Musulmana timorata se molesta conmigo por un vídeo que colgué en Youtube

Hace un par de días, mientras me paseaba por los rincones más oscuros de la derecha alternativa en Youtube, una notificación sobre un vídeo que publiqué apareció en mi desktop.

Se trataba de una supuesta mujer de origen musulmán hispano-argelina que me reclamaba  sobre éste video, que dicho sea de paso, los censores de la libertad de expresión de la web del señor (((Zuckerberg))) decidieron vetar, así que si lo ves y lo compartes, considerate uno de los últimos de occidente, un subversivo, si se quiere.

Aqui la reproducción de lo que ésta timorata musulmana me dijo:

screen-shot-2016-09-06-at-20-18-51

Me tomé el tiempo de revisar algunos de mis antiguos posts sobre los ataques de la religión de la paz a la civilización occidental y le escribo una cordial respuesta, a la que ella, en su obcecación decide responder de nuevo.

screen-shot-2016-09-06-at-20-19-17

 

La señorita, que por cierto tiene el mismo apellido de la esposa del pacífico musulmán que entró a un mercado (((kosher))) parisino y mató a cuatro personas se precia de ser española. Pero resulta que la señorita Boumedienne no es española, porque ser español no sólo implica haber nacido en el Reino sino pertenecer a una nación, tener una genética, unos valores, y una cultura plenamente identificada como europea.
Como no supo responder a mis contundentes preguntas se refugió como buena timorata que es, en “temas ya pasados” porque obviamente no conoce la historia de Argelia y Francia.

Cuando uno ya tiene cierto nivel intelectual, ha hecho su tarea y es brutalmente honesto y frontal con los hechos, las discusiones sobre el mito de los musulmanes moderados son muy sencillas.

Lo que pasa con mujeres y hombres como Nassira Boumedienne es que creen que su religión no molesta a nadie, cuando en realidad, si molesta, y molesta bastante. Es una afrenta contra todo lo que la civilización occidental representa y la permanencia de elementos como ella entre nosotros es una bomba de tiempo.
Los musulmanes moderados de hoy son los musulmanes radicales de mañana, no es necesario tener una copia de Dabiq, la revista de ISIS o las prédicas de Anwar Al-Awlaki en tu lista de reproducción de tu iPhone para ser considerado un musulmán radical. Basta conque tengas un Corán en tu casa y suficiente tiempo libre para leer y asimilar los imperativos de un sistema político que se hace pasar por religión para luego forzarlos a los demás por medios violentos.

Si el Sagrado Corán debe interpretarse y leerse en la lengua del profeta, entonces todos debemos de alguna manera tomar un curso de árabe y comenzar a predicar ese credo político disfrazado de religión. Porque si hay algo en lo que el Islam no discrimina es que tienes que vestir, hablar, y actuar como Mahoma y sus compinches, te guste o no.

La muy timorata señorita Boumedienne dice que el Islam da derechos a las mujeres:
Y eso es cierto.
Como mujer la ley islámica:

  • Te da derecho a no poder conducir un automóvil,
  • a cubrirte con muchísima ropa para pasar calor horrible y sudar como un animal,
  • a no poder comer con tu marido en una reunión familiar y tener que compartirlo con otras mujeres y sus esclavas sexuales sin ponerte celosa.
  • Te da derecho a recibir brutales golpizas sin la posibilidad de quejarte por no cumplir tus obligaciones como mujer: Atender a los chamacos, lavar la ropa, y complacer a tu marido en cuanta barbaridad sexual se le ocurra.
  • Te da derecho a no poder salir sola de tu casa.

Ciertamente, como ella dice, en Occidente estamos a años luz de tanto progreso y liberación femenina. Es por ello que en 1976, una mujer en Teherán podía caminar vestida de esta manera:

5ba20278094646dcc26239c4f88c776d

Pero si se le ocurre vestirse de esa forma hoy en día la apedrean y la azotan por ser impura, en términos netamente islámicos.

Ya que la señorita Boumedienne me hace referencia a la Casa Saud, la familia real de Arabia Saudí, quien acusa de “títere de occidente” de la misma manera que lo hace el Hezbollah y el Estado Islámico, le recuerdo a la fiel creyente de alá que el régimen saudí es el principal promotor de una visión ultra radical y ultra ortodoxa del Islam, el wahabbismo-salafismo que preconiza el estado islámico.
Arabia Saudita ha invertido millones de petrodólares alrededor del mundo para financiar escuelas que fomentan la idea wahabbi, las famosas madrassas, que no son otra cosa sino centros de reclutamiento para potenciales terroristas disfrazados de centros religiosos.

No es lo mismo una iglesia donde te enseñan el catecismo y a rezar el rosario, que una madrassa en donde Anwar el-Awlaki o Anjem Choudary te explican por que es imperativo que como musulmán vayas con un machete a cortar cabezas de infieles

Pero Occidente ha permitido madrassas en nuestros países y nuestros líderes han sido, como bien lo dice la Srta. Boumedienne “títeres” de la corrección política y las ideas de la izquierda que usan al Islam como un arma para acabar con los valores fundamentales de las sociedades occidentales.

Cuando los musulmanes como esta tía se quedan sin argumentos, comienzan a despotricar y cuando las cosas no están a la altura de sus narrativas, ignoran los hechos documentados, como el que Suecia se haya convertido en la capital mundial de las violaciones, que el nombre promedio del violador en Suecia sea Mohammed y que el gobierno sueco le pida a sus mujeres que se cubran para que no las violen.
Dicho de otra manera, la corrección política en Suecia ha tenido como consecuencia que el gobierno de ese país le diga a sus ciudadanas que si las violan, es porque ellas se lo buscaron.

Si esa es la sociedad con la que Nassira Boumedienne está de acuerdo, con base a las barbaridades que ella escribe, pues debemos tomarle la palabra, y combatirla en todos los ámbitos para evitar que esa expansion islamista acabe con nuestra sociedad.
Estamos llegando a un punto con el Islam en el cual debemos decidir entre ellos o nosotros.
Nuestra sociedad es superior. No podemos dejarnos vencer por la barbarie.

Veritas, aut consilis, aut ense.
Deus vult!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s