universidad, etc, etc.

La teoría crítica promueve la idea del privilegio de blancos. La mayoría de la gente blanca ve con desprecio esta noción por respeto a su propia raza y la ridícula idea de que por el color de nuestra piel tenemos alguna especie de privilegio innato. Pero si contestas que naciste en un hogar de clase media, y tuviste que trabajar para tener todo lo que tienes en la vida, la gente se hace oídos sordos. “El privilegio de blancos” es la noción de que vives en una sociedad cuyas instituciones, cultura e historia fueron forjados por blancos en pos del beneficio de la posteridad (o sea, tu y tu familia). También, es la noción de que los blancos tenemos ventajas pasivas que no conocemos, que nos distingue y nos otorga sesgos institucionales y prejuicios. Esto incluye hacer afirmaciones en pro de nuestra cultura, asumir que nuestro estatus social es superior y la libertad de movernos, comprar, trabajar, jugar y hablar francamente.

Pero esta narrativa es sólo aplicada a un demográfico: Los blancos.

De no ser así los japoneses tendrían “Privilegio Nipón”, los Nicaragüenses “privilegio marero” y los israelitas tendrían “privilegio sionista. ¿No es acaso positivo y deseable que la gente cree una sociedad en la cual prosperen y a la postre se sientan bien?
O somos de creer que los japoneses construyeron su cultura, instituciones y raza para entregárselas a los somalíes? De bolas que no.
¿Por que habríamos de sentirnos culpables los blancos de tener privilegios? Si los que no son blancos se sienten incómodos en sociedades blancas, no tenemos por que tener consideraciones para con ellos. Que se vaya a sus comunidades.

La culpa blanca es lo que lleva adelante la narrativa esa de privilegios blancos, sin ella, esa teoría no llegaría a ningún lado. En el momento en el que nosotros dejemos esa moralidad de esclavos de “revisar nuestros privilegios” y empecemos a tener una moralidad de Seres al tomar las riendas de nuestra cultura, la narrativa marxista cultural se hace añicos.

Los blancos no tenemos ningún privilegio, sólo tenemos el imperativo moral de existir y de sentirnos a gusto en algún lugar de nuestra querida, contaminada y única nave espacial llamada Tierra.

Procedamos entonces a enumerar los privilegios de la raza negra.

Si eres negro puedes:

  • Estar orgulloso de tu raza sin miedo de que te llamen racista o te procesen criminalmente.
  • Lograr que la gente asuma que eres pobre por el “racismo institucional” y no porque seas un flojo que lo que te gusta es vivir del estado, dejar mujeres preñadas por doquier, fumar drogas y vivir día a día como un parásito social.
  • Lograr acumular riqueza sin que la gente asuma que la heredaste o que explotaste a otros.
  • Cometer crímenes violentos contra otras razas sin que la gente asuma que eres racista.
  • Obtener beneficios por medio de políticas de discriminación positiva (affirmative action) lo cual te da la posibilidad de conseguir trabajo y plazas en instituciones educativas gracias a tu color de piel y no tu rendimiento o capacidad.
  • Lograr que los medios no digan el color de piel al redactar el hecho noticioso cuando uno de ustedes comete una violación o crimen horrendo.
  • Hacer comentarios grotescos sobre otras razas sin ningún tipo de recriminación.
  • Asumir que la policía te detuvo a pedir tus documentos porque son racistas y no porque ibas a toda velocidad mientras consumías alcohol por una zona escolar.
  • Preservar y promover tu cultura y que ésta esté protegida de toda crítica sin importar que tu “cultura” promueve la destrucción de la civilización occidental.
  • Echar la culta de tus defectos al racismo.
  • Lograr que la gente considera que bailas mejor, te va mejor en los deportes y eres mejor amante sin que eso se considere “racista”
  • No sentir ningún tipo de miedo al ofender a otras minorías.
  • Lograr que el establishment mienta para encubrir los problemas de tu comunidad para que te protejan de todo tipo de crítica.
  • Poder estar sobre-representado en ciertos campos sin que la gente pueda intentar enmendarlo (NBA, NFL).
  • Lograr que el gobierno mendigue tus intereses para que obtengas su voto.
  • Hacer que Hollywood siempre presente tu raza en forma positiva.
  • Hacer que la industria discográfica glorifique el estilo de vida promiscuo, irresponsable y delincuencial del cual tu raza se siente orgullosa sin correr ningún tipo de riesgo de que te critiquen.

