Repatriemos a Camila

Camila Canabal, la talentosa animadora uruguayo-venezolana que devino en bloguera en los United States, logró ser tendencia en Twitter cuando subió un vídeo en el cual se quejaba del país que la recibió y le dio las oportunidades que los dirigentes de su Venezuela natal le negaron al referirse a los EEUU com “Esclavos Unidos”.

Aquí está el vídeo en cuestión.

Camila al igual que millones de venezolanos decidió buscar un mejor futuro en otro país porque los dirigentes de su país natal decidieron condenar a generaciones enteras a vivir en comunismo.

Hasta ahí todo bien, el problema radica en el hecho de que Camila Canabal con su crianza Venezolana aprendió quizá el peor trait que nos identifica: La viveza criolla.
Una forma jocosa de decir que el venezolano viola ciertas reglas, preceptos y cánones de la sociedad para salirse con la suya.

La viveza criolla va desde colearte en la fila de un cajero automático porque el pendejo que está en frente de ti está muy distraído jugando al Candy Crush, comerte todas las muestras de comida en el supermercado, abrir un tubo de crema para las manos y untártela sin pagar “para ver que tal es”, mudarte con tus compadres para República Dominicana y emprender en la industria de la delincuencia, así como viajar a Panamá y las islas del Caribe con tus proxenetas en el mundo de la prostitución de lujo.

Para aquellos que me acusan de andar haciendo cherry picking de artículos, basta con ver las declaraciones de la Gobernadora de Curaçao, en la cual ella plantea la necesidad de que haya un tratado de extradición entre Venezuela y ese país porque últimamente, lo que estamos exportando son putas, malandros y obreros ilegales que están creando un caos en esa isla, quitándole trabajo a los curazoleños y haciendo de sitios turísticos un sitio de potencial crimen y problemas de salud pública por las enfermedades de transmisión sexual que las putas venezolanas traen desde tierra firme.

El caso de Camila no es muy distinto, ella es una de esas “Venezolanas de bien” que decidió emigrar y pese a que tiene automóvil, buena casa y vive promocionando productos de moda y cosméticos, se queja de las leyes del país que la recibe, de la misma forma que los inmigrantes Musulmanes se quejan de que las mujeres en la playa estén en bikini. Sólo que en este caso, Camila se queja de la severidad de las leyes de tránsito.
Se nota que Camila es el tipo de conductor que en Venezuela se come la luz roja, compra cervezas a los buhoneros de la autopista y aparca el coche en el rayado amarillo.

Ese tipo de viveza es lo que nos da un mal nombre en el exterior.

Empirical_Rule

Habrá algunos timoratos normies amantes de la corrección política que dirán que no todos los emigrantes venezolanos son malandros, putas y delincuentes. Y es cierto en su medida, sólo que con la creciente ola de emigración, los venezolanos “de bien” quedan empujados hacia los bordes de la curva. Nosotros estamos sufriendo los estereotipos de nuestros malos ciudadanos de la misma forma que los colombianos lo vivieron en los años ochenta.

Camila Canabal se comporta como un antisocial que se molesta por no poder hacer allá los desmanes que hacía acá en Caracas. Es una muestra de que si pones a un idiota en un sistema que funciona se ve en la obligación de funcionar. La corta mente de esa animadora no la deja ver que ella se mudó a un país en el cual la severidad de las leyes de tránsito que ella critica es la razón por la cual la gente quiere vivir allí.

En esos países a donde la plebe se quiere mudar son los países donde no puedes sobornar a un guardia para que no te multe, y que si aparcas tu coche en un sitio que no tienes permiso, sufres la consecuencia, tengas 1 centavo o un millón de dólares en tu cuenta bancaria.

Robar una tienda, violar una mujer y parar mal un coche son crímenes que en ese tipo de sociedades abiertas y desarrolladas son sancionados porque la sociedad espera de los ciudadanos cierto tipo de comportamiento cívico.

La verdadera esclavitud la tiene Camila en el país que le dio la oportunidad de poder hacerse conocer.

Y es por ello que existe la necesidad de que Estados Unidos y Latinoamérica modifiquen su política migratoria.

Cuando Donald Trump anunció su candidatura presidencial, una de las cosas a las que hizo mención fue a la ola de inmigración que viene de Latinoamérica.

Y la realidad es que Venezuela no escapa de la realidad de esas declaraciones.

Nosotros como país no tenemos una política migratoria.

Los países comunistas como Venezuela tienen una política muy similar en lo que a emigración se refiere:

  • No te dejan salir del país porque te matan o puedes morir en el intento (Cuba)
  • Cada cierto tiempo purgan sus cárceles y envían a lo peor de su sociedad a invadir otros países (Vale la pena estudiar lo que fue el Mariel Boatlift)
  • Enseñan a sus ciudadanos a emigrar ilegalmente (México)
  • Mandan a estudiantes que no pueden pagar sus estudios (Venezuela)

Los países no pueden depender de las buenas voluntades de las personas.
De no ser así, no habrían Camilas o hermanos Primera en todos lados.

Así que por el bien de la venezolanidad y en nombre de la dignidad de los venezolanos en el extranjero, repatriemos a Camila.

 

4 pensamientos en “Repatriemos a Camila

  1. Buenos dias, Dr. Zambrano, lamentablemente Usted TIENE TODA LA RAZÓN Y MAS LAMENTABLE ES EL COMPORTAMIENTO DE camila. Que alguien sea multado por infringir normas, es el deber en los países abiertos y desarrollados. La viveza criolla lo único que logro fue poner en evidencia LO ATRASADO QUE ESTA VENEZUELA COMO PAÍS Y LA ESPANTOSA CRISIS D VALORES EN TODO LOS ASPECTOS Q YA PIERDA LA CAPACIDAD DE ASOMBRO. Excelente articulo, ya he leído otra de sus publicaciones, MIS RESPETOS y saludos desde Tocuyito-Valencia, Doctor.

    Me gusta

  2. Pingback: La verdad sobre el pleito de Donald Trump, Hillary Clinton & Alicia Machado | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

  3. Pingback: ¿Que tipo de inmigrante es Alicia Machado? | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s