Uniendo Puntos: Renovación de partidos

El proceso inventado por el Ministerio de Elecciones del régimen chavista mediante el cual las organizaciones políticas con fines electorales deben recaudar firmas para darse legitimidad ante la dictadura es absolutamente perverso.

pcv_caldera

Coincidieron por la Patria y recibieron su dosis de Patria.

En los países donde se realizan elecciones auténticas, los partidos políticos son de libre formación y la data de su militancia es conocida, pero en Venezuela, un país cuyo régimen persigue de todas las maneras posibles a la disidencia, el que los ciudadanos permitan que el Consejo Nacional Electoral tenga datos sobre su militancia política no sólo es una forma perversa de control social, sino que es el instrumento perfecto para que el régimen se estabilice y se atornille aun más en el poder pese a que la popularidad del gobierno y el descontento de la población esté por el suelo.

El Proceso de validación de los partidos consiste en que el Ministerio de Elecciones de forma arbitraria decide en cuáles sitios de la geografía del país, en que horario, con cuantos operadores de máquinas y con cuántas computadoras los ciudadanos pueden dejar su huella dactilar, sus datos de contacto y su firma a un ente que es harto conocido por estar al servicio del régimen.

Resulta tragicómico que personajes tan oscuros como Juan Barreto, le pida al Tribunal Supremo de Justicia que suspenda el proceso  proceso de renovación de los partidos políticos que inició el Consejo Nacional Electoral porque afecta el crecimiento de su partido político Redes Revolucionarias, una organización que fue creada por Barreto a petición de Chávez.
Más irónico resulta que las cucarachas políticas del Partido Comunista de Venezuela estén negadas a participar en ese proceso formando parte del status quo que tiene destruido al país.

Los padres ideológicos de los creadores de las Lista Tascón y Maisanta, usadas para perseguir opositores por expresar su preferencia política ahora temen que el estado que ayudaron a crear se vaya en contra de ellos. La ironía es perfecta.

KARMA IS A BITCH, COMMIES!

Definitivamente el comunismo es capaz de devorar a sus hijos.

Los militantes del Partido Comunista de Venezuela se tardaron casi 76 años en llegar al poder, nacieron en la clandestinidad, mataron, torturaron, pactaron con sus enemigos ideológicos en múltiples ocasiones, se dejaron ningunear por Chávez y son los sucesores de éste, quienes se formaron en sus escuelas de cuadros políticos los que ahora crearon una estructura electoral que los saca del juego.
Es bien sabido que en los sistemas democráticos de múltiples partidos termina imperando el bipartidismo. Los partidos políticos pequeños siempre son “las víctimas”.

Lo irónico del caso es que las víctimas aquí son los victimarios.

Ha de ser bien incómodo para partidos de extrema izquierda como el PCV y Redes hallarse en lugares comunes, por las mismas razones que partidos como Vente y COPEI. Sobre éste último, recomiendo lean en (((Caracas Chronicles))) lo que escribió mi pana Rodrigo Linares sobre ese partido, que ha pagado con creces el precio de sentarse a dialogar, y de asumir una actitud apaciguadora ante la crisis que viene consumiendo al país.

COPEI, Redes y el PCV han pagado el precio de ser dialogantes. La agrupación de María Corina Machado ha pagado el mismo precio por ser disidentes y promover La Salida que los primeros apaciguaron.

¿Y que ocurre mientras?

El país más arruinado y pobre que nunca. El resto es, como diría mi buen amigo Agustín Blanco Muñoz: Historia Actual.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s