Tras leer esto podemos notar como la raza y el racismo se han vuelto centrales en los asuntos de política moderna. Casi toda cuestión política, sin importar cuan trivial o benigna se convierte en un asunto racial.
Los izquierdistas prosperan en las políticas de identidad que no nos abarcan a nosotros los blancos, mientras que los más conservadores o de “derecha” evitan mencionar el asunto por completo para que no los tachen de racistas, dejándonos a los blancos que estamos conscientes y orgullosos de nuestra identidad y cultura en una especie de ostracismo político-social-económico. Ojalá y los políticos de derecha le pidieran a sus contrapartes que dejaran de hacer con la política cuestiones de raza. Pero eso sería como pedirle al Real Madrid que no gane la Champions League. Es básicamente lo que los políticos de la izquierda saben hacer y lo que los políticos de derecha mainstream no tienen las bolas de hacer.

La derecha no quiere jugar a políticas de identidad y afirmación cultural porque teme a que la tilden de racista.

¿Qué es el racismo?

El Racismo es una palabra relativamente nueva, la forma en la que la entendemos en el presente tiene sus orígenes cuando (((Trotsky))) la usó por primera vez hace 100 años (1917) en un diario de oposición bolchevique en la Unión Soviética.
La realidad de la definición de racismo como la conocemos ahorita es prácticamente vacía, todo el que acusa a alguien de racista inmediatamente tiene que decir la razón por la cual hace esa afirmación. El castellano y el inglés son lenguas que tienen cierta lógica operativa detrás del significado de sus palabras, motivo por el cual preferimos decir una palabra en lugar de dos o tres.
Pensar que ser racista es que alguien no te guste porque pertenece a otra raza es una idea bastante floja, no se sostiene por si sola.
El racismo es mucho más que eso.
Si alguien es racista o usa esa palabra para identificar a sus oponentes es porque cree fervientemente en la idea de raza. Pero creer implica cierto grado de afirmación interna o externa hacia esa idea.
Es por ello que el racismo puede ser descrito como la la expresión cubierta o encubierta de que hay razas y niveles y que eso se aplica a la actividad humana: Política, arte, religion, negocios, vida en comunidades, y la privacidad del hogar.

A los republicanos, los opositores venezolanos blancos y de origen europeo, al Frente Nacional francés, a los identitarios de Europa del Norte y Mediterránea se nos acusa de forma constante de ser racistas por tener en nuestras filas principalmente a gente blanca. El hecho de que aboguemos por políticas que van en beneficio de nuestra cultura e identidad no nos hace racistas, sólo abogamos por la defensa de nuestros intereses, de la misma manera que TODOS los otros grupos lo hacen.

Cuando los blancos expresamos nuestro propio interés en asuntos que sentimos que nos conciernen (inmigración, construcción de desarrollos habitacionales subvencionados, tasa de empleo, educación pública, religión, etc), automáticamente nos llaman racistas. Cuando los que no son blancos expresan su propio interés por asuntos que les conciernen como grupo, son glorificados.
Esto es un doble rasero.

Entonces esta cuestión del racismo parece ser una calle ciega con un sólo sentido: El racismo sólo funciona contra los intereses de los blancos.

Herejía, corrección política y la Iglesia del Liberalismo Secular.

La gente tiene la concepción errónea de que se puede ser libre hoy en día en la civilización occidental. Esto no es verdad. Si bien aquí a la gente no la envían al Gulag, la encarcelan o la matan por hacer el ejercicio de su libertad de expresión, si comete el crimental de cuestionar la narrativa imperante, puedes estar condenado al ostracismo social, perder tu empleo, o no poder conseguir algún otro empleo en el futuro. No se requiere del gobierno para que se sofoquen las ideas del discurso cuando (((las corporaciones))), (((los medios))), las (((ONG’s))), las (((universidades))), (((Hollywood))) llevan a cabo la gran tarea de mantener a raya todo aquello que ese selecto grupo considera aceptable o inaceptable en el discurso público.

