El objetivo ulterior de los islamistas.

Cronología en búsqueda de un contexto

1. Diciembre 2014:

Día 20: Un musulmán entra a una estación de policía en la región de Joué-lès-Tours y comienza a repartir puñaladas al cántico de “Allahu akbar”, matando a un oficial e hiriendo a otros tres oficiales antes de ser dado de baja. El terrorista era un francés de origen africano que había anunciado su vinculación con el Estado Islámico en Facebook y había anunciado lo que pretendía hacer en esa red social y nadie lo detuvo.

Día 21: Un musulmán grita “Allahu akbar” al tiempo que conducía un vehículo con la intención de atropellar a un grupo de personas que hacía compras navideñas en Dijon, Francia, dejando a dos personas severamente heridas.

Día 22: Otro Musulmán manejando un vehículo al grito de  “Allahu akbar”,  esta vez en la ciudad de Nantes atropella a once personas en un mercado navideño para luego suicidarse a puñaladas.

2. Enero 2015:

Día 7: Los hermanos Said y Shérif Kouachi entran a las oficinas del semanario satírico Charlie Hebdo, masacrando a diez personas, y dejando a otras once heridas . Al salir de las oficinas del semanario, matan a dos oficiales de policía.

Horas después, un tercer asaltante de nombre Amedy Coulibaly abrió fuego contra  un hombre de 32 años que estaba trotando en Fontenay-aux-Roses, un parque adyacente al hogar de Coulibaly, dejándolo malherido. El terrorista había colgado en redes sociales videos con sus intenciones.

Día 8: Coulibaly mata a la oficial de policía Clarissa Jean-Phillipe y hiere a un barrendero en un suburbio parisino.

Día 9: Los hermanos Kouachi toman como rehenes a dos personas en una fábrica en una zona industrial en Dammartin-en-Göele, las fuerzas de seguridad francesas sitiaron la fábrica, y dieron de baja a los terroristas.

Al tiempo que los hermanos Kouachi hacían de las suyas, Coulibaly, armado hasta los dientes entró a un mercado kosher en Porte de Vincennes en la zona este de París. Mata a cuatro personas y tomó a varios rehenes solicitando que no se lastimara a los hermanos Kouachi. Las fuerzas de seguridad francesas toman el mercado kosher y dan de baja al terrorista.

3. Febrero 2015

Omar Abdel Hamid El-Hussein, de 22 años ataca tres sitios distintos entre el 14 y el 15 de febrero  en la ciudad de Copenhague, Dinamarca, dejando 2 personas muertas e hiriendo a cinco policías, las fuerzas policiales le dan de baja. El terrorista había colocado en sus redes sociales su lealtad al Estado Islámico.

4. Mayo 2015

Día 3:  En el Centro Curtis Culwell en Garland, Texas se exhibía una exposición de caricaturas de Mahoma, dos musulmanes, Elton Simpson y Nadir Hamid Soofi, colocan mensajes en twitter sobre su futuro martirio y se disponen a atacar la exposición y son dados de baja por un policía que custodiaba la localidad

5. Junio 2015

Día 26: En Saint-Quentin-Fallavier, un musulmán francés de descendencia africana de nombre Yassine Salhi, decapita a su empleador, Hervé Cornara, colocando su cabeza en una cerca de una fábrica con una bandera yihadista, se toma una selfie y la envía por whatsapp a otro yihadista, y luego procede a chocar su camión contra unos cilindros de gas en una fábrica de esa localidad, causando una explosión que hiere a dos personas. El asesino es arrestado por fuerzas de seguridad francesas luego de ser herido.

29 de junio de 2015: unos militantes de Hamas abrió fuego contra un vehículo civil en Israel, cerca de Shvut Rachel en la Ribera Occidental, dejando 4 heridos y un muerto.

6. Agosto 2015

Día 21: Se frustra un atentado en el tren Thalys en el cual un  musulmán de origen marroquí afín a ISIS intentó disparar un rifle y dos soldados de las fuerzas armadas estadounidenses lo someten.

7. Septiembre 2015

Día 17: Un musulmán iraquí ataca y hiere a una oficial de policía berlinesa con un cuchillo, es dado de baja por la policía.

8. Octubre 2015

Día 31: un vuelo charter de pasajeros de la aerolínea rusa Kogalymavia Metrojet cubriendo la ruta Sharm El-Sheikh-San Petersburgo estalla a la altura del desierto del Sinaí, un artefacto explosivo fue el causante, el Estado Islámico asumió la responsabilidad del atentado

9. Noviembre 2015

Día 12: Dos yihadistas del Estado Islámico usando chalecos bomba se detonan en un suburbio del sur de Beirut dejando 43 muertos e hiriendo a más de 240 personas.

