Volvió a suceder, en Niza

Vamos a ver si los progres, que son tontos útiles del yihadismo, los mismos que subieron la foto del niño ahogado en la orilla de la playa se atreven a subir ésta

Este ha es el quinto artículo que escribo sobre este tipo de atrocidades, te dejo los enlaces de los otros cuatro

-La masacre de Orlando
Pearl Harbor Francés: Multiculturalismo
El Objetivo Ulterior de los Islamistas
Sobre la discriminación

Es el día de la Bastilla, 14 de julio, Francia celebra su día de identidad nacional, el desfile militar más antiguo de Europa. Una fecha de verano para celebrar y conmemorar la libertad, igualdad y fraternidad que es identitaria de Francia, y fue manchada con sangre de la peor manera.

De forma sangrienta se liberó la Bastilla y el ancien régime cayó pero el 14 de julio de 2016, de forma brutalmente primitiva, un bárbaro perpetró otro ataque terrorista contra hombres, mujeres y niños en la ciudad de Niza.

El atacante condujo un camión por una avenida en la que se encontraban una multitud de personas que estaban reunidas viendo el espectáculo de fuegos artificiales de la fiesta del Día Nacional de Francia, arrollándolos. Más de ochenta muertos y un centenar de heridos, decenas de ellos en estado critico se aferran a sus vidas mientras los servicios médicos de Francia hacen lo que está en su poder para mantenerlos con vida.

Volvió a ocurrir.

El terror se apoderó de Occidente una vez más. En un día querido para los franceses, una noche de celebración  se vio teñida de sangre. El odio de los musulmanes hacia la civilización occidental se hace evidente.

Nada es más mortífero que la gentileza, como hemos podido ser testigos tras esta atrocidad en la hermosa riviera francesa.
Después de Charlie Hebdo, la masacre de Batallan, y otros ataques cometidos por musulmanes contra el pueblo francés, uno podría preguntarse razonablemente ¿Por que todavía hay musulmanes en Francia?

De  nuevo, lo que yo siento es la duda de preguntarme por que, ante la abrumadora evidencia de que nosotros como civilización occidental estamos en declive cuando permitimos que aquellos que nos quieren matar de la peor forma entren a lo poco que queda de nuestras fronteras.

Le di tiempo a este post para que saliera porque ya la reacción que tiene la civilización occidental ante este tipo de tragedias ya es repetitiva y autómata.

Nuestra convenientemente aprendida habilidad de ventilar emocionalmente nuestra indignación por las redes sociales junto con la incapacidad colectiva de aprender la lección tras este tipo de sucesos nos tienen aquí.

El primer ministro de Francia Manuel Valls dijo que los ciudadanos de su país “deben aprender a vivir con el terrorismo“, la resignación es evidente.

Hashtags de musulmanes diciendo #NotInMyName #IslamIsForPeace, fotos de occidentales diciendo #PrayforNice, los filtros de la bandera francesa de Facebook, el botón de “estoy bien”, una misa, unas palabras de un inútil primer ministro (esta vez abucheadas), unas flores en el sitio de la masacre y todo está bien. Pasamos la página y esperamos al próximo atentado terrorista, que ocurrió a menos de una semana, porque el día de ayer, un piadoso adolescente musulmán de origen afgano decidió atacar con un hacha a los pasajeros de un tren en Alemania.

¿Le ponemos el cascabel al gato?

Las autoridades podrían hacerle frente a la espinosa cuestión de las Zones Urbanices Sensibles, las zonas urbanas sensibles, un eufemismo que ha ganado terreno para identificar a las cientos de zonas rojas a las que ni la policía se atreve a ir, a menos que estén armados hasta los dientes y tengan el permiso de algún líder de la comunidad islámica para entrar. Estas urbanizaciones están bien demarcadas en Francia, son guetos en donde todo el que no se ahínque cinco veces al día para rezar y tenga la tez clara corre el riesgo de recibir una paliza.
Es en estos guetos de los suburbios donde se cocinan los planes terroristas contra occidente. No necesariamente tiene que ser una mezquita o un grupo de oración, basta con tener un Corán y una conexión a internet y estás listo para ser un yihadista. Y puede que los terroristas no tengan acceso a la internet, pero seguramente todos los musulmanes tienen un Corán en su casa.