Es por eso que cuando digo que la cultura hace la política y que el rescate de la civilización occidental pasa por el apoderamiento de quienes fijan el tono y las características de la dominación cultural de los espacios cívicos.

Con el ascenso de la derecha alternativa y el cambio en la curva demográfica que hay en occidente no se sorprendan cuando las leyes contra la libertad de expresión y los intentos por regular lo que la gente pueda o no decir sean imperantes y no la paranoia de la extrema derecha.

DDWenhcXsAMi3Dn

Pero esos tiempos ya llegaron. 👆🏻👆🏻👆🏻👆🏻👆🏻

Una especie de totalitarismo suave existe en nuestra sociedad, y los policías son en su mayoría la élite gerencial del sector público y privado. Estos gerentes son sus ejecutores ideológicos. Ellos constituyen esencialmente al “estado”.

¿Cuál es la ideología de las élites?
Un liberalismo secular. La idea de que cosas como la democracia, la libertad, y la igualdad, en particular esta última son cosas buenas, positivas y deseables.
Occidente es tanto una entidad ideológica como lo fueron los regímenes Comunistas Fascistas, y Feudales del pasado sin el totalitarismo de línea dura. Y es así porque para que la sociedad funcione, la ciudadanía debe estar ideológicamente alienada con el “Estado” y su corpus de ideas. La sociedad no funcionaría muy bien si la mitad de su electoral fueran comunistas y la otra mitad fueran fascistas, dicha sociedad eventualmente colapsa en una guerra civil (sólo tenéis que mirar a Venezuela, pues eso es lo que está pasando actualmente en mi país). De modo tal que todos los que viven bajo el estado secular al que ha sido sometido la civilización occidental debe ser liberal en algún sentido y deben aceptar la máxima de que todos los seres humanos son creados de igual manera.

En la Unión Soviética serías llamado contrarrevolucionario si cuestionas la ideología estatal. En el Occidente Soviético, serías llamado racista si cuestionas la ideología estatal.

Si te preguntas ¿Qué es o no racista? podrías sorprenderte al saber que muchas cosas son racistas: Llamar “negro” a alguien en una conversación es racista, decir que tener un familiar de color de piel blanco es “mejorar la raza” es racista, y casi todo estarían de acuerdo con ese tipo de cosas. Pero decir que existe una correlación entre raza y cociente intelectual, o raza y crimen también sería considerado racista por los policías del pensamiento que plagan esta tierra.

¿Por que el señalar evidencia científica se considera racista? Porque si bien los miedos de la izquierda tienen fundamentación neurobiológica, la mayoría de la gente no está preparada para conocer los hechos duros y ciertas verdades incomodan y son dolorosas. Para aceptarlas como tal hay que tener cierta madurez y espíritu para entender que la naturaleza es cruel, injusta y desigual. Y que usar un epíteto peyorativo o citar evidencia científica de que la raza es una realidad biológica con consecuencias sociales son ambas racistas porque implican diferenciación. Cuando esas afirmaciones son hechas, te distingues entre ellos y tu.
Diferencia no es igualdad. Y las ideas de derecha son ideas de distinción. Si llegas a este punto, has cuestionado la ideología imperante y has cometido la herejía por la cual persiguen a la gente en la Iglesia del Liberalismo Secular.

La igualdad no importa cuando estás muerto

El liberalismo secular abraza al multiculturalismo, el igualitarismo, y la corrección política. Es una religión. Porque se requiere de fe para creer en cosas contrarias a la evidencia. La Derecha Alternativa es un movimiento de herejes: Usamos lenguaje ofensivo, evidencia científica y memes de ranas para llevar adelante nuestras ideas y resaltar la idea de que hay un nosotros y un ellos. Entendemos a la raza como una realidad biológica.

Sólo los blancos pueden ser racistas.

