Los hombres mandan, toman y exigen

Hoy en Uniendo Puntos te explico un poco porque los hombres Occidentales tenemos impulso para crear y transformar y ese impulso va desde fuerzas inspiradoras y creadoras hasta fuerzas nocivas y destructoras

Los hombres no le pidieron al caballo que los trasladara de un punto a otro y que les ayudara a transportar carga. Los hombres dominaron a la bestia y la forzaron a crear vías de comunicación.
Cuando teníamos hambre, los hombres no le pedimos amablemente a la presa que íbamos a cazar para llevarla a donde nuestras mujeres, que nos la preparara para comérnosla.

Nosotros cazamos con ferocidad a la bestia que nos daría abrigo y alimento.

Los hombres no le pedimos al perro que nos ayudara a rastrear a nuestras presas, entrenamos al perro para que con su olfato nos llevara hasta donde está la comida, de igual manera entrenamos al perro para que nos avisara si escuchaba peligro.

Los hombres no le pedimos a los niños que cooperen, los criamos a nuestra manera para que sean hombres y mujeres que cumplen un rol dentro de nuestro entorno.

Los hombres no piden cooperación a incapaces para hacer la tarea.
Los hombres no tienen clemencia con quienes piden subsidios.
Los hombres pedimos mayor cooperación de aquellos que piden libertad porque somos animales que trabajamos con base a incentivos.
Los hombres requerimos la total cooperación de nuestros pares tribales, bien sea, raza, tribu o nación para el beneficio de lo nuestro.

Los hombres requerimos y no podemos evadir la cooperación de aquellos que deseen ser soberanos.

Los pocos son los que gobiernan a los muchos para que la humanidad trascienda.
Podemos gobernar y trascender o podemos ser gobernados y fracasar en trascender.
Podemos ejercer nuestra soberanía y poseerla o conformarnos con la moral de esclavos de pedir permiso a quienes nos gobiernan para tenerla.
Pero para poseer soberanía debemos poseer agencia.
Y para poseer agencia, debemos poseer la habilidad, conocimiento y voluntad…
…Tuvimos voluntad para crear, pintar, construir, reproducirnos y también tenemos
…La voluntad de pelear, de matar, de destruir, de masacrar.

Nosotros le pusimos fin a la barbarie precolombina, domesticamos al negro, trajimos tecnología y conocimientos que jamás hubiesen podido desarrollar pueblos y sociedades retrógradas y todavía se nos pide que nos disculpemos por lo que hicimos.

No hay trascendencia, ni soberanía ni agencia para los débiles, los cobardes y los tímidos. Y no habrán libertades ni subsidios a otros si fracasamos.

“La antítesis verdadera frente a “Oriente” y a “Occidente” no es la idea social, sino, por el contrario, la idea jerárquica integral” – Julius Evola

Nuestros imperios, nuestro pasado, lo que somos hoy está atado histórica y biológicamente a lo que nuestros ancestros hicieron antes que nosotros. Nuestros ancestros lucharon a uñas y dientes por lo que tenemos y hoy día las hordas bárbaras que hemos dejado entrar y que están por millones en nuestras puertas nos quieren quitar con mayor fiereza que con la que yo escribo.

No podemos defender a la Civilización Occidental con hombres en tacones de mujer y tutús de ballet con pancartas que digan “Refugiados bienvenidos”.
No podemos defender a Venezuela de los invasores si creemos que los jerarcas chavistas y sus seguidores merecen clemencia tras el crimen de condenar a generaciones enteras al hambre, desnutrición, desempleo, encarcelamiento, torturas y muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s