La metapolítica de Zootopia

zootopiaposter1

Zootopia es una producción de 2016 de Disney. Es una cinta que brilla por el nivel de la producción animada en 3D, es entretenida, linda, y astuta.

Pero en términos de su mensaje moral y meatpolítico es una cinta absolutamente perversa.

Si Angry Birds es una cinta que exalta de forma solapada el nacionalismo, la anti-inmigración y el rechazo al islam, Zootopia es todo lo contrario: es una cinta que está a favor de la inclusión, el multiculturalismo, la diversidad, el pacifismo, la negación del uso de la fuerza por parte de las fuerzas policiales y armadas, y está marcada de un sentimiento anti-nacionalista.

Zootopia es una película que tiene la intencionalidad de meter en la mente de los que la ven las ideas de que las razas son una realidad, que existen depredadores y depredados, que la violencia es real y que hay gente mala en el mundo.

La película nos narra la historia de Judy Hopps, una conejita bien linda y simpática, de ojos azules grandes y que nace y crece en el medio rural en una granja de zanahorias que persigue su sueño de ser policía en la ciudad de Zootopia.

Al principio de la cinta, una voz en off nos explica que hace muchos años, en el pasado, los animales eran regidos por sus instintos. Los depredadores se comían a sus presas y los depredados temían de ellos. Pero con el pasado del tiempo, ellos evolucionaron de estos instintos homicidas y crearon una sociedad en la cual tanto depredadores como presas viven juntos, en armonía, cantando kumbayá, y que todos los animales son libres de ser lo que deseen. De modo tal que incluso las conejitas pueden soñar de ser un policía en una metrópolis.

Desafortunadamente, algunos animales no están contentos ni emocionados por esta narrativa pluriespecie, multicultural y progresista. Los depredadores, como los Leopardos, Leones, Águilas, etc. son ridiculizados en esta cinta, se les asignan personajes ridículos, autoritarios, incompetentes, y mediocres, se expresan de forma furtiva y cansada. Y pese a que estén en absoluto desacuerdo con el orden establecido, son incapaces de manifestarlo de forma evidente. Corrección política pura y dura.

Los padres de Judy la Conejita buscan desanimar a su hija de sus irreales sueños de ser policía en una metrópoli y hasta temen por su seguridad. Incluso hasta le dan una lata de “repelente de zorros” para su defensa, porque desconfían de los zorros porque está en su biología ser traicioneros.

Así que Judy Hopps se va a la ciudad y en una iniciativa de discriminación positiva llevada adelante por la alcaldía de Zootopia, Judy entra en la academia de policías.
El departamento de la policía está repleto de animales grandes, fuertes y agresivos, como búfalos de agua, rinocerontes, tigres, toros, etc.

Tanto en la vida real como en Zootopia hay terribles prejuicios biológicos bien arraigados en el departamento de la policía que llevan a los jefes de policía a pensar que una conejita adorable de dos kilos y medio y 45 cm de estatura no puede someter y llevarse detenido a un buey, o a una pantera. Así que al graduarse, a la Conejita Judy le asignan la tarea de ser un policía de tránsito que reparte multas a coches mal aparcados.

La Oficial Judy se decepciona rápidamente de su trabajo porque obviamente hay crímenes más graves que resolver. Al compartir con sus colegas de la jefatura de policía, Judy se entera que hay una gran cantidad de depredadores que han desaparecido. Y ella se interesa en esos casos, pero la oficial Judy, heroína de la diversidad se esmera en seguir las órdenes de sus superiores y muy diligentemente reparte multas de tránsito a diestra y siniestra. Hasta que se topa con el Zorro Nick Wilde y un cachorro de zorro en una heladería regentada por elefantes que de forma cruel y discriminatoria le niegan la atención por ser un zorro.
En el mundo de Zootopia, los zorros tienen la mala fama de ser tracaleros y estafadores, y los elefantes de la heladería tienen un estereotipo de los zorros. Así que Judy la Conejita usa su chapa de policía e intimida a los elefantes para que atiendan al Nick el Zorro y su compañero.

Pero Judy la Conejita se da cuenta de que el Zorro Nick es un estafador y que el estereotipo es verdad.

