La paranoia de los medios con Donald Trump & Vladimir Putin

Los medios de comunicación social de la izquierda han buscado desviar la atención de las vergonzosas controversias que han surgido a la luz pública en la víspera y durante el desarrollo de la Convención del Partido Demócrata de EEUU al buscar redactar noticias que no son noticias.

Como ya el pleito de Kim Kardashian y Kanye West con Taylor Swift no genera clicks, retuits y comentarios para tapar el hecho de hasta en las encuestas de cadenas ultra demócratas como CNN Donald Trump está por encima de Hillary Clinton. Los medios han decidido infundir temor al hacer lucir a Donald Trump como un traidor por expresar comentarios que ante los anteojos de los demócratas paranoicos pueden ser interpretados como admiración por el gobierno de la Federación Rusa.

No es la primera vez que Donald Trump ha mostrado algún tipo de interés en Rusia, durante los años 80, le comentó al Washington Post que Ronald Reagan debería nombrarlo negociador con la Unión Soviética en materia nuclear. Estas declaraciones están enmarcadas en una nota que hizo la sección de Estilo y moda  y no la de política del WaPo, pero hoy en día son sacadas a flote por medios como The Daily Beast, The Atlantic, CNN y CBS para desacreditar al candidato republicano.

Si bien los medios tienen razón al señalar los nexos de su jefe de campaña Paul Manafort con Rusia, pareciera que ningún jefe de campaña de Trump le agrada a los medios porque Corey Lewandowski, el jefe de campaña anterior fue obligado a renunciar por roces con todo el mundo.

La primera vez que Donald Trump hizo un comentario sobre Putin fue en el contexto de las relaciones Americanas y Rusas, al comentar el hecho de que los líderes de ambos países deben llevarse bien y que si el resultara electo presidente, probablemente su relación con Vladimir Putin sería buena.

Vladimir Putin ha expresado buenos comentarios sobre Donald Trump en repetidas ocasiones.

Es bien sabido que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos han estado muy tensas durante la presidencia de Barack Obama, quien ha considerado a Rusia una amenaza para la seguridad norteamericana pese a que el gobierno ruso no piensa lo mismo de EEUU.
Para Donald Trump, es fundamental que los Estados Unidos ocupe de nuevo el lugar en el escenario internacional que tradicionalmente ha tenido, lo señala en su libro “Crippled America”:

Debemos demostrar nuestra disposición a usar nuestra fortaleza económica para recompensar a aquellos países que trabajen con nosotros y castigar a aquellos países que no lo hagan. Eso quiere decir proseguir a los bancos e instituciones financieras que lavan el dinero de nuestros enemigos y movilizan ese capital para ayudar al terrorismo.

Donald Trump está al tanto de que Rusia no es un amigo de los Estados Unidos. Los rusos tienen un récord bastante negativo en materia de Derechos Humanos, libertad de prensa, y son bastante autoritarios. Pero también lo son los Estados Unidos.
Mientras a Rusia se le reclama la anexión de Crimea tras los juegos olímpicos de invierno en Sochi, a Estados Unidos se le reclama su controversial plan de uso de aviones no tripulados.
Mientras a Rusia se le reclama su maltrato a los periodistas, la NSA viola la privacidad de millones de ciudadanos y jefes de estado alrededor del mundo.

Estados Unidos desestabilizó al Medio Oriente y dejó un vacío que fue ocupado por Rusia, que ha llevado una campaña bélica brutal que ha frenado el avance del Estado Islámico en Siria e Iraq.

La invasión de Estados Unidos a Iraq en 2003 tuvo un efecto brutalmente desestabilizador en el Medio Oriente ya que el derrocamiento de un nacionalista sunni en el desierto iraquí con la excusa de llevar un proyecto de democracia occidental que no es compatibles con esas latitudes tuvo dos grandes consecuencias.