Si le has prestado atención a los cambios del discurso político en la década pasada puede que te hayas encontrado con la frase “Sólo los blancos pueden ser racistas”. Ahora si te pones a pensar, esa frase es racista hacia la gente blanca (lo que en algunos casos se llama racismo inverso). El racismo inverso es un concepto interesante porque implica que el racismo normal es sólo pecaminoso si es cometido por blancos contra otras razas. Por eso los “anti-racistas” promueven la idea de que el racismo inverso es un mito y que no hay racismo hacia los blancos. Los vemos citando el mantra de que el “racismo es poder más prejuicios”. Ya que los blancos somos los únicos en la sociedad que tenemos poder, somos los únicos en la sociedad que podemos ser racistas. Obviamente es paja que los blancos tenemos el poder de forma monopólica en la sociedad- Si fuera así, ¿crees que el mundo estaría como está? Habría un etnoestado blanco y habría Supremacía Blanca, para siempre.

Sobre el amor y el odio entre razas

Si no conoces el odio, no puedes amar.

Es imposible amar a todo el mundo, y si pudieras, tu amor no significaría nada. El amor es una emoción muy poderosa, (no en vano un grupo de blancos ingleses cantaban que “el amor es lo único que se necesita”) y debe ser reservado para un limitado grupo de personas, típicamente aquellos que te devolverían con reciprocidad ese sentimiento tan bello. Algunas personas parecen odiosas porque son alimentadas por un apasionado deseo de proteger lo que aman y aprecian: su raza, su cultura, sus patrias y su modo de vida.

La noción de amar todos y odiar el odio y la discriminación es una cliché mental izquierdista.

Como el amor es poderoso, el odio también lo es. El odio no viene de la nada. El odio surge porque somos capaces de amar. Odiamos a aquellos que intentan lastimarnos a nosotros y a las cosas que amamos. Habiendo dicho esto, la gente no odia aquello que no conoce y que no está intentando destruir las cosas que amamos.

Existe una cantidad limitada de espacio en este planeta para que todos podamos vivir. Africa es para los africanos, Asia es para los asiáticos, India es para los marrones, pero los países con herencia europea y blanca son para todos. Sólo los países blancos y occidentales practican el multiculturalism, y no hay señal alguna de que otro país pueda adoptarlo. Ya que el espacio es limitado, cuando los que no son blancos llegan a países occidentales, se apropian del espacio que les perteneció a los blancos para que la cultura y su forma de vida prosperara. Los invasores adquieren poder político a través de sus vanguardias y comienzan a ejercer su autodeterminación en detrimento de la independencia cultural y herencia occidental.
Por eso yo no tengo tiempo para ser políticamente correcto.
Por eso no me importa que me llamen racista.
Por eso expreso mis prejuicios libremente.
Mi raza, mi cultura, mis tradiciones, mi forma de vida son amenazadas con ser extinguidas.
Nigeria será nigeriana, los santeros tendrán su tierra, los Cubanos tendrán Cuba, los Colombianos tendrán Colombia, pero ¿que tendré yo que soy venezolano? ¿Que queda para el futuro de mi pueblo? ¿Que queda para la diáspora venezolana que ya está en los millones cuando ven que su país está siendo despedazado sin piedad por invasores?

Yo busco arreglar eso desde donde puedo.

Por eso estoy desmontando el racismo.

***************************************************************

Quiero agradecer a todos los que leen este blog por hacerlo posible, no podría hacer esto sin vuestro apoyo. Y de verdad necesito toda la ayuda que ustedes puedan darme. Uniendo Puntos está en proceso de expansión, estoy desarrollando alianzas con grupos nacionalistas tanto aquí como en Hispanoamérica, Estados Unidos y Europa, estoy buscando crear más segmentos, poder pagar el hosting de mi web, así como contratar diseñadores gráficos y editores. Uniendo Puntos es el blog más leído de derecha alternativa venezolana desde Alaska hasta la Patagonia.
Trabajo casi que sin descanso para ofrecerte contenido de calidad, doy la cara, firmo con mi nombre y doy entrevistas a medios nacionales e internacionales.
Realmente necesito tu apoyo para combatir toda esta propaganda comunista que contamina el continente.
Así que si está dentro de lo que te sea posible, una pequeña donación haría una gran diferencia.

Haz click en donaciones y si puedes dona lo que puedas.

https://paypal.me/albertozambrano
Si tienes dudas escríbeme a mi email.

SaveSaveSaveSaveSaveSave

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s