Elecciones legislativas

2593968331_33c3d21fd6_b

Las cartas se jugaron, la gente salió a votar y Venezuela renovó el poder legislativo, secuestrado desde hace 17 años por el chavismo y se logró obtener una mayoría de escaños. El chavismo sufre la peor derrota política de su historia, se cambia el mapa electoral venezolano y la oposición pasa a ser gobierno.- Esa es una forma de ver las cosas.

Hay otra forma de ver las cosas, y de eso es de lo que quiero escribir hoy.

El chavismo es un accidente histórico basado en un modelo que ha probado ser ineficaz a lo largo de la historia y esto ha sido probado a lo largo de la historia, en distintos puntos del mundo pagando el más alto costo que se pueda pagar: con la vida de millones de personas que han muerto bajo la bandera roja y la tiranía de la igualdad de la mano de la hoz y el martillo.
La sociedad venezolana, en su mayoría, viviendo en la pobreza extrema se acostumbró a las regalías de un estado paternalista que tomó la forma de un teniente coronel del ejército que organizó un golpe de estado contra la democracia más estable del continente.

Hugo Chávez y sus secuaces se esmeraron en crear una sociedad paternalista en 17 años que tomó los aspectos del estado de bienestar europeo, que nació en Europa para darles a los ciudadanos más necesitados una serie de servicios básicos y cierto grado de protección, y lo combinaron con el más chabacano y devastador populismo tropical.

Un populismo que metió en una licuadora el pensamiento de la sociedad colonial de los 1700-1800, usó el remanente de AD y COPEI, y a la extrema izquierda local e internacional y le sirvió en forma de patria a los venezolanos.

El resultado de ese experimento social fue uno de los más grandes desastres de la historia contemporánea, la sociedad venezolana se fracturó, degeneró y está en ruinas.

La idea de los estrategas del partido MUD de cautivar a las masas chavistas y hacer que se enamoraran de la oposición jamás cuajó. El seis de diciembre el chavismo le dio la victoria a la oposición no por identificación ideológica, (el partido MUD no tiene proyecto de país) sino porque las regalías a las que se acostumbró a recibir del chavismo no les son suficientes. El chavismo votó sentimentalmente en contra porque a pesar de que siguen enamorados de un cadáver embalsamado en un sarcófago ubicado en el museo militar, decidieron expresarse mediante el voto en contra de la carestía. Y lo hicieron porque ya el cartucho del “estallido social” se agotó entre el 27 de febrero y 10 de marzo de 1989.
El régimen chavista ante la magnitud del desastre de proporciones bíblicas que hay en Venezuela, cuyos únicos responsables son ellos, decidieron de una forma muy pasiva entregar el poder -y con ello la corresponsabilidad- de buscar resolver ese entuerto a la oposición con la que han hecho negocios durante dos décadas.
Realmente es sorprendente que la banda de delincuentes que integran el chavismo no haya reaccionado de la forma violenta a la que nos tienen acostumbrados, pero es de entender que esos delincuentes se cansaron de hacer colas, de gastar balas robando y matando gente que tiene los bolsillos vacíos porque sencillamente, en Venezuela no queda ya que robar. Y es por eso que el chavismo perdió. El chavismo votó en contra de si mismo.

He recibido enormes críticas por parte de quienes ahora, desde el bando ganador me reclaman con soberbia que mi desconfianza del sistema electoral venezolano carecen ahora de basamentos. He sido catalogado de chavista por reclamar la pasividad del comando del partido MUD quien ha decidido enfocar la transición con “humildad” en vez de la necesaria soberbia de las heridas abiertas que el chavismo ha dejado a una sociedad cansada de ser humillada.
La realidad del asunto es que yo jamás he sido de “oposición”, yo tengo una posición ante un régimen que es ilegal, ilegítimo, inmoral e injusto, que ahora se volvió a lavar la cara tras una gran victoria opositora. Atrás parecieran quedar todas las violaciones de la ley electoral por parte del directorio del Ministerio de Elecciones de Venezuela y el partido socialista, los megafraudes electorales de 2013, 2012, 2007 y 2004 quedaron, como dice aquel tango “en sombras nada más”. 

Mantengo mis críticas al sistema electoral venezolano, seguiré pidiendo la derogación de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, continuaré presionando a los congresistas para que cambien la ley electoral del país, me opondré a la legislatura de izquierda que pase el congreso que está por instalarse, seguiré denunciando los terribles conflictos de interés que hay entre régimen y oposición. Continuaré solicitando la liberación de los presos políticos, y apenas cambie la ley electoral a voto manual incluso hasta consideraré organizar un partido político de ultraderecha. Mientras tanto seguiré en el bando de la oposición.

@AlbertoZambrano

2 pensamientos en “Elecciones legislativas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s