Es tentador considerar que este descubrimiento es una pequeña píldora roja (Matrix homage) para la audiencia. Porque conforme la cinta avanza, vemos que Nick el Zorro es un estafador de buen corazón, como el malandro que roba fuera del barrio y le lleva el mercado a la mamá, y le regala helados a los niños. Así que el Zorro Nick al final decide usar su astucia para hacer cumplir la ley, y se convierte en el compañero de Judy la Conejita para resolver los crímenes de Zootopia, incluso, sus procederes criminales son perdonados y se convierte en un oficial de policía, mientras que Judy se convierte en una conejita más astuta gracias a que aprendió las malas mañas de Nick el Zorro.

Zootopia es una vacuna intelectual

Una vacuna nos protege contra la infección que un microorganismo nos puede causar al fortalecer nuestro sistema inmunológico. Nuestra inmunidad es fortalecida cuando se nos inyectan cantidades diluidas, pequeñas, desnaturalizadas y atenuadas de bacterias agresivas y mucho más fuertes. Zootopia es una vacuna intelectual, en esta ciudad de animales, una pequeña dosis de verdad, como el hecho de que hay ciertos depredadores que pueden actuar en concordancia con su naturaleza se reconoce, pero la forma en la que eso es mostrado hace que esa realidad biológica sea irrelevante.

La realidad sobre el estereotipo de los zorros se diluye por el típico argumento de inclusión, tolerancia, progresismo y diversidad que reza: “no todos los X son así”, en este caso “no todos los zorros son así”, pero también podría ser “no todos los chavistas son así”, “no todos los negros son así”, “no todos los blancos son así”, “no todos los curas son así”, “no todos los musulmanes son así”.  Y la gente dice que “no todos los X son así” debido a la inevitable existencia de la distribución normal.

Empirical_Rule

 

Y gracias a la inevitable existencia de la curva de Gauss, oímos a la gente decir que “no todos los X son así” y que por ello estamos moralmente obligados a tratar a cada miembro de un grupo como si estuvieran en los extremos de la curva aun cuando esto es obviamente mentira. Porque siempre hay más especímenes promedio que los inusuales.

El mismo patrón ocurre a una mayor escala cuando buscan a los depredadores que se perdieron en Zootopia. Resulta que los depredadores se han convertido en salvajes, regresaron a su naturaleza depredadora origina. El alcalde Corazón de León de Zootopia, que es un león, el depredador estereotipo por naturaleza, ha estado encubriendo la creciente aparición de este fenómeno para proteger a su especie depredadora de los estereotipos. Después de todo, Zootopia es 10% depredadores y 90% presas.

Zootopia sólo funciona como una idea porque hay segregación

Si esto es verdad, entonces la solución es segregar a los depredadores, lo cual pone al ideal de Zootpia de que todas las especies pueden convivir en la misma sociedad de forma pacífica. De hecho, la cinta muestra de forma bastante clara que la diversidad biológica hace necesario separar a los animales.
Zootopia está dividida en diferentes hábitats, desde bosques tropicales hasta la tundra del ártico. ¿por que? Pues porque los animales están adaptados biológicamente para ciertos ambientes y no pueden vivir cómodamente con otros. Hay guetos de osos polares, guetos de ratoncitos, guetos de conejos, guetos de leones. Zootopia sólo funciona como una idea porque hay segregación.

Una de las escenas más divertidas es una en la que Judy tiene que hacer una diligencia en una oficina pública y tiene mucha prisa, y los animales que trabajan en esa oficina son perezas. Que tienen su propia velocidad y no es la misma que la de un conejito que se mueve rápido.

Otra pregunta que surge cuando se ve esta película es “si los Leones y las gacelas viven juntos ¿Que comen los leones?. Puede sonar tonto, pero un león vegetariano es un sinsentido. La conclusión natural es que sería menos frustración y menos conflicto si las distintas especies animales vivieran separadas y por su cuenta.
La única Zootopia que es posible es un mundo en el cual cada especie tiene una patria propia, en vez de estar todos mezclados en una ensalada de culturas y civilizaciones.