La primera consecuencia fue que Iraq no se instaló ninguna democracia, los sunni perdieron el poder y los chiítas tomaron control de un gobierno débil con unas fuerzas armadas mayoritariamente sunni, que desertaron y se convirtieron la insurgencia de lo que luego sería el Estado Islámico.
La segunda consecuencia fue que con el ascenso del gobierno chií pro-iraní en Iraq la República Islámica de Irán manifiesta poder en ese país.
Los Estados Unidos lanzaron una guerra que costó tres trillones de dólares y miles de vidas de soldados americanos para llevar al poder un gobierno patrocinado por iraníes y éstos son aliados de los rusos.
Todo esto ocurrió durante el gobierno de Bush y continuó durante el gobierno de Obama, y éste último anunció el retiro de las tropas de Iraq, dándole tiempo a la insurgencia terrorista para prepararse y surgir en lo que sería la Guerra Civil en Iraq y Siria, llevada adelante por Al-Qaeda e ISIS.

Entonces se tiene a un rival de los Estados Unidos que ocupó el lugar que dejaron vacante por su inacción y Trump quiere recuperar ese espacio.

¿Que es lo que ha ocurrido? ¿Por que la paranoia de los medios?

En marzo de este año Wikileaks filtró 30.322 emails del servidor privado de Hillary Clinton cuando ella era Secretaria del Departamento de Estado. El que Clinton haya colocado un servidor privado que contiene secretos de estado y material clasificado en su casa ha sido motivo de una investigación criminal por parte del FBI y del Senado de EEUU y porque Hillary Clinton es Hillary Clinton, no la están procesando judicialmente por ese delito. Si hubiese sido un secretario de estado republicano, ya estaría preso.

Durante la campaña demócrata entre Bernie Sanders y Hillary Clinton las rivalidades fueron amargas, pero terminaron en el hecho de que el senador Sanders traicionara a sus votantes y declinara a favor de Clinton.
Mucho antes que Wikileaks por medio de hackers que están vinculados con los rusos filtraran el contenido de miles de correos del Comité Nacional Demócrata, Donald Trump había denunciado que el sistema de elecciones y el establishment demócrata había amañado el sistema en contra de Sanders, tal y como lo demostraron los correos.
Los emails revelan que los jerarcas demócratas concertaron operaciones sucias en contra de Donald Trump.
También revelaron que periodistas de medios de la izquierda liberal como Ken Vogel de Politico enviaban sus notas al Comité Demócrata para que fueran aprobadas antes de ser publicadas por el periódico para el que Vogel trabaja.Después quieren dar lecciones sobre ética periodística 
Los adalides de la diversidad y del respeto a los latinos en sus correos privados se refieren a las técnicas para captar votos latinos como “taco bowl engagement” (algo así como captar tacos).
Incluso hasta los demócratas evangélicos buscaron crear estrategias para desacreditar a Sanders por ser un judío no practicante de izquierdas (igual que Karl Marx, pun intended)

Las filtraciones del partido demócrata tuvieron consecuencias.
La jefa del partido Debbie Wasserman-Schultz no se presentó en la lista de oradores de la convención y anunció su renuncia posterior a la conclusión de la convención.

Y la paranoia de los medios se hizo aun más evidente cuando Donald Trump le pidió a los hackers rusos que encontraran y publicaran los 30.000 correos que faltan por publicar del servidor de Hillary Clinton.

Pese a que los medios están haciendo creer que Trump le está pidiendo a los rusos que vuelvan a hackear a Clinton, la realidad es ésta: No se puede volver a hackear unos correos que ya fueron borrados. Si los correos que faltan están en manos de los rusos, Trump meramente pidió que se hicieran públicos. Algo que es interpretado por los medios demócratas como la posibilidad de que los rusos están ayudando a Trump en su campaña.

Rusia y EEUU no son amigos, pero no son enemigos en un sentido real. Esta retórica de juego de sumar ceros que surge después de 1945 con la guerra fría que persiguen los demócratas al apropiarse de muchas de las ideas de los republicanos de la época de Eisenhower, una especie de “Red Scare” a lo Joseph McCarthy pero reformada para girar en torno a la narrativa demócrata liberal de los americanos.

Infundir miedo por Trump & Putin es un intento de descrédito bastante patético y lo que busca es ocultar los gravísimos problemas de la izquierda estadounidense.

2 pensamientos en “La paranoia de los medios con Donald Trump & Vladimir Putin

  1. Pingback: Lo que no te cuentan los medios de Hillary Clinton y sus negocio$ con Rusia | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

  2. Pingback: You’re not laughing now. | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s