El intento de la izquierda de legalizar la pedofilia: Los “adultos bebés”

Hace algunos meses te expliqué con lujo de detalles cómo la izquierda busca legalizar la pedofilia y te expliqué por que no es normal que a una niña le rasuren la cabeza, la llenen de hormonas, le mutilen sus genitales y le hagan creer que es un niño.

Hoy te voy a explicar cómo la izquierda se aprovecha de los enfermos mentales con comportamientos sexuales extraños y los ayuda a hacer de sus problemas un espectáculo para que los veas en Youtube, Facebook & Instagram para que con unos cuantos “Likes” estos enfermos mentales se sientan bien.

Youtube e Instagram son webs de vídeos bastante buenas, en ella puedes conseguir todo tipo de cosas. Desde vídeos informativos hasta esto:

y sí, son imágenes fuertes. For the trigger warning happy lot…
Lolita, la novela de Vladimir Nabokov se quedó en pañales ante esto.

Esta es una mujer de 21 años que vive en Florida con su novio.

Hasta ahí todo bien ¿eh?
El detalle es que esta mujer decidió abrirse un blog en youtube y demás redes sociales y hace de su vida con su novio un espectáculo para que todos lo vean.
Todos nosotros en algún momento subimos un vídeo o una foto de las cosas que nos interesan, pero esta tía decidió contarle al mundo que ella es una “bebé adulta”, que está en una “relación de Papito Dominante / Niña Pequeña” “Daddy Dominant/Little Girl”, una variante del juego de BDSM (Bondage, Dominación y Sadomasoquismo), un grupo heterogéneo de fetiches y parafilias sexuales en la cual una mujer adulta que se viste como una lactante, usa biberón, duerme en una cuna gigante, se babea, usa pañales de adultos y se orina en ellos.

No defeca en su pañal porque piensa que “es ir demasiado lejos”.

Su novio la “cuida” y asume el rol de un papá que cuida a una niña pequeña: Le da de comer, le compra libros para colorear, la pasea con una correa de perros atada a su garganta, la viste y le lee cuentos para dormir.

En un segmento del vídeo anterior, ella y su novio le dicen a los entrevistadores que no existe nada sexual en los intríngulis de su extraña relación, esta pareja considera que su comportamiento es absolutamente normal, pero cuando le ponemos la lupa a su Instagram vemos cosas como éstas:

Screen Shot 2016-08-02 at 12.54.08

El instagram de esta tía tiene más de 43.000 seguidores (algo perturbador, IMHO)

La imagen de arriba, sacada de su cuenta de Instagram es ella con sus piernas abiertas, usando unas pantaletas de muñequita rosadas en sus muslos en una imagen algo sugestiva, y el texto que ella coloca en la instantánea busca explicar que ella ha decidido colocar imágenes y contenido en sus redes sociales con tonos más sexuales para “atender las necesidades” de sus seguidores que le han pedido que haga cosas más atrevidas, que eso no tiene nada de malo y que ella se siente bien al “probar cosas nuevas”.
La foto de cabecera de su canal de Youtube es ella con sus piernas abiertas de par en par, mostrando su entrepierna envuelto por enorme pañal adulto de color rosado.

Es completamente descabellado pensar que un pedófilo no se excitaría con este tipo de cosas (sarcasmo).
No hay ningún tipo de insinuación sexual en ese tipo de imágenes. Am I right? 

Esta mujer arguye que el “estilo de vida” la enfermedad mental que tiene con su novio es elección propia y que surge para poder escapar del trauma emocional de haber sido abusada sexualmente cuando era una niña.

Este fetiche de Lolitas es un ejemplo de como nuestros cerebros están siendo infantilizados por las redes sociales y de cómo la corrección política está normalizando y validando las enfermedades mentales.

De estas líneas surgen dos cosas:

La primera:

Las relaciones sexuales son parte importante de toda relación de pareja, bien sea noviazgo o matrimonio, el sexo no viene sólo sino que debe estar acompañado de una serie de valores, creencias, aptitudes y actitudes como el respeto, el cariño, amor, y deseo por parte de los dos adultos responsables que tienen esa relación.

El hecho de que puedan existir “adultos bebés”, de que esa idea sea considerada algo válido forma parte de los planes de la izquierda retrógrada en su intento demente y aberrante de normalizar la pedofilia como una “alternativa social, saludable, y duradera”.

El novio de esta mujer está cansado y se queja de lo que lo llamen “pedófilo”. (Y hay gente que todavía pregunta por que será eso)

Ya hemos visto a media outlets de la izquierda en EEUU como Salon.com dar espacio a pedófilos como Todd Nickerson, quien comentara en esa web con un vídeo de una niña en un vestido rosado bailando graciosamente el cómo esas imágenes le producían fantasías sexuales y se masturba con ellas ya que “no puede controlarse” al ver una niña pequeña.

La agenda de la izquierda es el sabotaje de la forma normal de pensar y ver las cosas

En este blog he escrito cómo la teoría crítica destruye las mentes de quienes hacen ese ensayo pseudocientífico, cosas como éstas son quizá el mejor ejemplo de ello.
Pese a que esta mujer y su novio no lo sepan, (probablemente voten al partido demócrata) ellos son tontos útiles de la izquierda.

La segunda:

El uso irresponsable de las redes sociales por parte de quienes no saben la diferencia entre conversar con tus amigos y perder la vida en Facebook ha creado una especie de obcecación  en los usuarios de las redes sociales al sentirse obligados a a subir cualquier tipo de contenido en esas webs sobre sus vidas, y rogar aprobación en la forma de Likes, caritas felices, emojis y demás cosas que ofrezca la red.
Este patrón de búsqueda de validación es propio de los lactantes, de los bebés.

Los niños pequeños (lactantes) tienen un comportamiento narcisista, de querer ser siempre el centro de atención, y lo hacen porque no tienen los medios por su juventud de poder cuidarse a sí mismos y requieren de un adulto para cuidarlos. Y es el rol natural de los padres el cuidar por ellos.

La sociedad se ha vuelto adicta a buscar likes en redes sociales y los individuos no dedican tiempo a formar su propio carácter en el mundo real

Este tipo de conductas llevan a los individuos a un estado constante de crisis de identidad, demasiado Facebook y demasiado teléfono móvil han llevado a hombres adultos a caerse por un precipicio persiguiendo con su teléfono a un pokémon.

La civilización occidental está en declive, tenemos a tipos como Stefonkneee Wolscht, un gordo de 52 años, quien tras 23 años de matrimonio y siete hijos abandonó a su hogar, esposa y familia porque “descubrió” que era una “niña de seis años”, se empezó a vestir con atuendo de niñas, y fue adoptado por “una mamita y un papito” y pasa su tiempo jugando muñecas con los nietos de su pareja adoptiva.

What. The. Fuck?!

Siempre han habido seres humanos que se comportan en formas extrañas, el no aceptar este hecho es negar la existencia de las curvas de Gauss. Pero hemos visto que estos comportamientos son avalados, autorizados y promovidos por la cultura dominante y el establishment.

Eso es marxismo cultural.

Es el vivir en el “Mundo Feliz” (Brave New World) de Aldous Huxley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s