Los hábitats separados, los conflictos entre depredadores y presas, el encubrimiento del crimen que cometen las minorías y la sugerencia de Judy de que la causa de los crímenes en Zootopia tiene una fundamentación biológica parecieran ser una píldora roja. Pero es otra vacuna. Porque en el clímax de la cinta, se demuestra que Judy la Conejita está equivocada sobre la causa del crimen y que el encubrimiento de los crímenes no son delitos, ya que evitan que la gente saque la misma conclusión errada de Judy.

Le castigo por la candidez de Judy es duro. Es atacada y denunciada por transgredir los dogmas sagrados del liberalismo. Su amigo Nick el Zorro se lo toma personal y se enfurruña. La obvia verdad de que los depredadores están biológicamente predispuestos a comerse a su presa pareciera que está despedazando a Zootopia.
Judy se siente terrible y culpable.

Luego descubrimos que la causa real por la cual los depredadores se están comportando como fieras es por causa de una droga. Resulta que una Oveja que es la número dos de la alcaldía, ha cocinado una conspiración para hacer que los depredadores se conviertan en fieras para crear miedo y división en Zootopia de modo tal que ella pueda llegar al poder en un movimiento político supremacista de presas.
Afortunadamente la estratagema es descubierta, los criminales son arrestados y se halla un antídoto para el veneno.

Si los leones no se pueden acostar con una oveja, es por culpa de la oveja

Judy concluye que sus ideas sobre lo hereditario, aunque superficialmente posibles, eran ideas que las masas consideran ignorantes, irresponsables y de mente estrecha. Ella termina la película con un discurso sobre lo que ha aprendido.
Ella pensaba que Zootopia era un lugar perfecto donde todos se llevan bien y se puede lograr cualquier cosa. Pero aprendí que no es perfecto, que los problemas existen, pero que no son causados por la biología, que es algo que la sociedad no puede cambiar. En vez de ello, los problemas son causados por cosas como la ignorancia, el miedo, asuntos psicológicos y errores sencillos. Así que al final todos podemos llevarnos bien y ser lo que queramos. Sólo que requiere algo de esfuerzo. En los términos del mundo real político, esto es repudiar el liberalismo utópico y sustituirlo por ingeniería social de corrección política.

El hecho de que distintas especies hayan evolucionado para los distintos ambientes y tengan formas de vida conflictivas entre si no es un problema insuperable. Es tan superficial como lo son los distintos idiomas, costumbres y religiones de los humanos. La diversidad superficial sólo da pie a comedia. En el fondo, todos somos iguales, tanto león como oveja.

Las analogías al mundo real son claras: Algunos grupos raciales puede que tengan una disposición genética al comportamiento depredador, sea brutal o astuto.
Puede lucir atrevido reconocerlo, pero negarlo es trillado y las explicaciones reales basadas en genética, biología, neurociencias y demás se han hecho ampliamente divulgadas. Así que en vez de negarlo, la izquierda ahora ha decidido tomar un enfoque más sutil. Se debe reconocer la realidad racial pero en una forma bastante diluida y desnaturalizad, para vacunar a la gente en contra de aceptar la realidad.

La biología puede ser real, pero podemos ignorarla gracias a argumentos como “no todos los X son así”, el chantaje emocional, la vergüenza moral,  la supuesta utilidad de ciertas predisposiciones biológicas (como la astucia del Zorro), y las explicaciones posibles alternativas, como la existencia de maldad dentro de la sociedad, que usan drogas para hacer que algunos grupos actúen como animales para poder tomar el poder dividiendo a la sociedad (diversidad=bueno, división=malo).

¿Lo entendieron? Suena tonto cuando es explicado tan crudamente, pero esto es una película para niños, y muchos ñángaras adultos creen en este tipo de puerilidades.

Zootopia es una película muy entretenida y muy bien hecha. Pero su mensaje es mucho peor. Algunos en Disney están al tanto de que hay gente (principalmente gente de raza blanca) que está al tanto y tiene conciencia de su identidad. Y por ello han creado una película para combatir esas ideas. Esa es la mala noticia. La buena noticia es que nos tienen miedo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s