¿Por que no quiero ser una minoría?

DCPkTQpW0AE1U1z

No puedo esperar a ser una minoría en donde vivo, dijo nadie nunca!

Con la excepción de blancos que se odian a si mismos que creen que reemplazar a su tribu y raza con extranjeros, maricos y delincuentes se debe a una obligación moral por aquello de los estigmas de la esclavitud, conquista y la violación de derechos humanos.
Todas las razas han aplicado la esclavitud, la conquista y en el proceso han violado derechos humanos, pero sólo cierto (((demográfico))) se lo achaca a los blancos por la sencilla razón de que nuestra raza, los blancos, tanto anglos como castizos fuimos los que pusimos esa práctica de forma más eficaz: La hicimos lucrativa, nos hizo prosperar como nación y civilización y llevamos esa actividad el menor tiempo posible con la mayor cantidad de réditos para nuestra tribu, clan y nación, y fuimos los primeros en ponerle fin.
Los perdedores de la guerra de la conquista, para enfocarnos en términos castizos, quieren hacernos sentir culpables al tumbar estatuas como las de Cristóbal Colón en el Golfo Triste de Plaza Venezuela para reemplazarlas por adefesios como un indio con un taparrabos y una lanza, o como quieren hacer en ciertos bulevares de estados unidos, en donde las estatuas de los líderes del ejército confederado están siendo demolidas con un fervor similar al de los polacos y checos cuando destruyeron las estatuas de Lenin, sólo que por motivos ideológicos distintos.

Los perdedores de esta guerra ideológica: Negros, indios, maricos y musulmanes quieren que nos sintamos culpables por nuestro pasado y quieren prebendas de todo tipo para fijar los términos de dominación cultural de los espacios cívicos.

Los chinos colonizaron el Tíbet y Singapur, y nadie les dice que deberían convertirse en una minoría en su propia tierra al darle la bienvenida a la tolerancia y la diversidad. De hecho, los chinos han sido altamente exitosos al colonizar no sólo su área de influencia sino el mundo: Mirad a Venezuela, abastos y bodegas y supermercados que antes pertenecían a venezolanos de ascendencia europea han sido forzados a venderlos, cambiar de ramo empresarial o huir de Venezuela por la alarmante cantidad de inmigrantes chinos que con dinero producto de subvenciones, subsidios y ayudas de su país de origen, sumada a las ayudas que el chavismo les da compran esos locales, y junto con musulmanes y negros de la misión vivienda, sitios que solían ser de mayoría blanca se han convertido en barrios y guetos en donde la convivencia es imposible.

En caso de que no lo hayas notado, es sólo en países occidentales a los que se les exige que deben abrir sus puertas a la inmigración masiva de millones de extranjeros con valores, costumbres, creencias, actitudes y aptitudes retrógradas y negativas para nosotros como gentilicio.

Sólo en el caso de los asiáticos su población son casi cuatro mil millones . Así que si eres asiático y vienes a un país como el mío y te quejas de ser una minoría, no me vengas con lloriqueos, tu raza es, literalmente la mayoría de la población del planeta.
Si eres negro, los africanos son en población mil doscientos dieciséis millones. Y si ajustamos esa cifra con la cantidad desproporcionada de ayuda que reciben de países extranjeros, vuestra población crecerá a dos mil quinientos millones de habitantes para el año 2050.

Así que negro. NO eres una minoría, ni aquí ni en ninguna parte. Llévate tus collares de santero y tu sincretismo de vuelta a tu tierra.

Ahora si tomas en cuenta la cantidad de blancos que habemos en el mundo somos cerca de unos 745.000.000 en contraste con los 7.000.000.000 de humanos que hay en el planeta.
Los que no son blancos, no son ninguna minoría, son una mayoría.
Créanme.
Yo he viajado por el mundo (para aquellos que me dicen que “el nacionalismo se cura viajando”) y el mundo no es blanco, es de otro color de piel oscura.
Si nosotros seguimos permitiendo un influjo masivo de gente que no se parece a nosotros a nuestros países, seremos dominados culturalmente, y serán marrones, negros y maricos los que fijen el tono de las reglas de comportamiento de los espacios cívicos.
Este tipo de fenómenos no tiene precedente en la historia, y sólo podría ser logrado en el pasado por medio de la conquista a sangre y fuego.

Por una parte, se nos dice lo terrible que es ser una minoría, pero por otra tenemos como ciertos (((grupos))) nos dicen que ser una minoría es chévere por las cosas que nuestros antepasados muertos hicieron.

¿Por que cuando nuestros conquistadores llegaron a las costas americanas, los pueblos originarios no les abrieron las puertas y decidieron convertirse en una minoría?

¿Por que surgió la resistencia indígena entonces y por qué se resistieron?

