Sobre la repulsión y el miedo de la izquierda

When the light begins to fade
I sometimes feel a little strange
A little anxious when it’s darkFear of the dark, fear of the dark
I have constant fear that something’s
Always near
Fear of the dark, fear of the dark
I have a phobia that someone’s
Always there

Iron Maiden. “Fear of the Dark”

Repeler 
Del lat.repellĕre

1. tr. Arrojar, lanzar o echar de sí algo con impulso o violencia.
2. tr. Rechazar, contradecir una idea, proposición o aserto.
3. tr. Dicho de una cosa: Rechazar, no admitir a otra en su masa o composición.
4. intr. Causar repugnancia o aversión. Hay cosas que repelen. U. t. c. prnl.

Fobia

Del gr. -φοβία -phobía ‘temor’.

1. f.Aversión exagerada a alguien o a algo.
2. f.Psiquiatr.Temor angustioso e incontrolable ante ciertos actos, ideas, objetososituaciones, que se sabe absurdo y sea proxima a la obsesión.

.Real Academia Española © Todos los derechos reservados

La izquierda no entiende la diferencia entre repulsión y fobia.

www-pinterest-com

El año pasado escribí un artículo con fuentes muy cuidadosamente revisadas, fundamentado en revistas médicas arbitradas e indexadas en la cual mostraba mi repulsión por el hecho de que la cantante venezolana (((Karina))) anunciara que sometería a su hija a una terapia de reasignación sexual. Influencers de las redes sociales (por darles algún mérito a piltrafas como Eleazar “Caps”, Aglaia Berlutti, todos los que escriben en Contrapunto.com y una médico de raza negra que se cree más que yo por tener una especialidad que yo no tengo) emitieron una serie de comentarios subidos de tono, llamándome desde ignorante hasta cavernícola por haber demostrado muy elegantemente mi descontento con esa práctica tan abominable, como la que implica afeitarle la cabeza a una niña, vestirla con ropa de varón, darle bloqueantes hormonales y hacerle creer que es un niño.

Yo me aferré a una máxima fundamental: el Género es biológico y se es del género con el que se nace.

2016 no sólo fue un año de confrontación ideológica con calvos expatriados en Chile y astrólogas feminazis, también fue uno de confrontación ideológica con piltrafas perroflautas como los que escriben piezas de odio hacia hombres blancos en portales de capitalismo de izquierdas porque como son marrones, o café au lait  no se logran identificar con un genotipo racial propio.

Para toda esa gente de izquierdas en Venezuela y el mundo, si a ti no te gustan los gays, eres homofóbico.
Si no te gustan los musulmanes porque son inmigrantes que roban, violan, saquean y se detonan causando muertes, dolor y destrucción, eres un intolerante islamófobico.
Si te causa repulsión que a un niño le mutilen su pene, se lo conviertan en una vagina y le den hormonas y terapia para hacerle creer que es una niña, eres un transfóbico.
Si te parece incorrecto que un hombre disfrazado de mujer orine junto a tu hija en un bar público mientras tararea “good bye Horses”Estás fuera de los cánones del año en curso y eres un cavernícola.

Que algo te cause repulsión no quiere decir que le tengas miedo.

No le temo a los gays. Simplemente me causa repulsión que su estilo de vida sea impuesto por la fuerza a todo el mundo y que la sexualidad pase de ser algo privado a ser un espectáculo.
No le temo al Islam. Me repugna una religión que esclaviza, asesina y maltrata a todos los que no estemos de acuerdo con ella.
No le temo a los transexuales, la idea de que un tío se vista como una vieja no me agrada ni lo deseo tener cerca.

Ese es el problema real: Fobias versus Repulsión.
Imagina que caminas por la calle y pisas el mojón de un perro. Tu primera reacción no es una de miedo. Es una de repulsión, de asco. Y tu segunda reacción es encabronarte con el marginal que pone a su perro a cagar la acera y no recoge la mierda de su animal.

Es una idea muy sencilla de comprender, a menos que tengas el daño cerebral que la izquierda le causa a la gente.

Yo no le temo a las cosas que la izquierda pretende amar, a mi me causa asco lo que la izquierda pretende amar. Y quiero aglutinar gente que esté en contra de las mismas cosas que me dan asco a mi para hacerle frente a los rojos.

Una de las razones por las cuales la izquierda etiqueta a la repulsión como fobias o miedos es psicológica. Hay estudios que demuestran que los rojos tienen umbrales de repulsión y asco muy altos. No se asquean de la misma forma que la gente normal. Y no pueden evitar el sentirse atraídos por cosas horribles porque son mentalmente incapaces de discernir entre amenazas y beneficios.
La izquierda está mental y psicológicamente paralizada.