Existe un problema con los medios de comunicación occidentales y con los políticos en general. Ellos siguen una narrativa incoherente que gira en torno a cuatro puntos fundamentales

  1. El Islam es una religión de paz
  2. El terrorismo no tiene religión
  3. Los refugiados están huyendo del terrorismo, por lo que ellos no son terroristas
  4. No podemos permitir que la extrema derecha tome ventaja de esta tragedia

En el caso de Francia, sus nativos (y cualquier etnocentrismo que deseen expresar) son vistos con sospecha y hostilidad por parte del estado. El estado propone Libertad, Igualdad y fraternidad, siempre que estas estén comprometidas con el multiculturalismo y la diversidad. Por lo tanto, la idea de que los franceses étnicos y nativos son víctimas del terror islámico es imposible.
Sigamos la narrativa:
La víctima real es el multiculturalismo, que ahora está bajo ataque por esos intolerantes malvados que odian a los musulmanes de forma irracional y creen que si Francia no tuviera musulmanes, no habría terrorismo musulmán.
Francia no puede permitir que la extrema derecha sean los campeones de los intereses de los franceses étnicos porque eso debilitaría la imagen de ese país de ser diversa y progresiva, y acorde a los cánones de la moralidad cambiante del año en curso, Francia no puede dejar de poner las necesidades de otras personas primero que las necesidades de sus ciudadanos.

El odio hacia uno mismo es una virtud entre traidores.

Francia no está siendo dirigida por los franceses para los intereses de los franceses. Esto no es único en los gobiernos europeos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, pero es particularmente irónico  dada la historia francesa y sus procesos de descolonización de los territorios de ultramar.
Resulta ofensivo que Argelia haya ganado independencia como una nación estado tanto como que Francia se haya convertido en una ensalada multicultural sin ningún tipo de identidad.
¿Cómo se justifica que Argelia se haya separado de la República Francesa si la importación de argelinos se convirtió en política de estado?

La quinta república francesa cree en el multiculturalismo para ella pero en el nacionalismo para el tercer mundo. Y eso es algo que es completamente incompatible con su propia historia y políticas hacia otros países. Si el nacionalismo es irrelevante para el funcionamiento y florecimiento de la población de un país:

  • ¿Por qué entonces Francia liberó a la población islámica argelina de su control en 1962?
  • ¿Por que se dio pie a darle la bienvenida a millones de pied noirs europeos y sefarditas del norte de Africa a la francia metropolitana desde Argelia?
  • ¿Fue acaso porque Francia estaba al tanto que el francés étnico y los judíos no podían vivir en un estado islámico post-colonial de forma segura?
  • ¿No habría sido genial y la mayor fortaleza de Argelia poseer esa diversidad?

Tuvo que haber habido algún vestigio de nacionalismo en el corazón de los dirigentes franceses hacia sus emigrantes para recibirlos de vuelta como ciudadanos que deban vivir juntos.

Si Francia va a adoptar el multiculturalismo y va a importar a millones de musulmanes argelinos y les va a dar ciudadanía, sería más eficaz simplemente mantener a Argelia como parte de la República Francesa.  ¿Acaso ser una nación independiente  fue apropiado para Argelia porque el conflicto étnico entre colonos franceses y musulmanes de Africa del norte no podía ser resuelto sin que los primeros huyeran de ese continente?

Así que cuando hay un conflicto étnico entre nativos franceses y colonos islámicos en Francia, como los ha habido durante décadas con variada intensidad, ¿la solución no sería aplicar políticas que vayan a favor de la nación y evacuar a los musulmanes de Europa?
¿Puede Francia retirarse de París y Marsella de la misma forma que huyó de Argelia si la violencia basada en identidad se sale de control en esas ciudades?

Por supuesto que no puede. Francia está siendo colonizada por musulmanes tribales mientras promueve multiculturalismo y la anti-identidad para sus ciudadanos nativos. Hablar de nacionalismo europeo está prohibido, así que este es un problema que la República Francesa actual no puede resolver en su configuración actual. Francia debe poner los intereses de sus minorías primero incluso cuando esas minorías son violentamente anti-francesas como lo fueron en 2004, 2014, dos veces en 2015 y ahora en 2016.
El estado francés está configurado para favorecer la migración de musulmanes hacia el país y para defenderlos contra el nacionalismo francés.- No hay un gobierno legítimo que se preocupe de sus ciudadanos nativos y que los defienda contra los agresores. El gobierno que hay en ese país se lleva adelante teniendo los intereses de una minoría extranjera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s