Y siempre podremos debatir quien llegó primero: ¿Cómo y para que le sirvió a los indios, a los palestinos o los yazidis ser una minoría?
Así que si me preguntas, por que es algo bueno que los blancos seamos una minoría, muchos nos contestarán las mismas respuestas trilladas y rebuscadas, repletas de odio hacia lo propio: “Conquista, colonialismo, imperialismo y esclavitud”. Los que llevan adelante este discurso de intolerancia hacia los blancos admiten que es por revancha, es odio por lo que piensan que ocurrió hace siglos. Pero ahora resulta que es (((Kosher))) y permitido que la gente hoy día, que nada tuvieron que ver con lo que ocurrió hace cientos de años colonizar a los blancos hoy en día. Y vaya que les ha ido bien, reciben pensiones, dinero de los contribuyentes, tienen representantes en los congresos por los que sólo ellos pueden votar y tienen la capacidad de legislar en nombre de todos los demás y no su tribu primitiva.

Todos estos grupos que no son blancos están protegidos por leyes diseñadas para defenderlos de críticos como yo.

Estos grupos siempre critican a los blancos y a los católicos, difícilmente grupos supremacistas y excluyentes. De acuerdo a la retórica de los grupos que llevan adelante la agenda racial, sólo los de piel clara podemos ser racistas, es por ello que cuando camino por el centro de la ciudad, siempre me gritan “blanquito, estás lejos de El Hatillo”, es por ello que a mi mujer le dicen “epa blanca”, le silban y la acosan con frases ofensivas.
Considerando los grupos extremistas que hay en venezuela, como el Frente Francisco de Miranda, los indios organizados, los delincuentes de raza negra, santeros, musulmanes y afines, que le son alimentados el odio hacia nosotros, si eres blanco en un país que es “mestizo” y no blanco, ¿Cómo crees que te tratarán como una minoría?.

Si tomamos el ejemplo de Sudáfrica, desde que el terrorista Nelson Mandela y su congreso nacional africano llegó al poder, cerca de 75.000 blancos sudafricanos han sido brutalmente masacrados. Existen leyes de discriminación positiva, subsidios y prebendas económicas exclusivas para los negros, y en los mitines del congreso nacional africano cantan “matemos a los blancos”, en ese país, los blancos no se pueden defender de los ataques raciales porque se creó un marco legal que defiende a los malandros basados en el mito del Apartheid. Contrario a lo que los (((medios))) te han hecho creer, durante el Apartheid, no hubo asesinatos en masa de negros.

Así que si sea el Congreso Nacional Africano, Arabia Saudí, Israel, China o Sudán, todos los países alrededor del mundo piensan primero en sus ciudadanos y no en las minorías, países como estos protegen a sus minorías. Las élites de estos países ven con asombro el cómo en Occidente hemos permitido que nuestra raza se convierta  en una minoría en sus propios países, y evidentemente no harán nada al respecto porque ese tipo de conquista pasiva y cultural les conviene porque aumenta su espacio vital.

En Venezuela no estamos lejos de eso porque el chavismo constantemente arenga a los oscuros a pensar que quienes les damos trabajo (que somos blancos en su mayoría) somos el enemigo.

¿No se han fijado que todos los grupos raciales y étnicos que plagan nuestro país quieren que cada vez hayan más como ellos en nuestro país?

Nadie quiere ser una minoría, y yo no quiero ser una minoría, yo quiero vivir alrededor de gente como yo con la cual compartir mis valores, creencias y actitudes.

 La solución a este problema es el nacionalismo.

Que cada raza tenga un país en donde vivir y compartir sus valores, creencias y actitudes con quienes les son similares.

***************************************************************

Quiero agradecer a todos los que leen este blog por hacerlo posible, no podría hacer esto sin vuestro apoyo. Y de verdad necesito toda la ayuda que ustedes puedan darme. Uniendo Puntos está en proceso de expansión, estoy desarrollando alianzas con grupos nacionalistas tanto aquí como en Hispanoamérica, Estados Unidos y Europa, estoy buscando crear más segmentos, poder pagar el hosting de mi web, así como contratar diseñadores gráficos y editores. Uniendo Puntos es el blog más leído de derecha alternativa venezolana desde Alaska hasta la Patagonia.
Trabajo casi que sin descanso para ofrecerte contenido de calidad, doy la cara, firmo con mi nombre y doy entrevistas a medios nacionales e internacionales.
Realmente necesito tu apoyo para combatir toda esta propaganda comunista que contamina el continente.
Así que si está dentro de lo que te sea posible, una pequeña donación haría una gran diferencia. Haz click en donaciones y si puedes dona lo que puedas.

 

https://paypal.me/albertozambrano
Si tienes dudas escríbeme a mi email,

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s