Día 13: Una serie de ataques terroristas coordinados en Paris y el suburbio de Saint-Denis, tres ataques suicidas cerca del Stade de France, seguidos por masacres en distintos cafés, restaurantes y una sala de conciertos, dejando 130 muertos, y 368 heridos.

Día 18: Uno de los organizadores del ataque terrorista, Abdelhamid Abbaoud es dado de baja en una redada en la que dos personas se suicidaron con chalecos explosivos.

10. Diciembre 2015

Día 2: Una pareja de yihadistas vinculados al Estado Islámico, abren fuego contra 36 personas en una oficina del departamento de salud del Condado de San Bernardino,  California.

 

¿El objetivo?

En el recuento anterior de ataques criminales y terroristas perpetrados por musulmanes contra Occidente podemos ver un claro patrón, el de la destrucción de la civilización occidental. Como consecuencia de estos ataques, mucha gente, principalmente occidentales de raza blanca han sido asesinados o heridos. Sin embargo, el propósito principal de estos ataques no es simplemente matar gente, sino cambiar la forma en la que piensan y se comportan aquellos que son testigos de ésta barbarie y los sobrevivientes a semejante salvajismo. Estos cambios de pensamiento y comportamientos se acentúan aún más conforme las naciones Occidentales despiertan y reaccionan en contra de la amenaza islámica que se cierne sobre ellas para poder sobrevivir.

El establishment de los medios dice que la violencia islámica que busca aterrorizar a Occidente tiene como propósito influenciar las políticas de los países occidentales en el mundo musulmán. Este análisis simplón no es suficiente y no revela el propósito ulterior de estos salvajes musulmanes.

La explicación de sus criminales procederes yace en la teología islámica y se revela por su modus operandi cuando estos animales les da por atacar salvajemente a la civilización occidental.
Todos los musulmanes, no sólo los extremistas tienen el deber “divino” de hacer que los no creyentes se unan a su hermandad, el llamado Ummah islámico. Para poder alcanzar esa meta, ellos son ordenados por su dios de usar cualesquiera sean los medios, incluyendo la fuerza bruta. Cuando el uso de la fuerza bruta no es una opción, los musulmanes deben convencer pacíficamente a los infieles de convertirse al Islam o usar presiones y coaccionarlos para que lo hagan.
Generalmente, para convertir a cualquier persona de forma sencilla a una religión cualquiera, aquel converso debe perder una conexión espiritual con su propia nación, costumbres, y civilización. El converso debe perder su identidad. Este es el fin exacto de los recientes ataques en contra de occidente, bien sea por los ataques solitarios, o por los coordinados.

El objetivo real de los islamistas es atacar y destruir lo que la civilización Occidental representa.

Los musulmanes de forma deliberada buscan obstaculizar o prevenir a los occidentales la afirmación de su cultura en detrimento de la suya. En Dinamarca, los musulmanes se han organizado para hacer que el estado prohíba la venta de sandwiches rellenos de albóndigas con carne de cerdo porque viola sus leyes religiosas.
El tratar de impedir la expresión de la identidad de los Occidentales por cosas tan triviales como un sandwich de pernil, tomar cerveza en el Oktoberfest, hacer procesiones en Semana Santa, o cualquier otra tradición Occidental o moderna, va perfectamente acorde al mandato coránico musulmán.
La pérdida de la identidad Occidental facilita la conversión de muchos occidentales hacia el Islam.
No es coincidencia que los ataques anteriormente mencionados tenían un objetivo común, aunque encubierto: la Civilización Occidental. Los islamistas continuarán lanzando ataques pequeños o a gran escala contra todos los símbolos de la identidad Occidental, bien sean materiales o espirituales. Sumado a matar, violar, y torturar infieles, los islamistas atacarán monumentos culturales, obras de arte, ceremonias religiosas, desfiles públicos y cualquier otra actividad que promueva la identificación con occidente, y que ellos (los islamistas) consideren un obstáculo para la dominación cultural de los espacios cívicos occidentales.
Tomando esto en consideración, las agencias de seguridad e inteligencia de los países occidentales deberían afinar sus planes para garantizar la seguridad de los ciudadanos a quienes deben proteger. No pasará mucho tiempo antes que veamos un ataque Yihadista en Hispanoamérica, en donde cerca del 40% de los católicos viven.

En cualquier caso, si los gobiernos occidentales se dignan a protegernos o no, nosotros los occidentales debemos asegurar nuestra identidad y rechazar el oscurantismo musulmán y el multiculturalismo nefasto que plaga nuestras fronteras.

 

2 pensamientos en “El objetivo ulterior de los islamistas.

  1. Pingback: La masacre de Orlando y el Islam | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

  2. Pingback: Volvió a suceder, en Niza | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s