La otra razón por la cual la izquierda etiqueta a las repulsiones como fobias es más importante y deliberada. La izquierda reforma la repulsión como fobia porque funciona mejor para manipular a la gente. Vivimos en una sociedad que tiene dos mandatos sociales en el año en curso:

  • No debes tener miedo a cosas que son amenazas obvias
  • No debes juzgar a quienes tienen comportamientos erráticos que pueden lastimarte y lastimarse ellos.

Ese primer mandato, el de no tener miedo a las amenazas obvias busca confrontar a la gente con la idea de que no es necesario ser responsable de tus actos. – ¿Has oído hablar de “YOLO, you only live once”? ¿Por que habrías de echarte Vodka en los ojos para emborracharte so pena de lastimar tu visión? Porque yolo.

El segundo mandato, de no juzgar es cómo la izquierda causa la mayor cantidad de año cultural. Ese relativismo moral, el de no juzgar las acciones, de no juzgar a la gente y a sus culturas como buenas o malas es una creencia fundamental de la izquierda. Si no hay correctos e incorrectos, no existe la capacidad de poder comprender la diferencia. Y esa es la igualdad utópica roja que esa gente desea. Si no podemos juzgar y discernir lo bueno de lo malo, lo competente de lo incompetente, lo bello de lo feo, lo valioso de lo inútil, tenemos frente a nosotros la igualdad que la izquierda preconiza.

Es por ello que en 2016 le dediqué unas líneas a un marica que decidió vandalizar el Pastor de Nubes.

Si combinamos esos dos mandatos, esos dos dogmas nos topamos con una forma muy efectiva de controlar los mecanismos racionales de la repulsión. En vez de defendernos de amenazas que son obvias y que la repulsión nos las evidencia la izquierda nos hace una pregunta malintencionada:

¿A que le temes tanto que andas juzgando a la gente por las cosas que hacen?

La izquierda busca cubrir nuestras defensas naturales con una etiqueta de fobia pseudocientífica para hacerle creer a la persona que demuestra su repulsión que de alguna manera tiene un proceso mental defectuoso. Esto no es nuevo. Es algo absolutamente perverso y fue puesto en práctica en los gulags de la Unión Soviética por psiquiatras al servicio del régimen comunista. Es la misma psiquiatría que Edmundo Chirinos y Jorge Rodríguez practican. Después de todo, muchos en la izquierda venezolana fueron sus pacientes.

Pongamos esas ideas a prueba: ¿Te parece que un hombre vestido con un cachetero de cuerpo, usando una mordaza en forma de pene de color rosado, que marcha por la calle con una bandera arco iris mientras otro hombre vestido de vaquero lo pasea con un collar de perro algo normal? ¿Le confiarías el cuidado de tus hijos a esa pareja?
¿Acaso los que no son mulsumanes creen que el Islam en una religión de paz?
¿Una persona racional y pensante cree que la inmigración masiva de individuos procedentes de países tercermundistas como Venezuela, Angola, Afganistán, Colombia, Perú y Nigeria cree que esos individuos le agregarán cultura y valor al país que los recibe?
¿Unos padres cuerdos desearían que un hombre vestido de mujer compartiera un baño con su una pequeña?

Ninguna persona cuerda creería esas cosas. De hecho, al mencionárselos sienten la misma repulsión a la que hago mención, pero tienen miedo de decirlo. Así que si te llaman “equis-fóbico”, defiéndete y no cedas ni un centímetro. Se radical, ten principios y se extremista.

La forma más sencilla de hacerle tomar la píldora roja a la gente –matrix dixit- es  hacerlos admitir que las cosas que la izquierda trata como si fueran fobias son realmente cosas asquerosas. Una vez que los normies comiencen a usar y verbalizar la repulsión como lo que es y no como la izquierda quiere que lo hagan, habrán probado el suero de la verdad, y verán las cosas como son. Todo lo que necesitamos hacer es que aquellos que compartan estas ideas lo hagan y que lo hagan sin miedo.

La izquierda se alimenta de debilidades y miedos, y le teme a la fortaleza y al carácter masculino de defender tus ideales. No ser un suicida cultural travesti fanboy de los maricas yd el islam es un buen comienzo para ser fuerte. Y no te van a tratar mal por no serlo créeme.

Cuando lidies con rojos y marxistas culturales, nunca les permites que te arrinconen con una acusación de fobia. Siempre defiéndete de tu derecho a sentir repulsión y formula tus ideas de forma tal de que la persona que te acuse de fobia es realmente el que está mal de la cabeza (porque lo está). Te sorprenderías con lo que la gente es capaz de decir y hacer cuando se dan cuenta de que son ellos y no tu los que están mal de la cabeza.

Watching horror films the night before
Debating witches and folklore’s
The unknown troubles on your mind
Maybe your mind is playing tricks
You sense, and suddenly eyes fix
On dancing shadows from behind

-Iron Maiden. Fear of the Dark

crying-girl-lichtenstein-roy

 

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s