La izquierda es el establishment

Cuando Antonio (((Gramsci))) escribió sus diarios en la prisión, trazó la hoja de ruta para que los marxistas occidentales dominaran los espacios cívicos no de inmediato con una revolución sangrienta y criminal como lo hicieron sus contrapartes en la atrasada y rural Rusia zarista.
Los marxistas occidentales utilizaron técnicas de subversión pasivo agresiva para poder hacerse con las instituciones, a lo largo de los años que siguieron a la Segunda Guerra Civil Europea, el comunismo occidental tomó la forma del Liberalismo, un zorro vestido de oveja y plagado de buenas intenciones que buscó enquistarse en los espacios cívicos y culturales.
Lo que empezó con la rebelión de la contracultura hippie contra el conservadurismo republicano y Torie en EEUU y Reino Unido fue agarrando fuerza, el feminismo, el movimiento del desarme, el movimiento de descolonización, la revolución cubana, la china, la comunista, todo ese crisol de ideas fue materializándose en forma de una vanguardia política que se fue apoderando de las bases de los partidos políticos y llegó a su cúspide.
No sólo fueron los partidos, fueron las universidades, las artes, la tecnología, y la cultura pop.

La izquierda pasó de ser una contracultura subversiva y rebelde a ser un establishment aburrido, carente de humor, amante de lo horrible y campeón de los trastornos y enfermedades mentales.

Con sus procederes, cazan, avergüenzan, destruyen, despiden, y humillan a todo aquel que ose transgredir sus dogmas políticamente correctos y de identidad grupal.
Pese a esto, se consideran disidentes contra-culturales, que luchan contra un establishment de derecha que lleva años sin poder gobernar porque nos han dado una paliza en la guerra cultural.
Es paradójico que los izquierdistas se consideren “anti-sistema” toda vez que son partidarios de un estado cada vez más grande con controles y sistemas.

Es ridículo que la izquierda se declare en contra del mainstream cuando todos sus artistas y músicos profesan esa ideología. Sus creaciones las vemos en el cine, la tele y la radio. Toda la música suena igual, los arcos narrativos son todos similares y encima hasta se premian por copiar las mismas ideas una y otra vez.

Ustedes en la izquierda no son disidentes de nada.

Pese a haber dominado cultural, política y cívicamente todos los espacios en los que los hombres podemos hacer vida, ustedes en la izquierda claman ser campeones de voces que no son escuchadas. Sois todos unos hipócritas.

La izquierda es conformista, es mainstream.

La izquierda es el establishment.

La derecha es la nueva contra cultura, la que se enfrenta con estética y arte a la barbarie de la modernidad.
La derecha es la que valora y protege a la familia en contraposición a los antivalores que la izquierda preconiza.
La derecha es la que valora a la sexualidad natural en la intimidad de dos adultos.
La derecha es la que defiende a las minorías estranguladas por la corrección política. La derecha defiende a los hombres cuyos hijos han sido secuestrados por madres solteras amparados por el feminismo que ha dominado el sistema judicial.
La derecha es la que defiende a la cada vez minoritaria población blanca.

La derecha es la nueva contra-cultura que lucha contra el establishment.
Ser cool es ser de derecha.

La tradición es el acto más revolucionario de estos tiempos – Julius Evola

Anuncios

Un pensamiento en “La izquierda es el establishment

  1. Pingback: Izquierda y Derecha: El establishment y la contracultura | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s