Ser profesor de Derecha en la UCV

Soy docente en la mejor universidad del país, la UCV que ha sido dominada culturalmente por el marxismo-leninismo, he sido atacado constantemente por tener una posición política radical contra esas ideas genocidas que representan el comunismo, no caigo en sus convenciones, digo lo que pienso, no me muerdo la lengua y no soy políticamente correcto, tengo los mismos enemigos de toda la vida, desde mis años de estudiante jamás oculté ni pretendí ocultar mi afinidad con la derecha radical, me enfrenté a marxistas jóvenes y viejos por igual, desafié al status quo y todavía persigo y perseguiré una agenda de erradicación de esa corriente ideológica que le desea el mal y la esclavitud de la sociedad. Siempre hay uno que sale a decir que la universidad debe aceptar todas las corrientes de ideas, y esto es una mentira gigantesca.
La universidad actualmente acepta todas las corrientes de pensamiento siempre que sean aprobadas por el marxismo y que caigan en la trampa de la gramática de ser políticamente correcto, en el juego de la democracia, en el de aceptar cuotas para minorías en cuestiones de repartición de poder, en el de rechazar nacionalismo y aceptar el multiculturalismo, en ser tolerante con aquellos que con sus acciones procuran la destrucción de otros, eso sí. Todo siempre en el nombre de la igualdad, amistad, y humanismo.

En nombre del humanismo y la amistad los rojos a lo largo de la historia han tenido los peores y más sanguinarios procederes. Usan la violencia para cumplir sus metas. En mi caso, a diferencia de los rojos, yo sólo usé la violencia sino en casos de defensa propia, mis armas son mi mente, mis ideas y mis balas aún son de tinta.

Ser de derecha en esta casa de estudios es difícil, no les miento, sentirse como el outsider, el extraño por desafiar una convención de ideas que se han enquistado en la mejor casa de estudios del país. A los que somos de derecha en la UCV, que para el bien de la humanidad, cada vez somos más, se nos considera inmorales, racistas, homófobos, poco chéveres, nada interesante, etc.

He sido acusado de racista por señalar en clases y redes sociales la clara correlación estadísticamente comprobada entre violencia y raza, se me ha llamado homófobo por defender el matrimonio y la familia en detrimento de la agenda homosexual, se me ha llamado fascista por afirmar que democracia y libertad son incompatibles, me dicen antisemita por atreverme a discutir la naturaleza judía del comunismo, de intolerante por advertir el expansionismo musulman, etc.

Y en realidad nada de eso me importa.

La única forma de hacer una afirmación en defensa de uno mismo, el sentirse orgulloso de su status quo, raza, logros, destino histórico de tu área de influencia y de la defensa de tu identidad, carrera y patrimonio de una forma contundente es desde la derecha; una parte de la sociedad piensa, y esto gracias al marxismo ucevista que si eres de derecha eres una persona cruel,despiadada.
Esto obedece a una agenda de la izquierda nacional e internacional que tuvo que evolucionar, que tras repudiar los procederes de Joseph Stalin y abrazar la ideas de León Trotsky y Antonio Gramsci (que en sus escritos eran más radicales que el mismo Stalin) para realizar lo que llamaron “la gran marcha hacia las instituciones” para imponer una agenda marxista cultural y eso consiste en llevar los aspectos de lucha de clases a todos los aspectos de la vida, cuestiones educativas, de género, de identidad nacional, histórica, de raza, etc.

Pero como Stalin repudió a Trostky, lo manda al exilio y lo hace asesinar, los acólitos de éste último, la mayoría de los cuales pertenecen a la escuela de Francfort y sus discípulos y sucesores se dieron cuenta de que tras los crímenes del régimen estalinista era necesario cambiar la retórica

La caída del muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética que para cumplir sus objetivos, había que deshacerse por completo de los horrores de la tortura de la celda de la Stasi, el gulag siberiano, las hambrunas de Mao, la perversidad camboyana, el pelotón de fusilamiento cubano, y en vez de eso se llama y se usa la retórica de la izquierda: de las rebeliones polimorfas de Herbert Marcuse y la izquierda estudiantil del mayo francés de 1968, de que el matrimonio es una forma de opresión, de que la discusión sobre el destino histórico de Occidente es un tabú, de que rendirle tributo a Marcos Pérez Jiménez y a otros venezolanos por su labor en la construcción de la ciudad Universitaria de Caracas, así como sus aportes a los diversos campos del conocimiento son inválidos ante los ojos del marxismo ucevista sólo por haber trabajado con el gobierno constitucional de Pérez Jimenez. No hay ni una sóla placa, busto o estatua que rinda tributo a Perez Jimenez, ¿por qué la idea de que esto sea posible resulta desde inmoral, imposible y hasta cuasi ridícula?

La obcecación del marxismo en la UCV llega a niveles inusitados, cuando la plaza que está adyacente a la entrada de la Plaza Venezuela la adorna la estatua de un criminal socialista títere de la Unión Soviética y Fidel Castro como lo es el cobarde Salvador Allende, que decidió pegarse un tiro el 11 de septiembre de 1973 antes de enfrentar la justicia a la que sería sometido por sus crímenes socialistas.

¿Cómo es posible que las cosas salidas de las mentes de estos asesinos,a pesar de que el COMUNISMO fue derrotado sean sus ideas las que estén ampliamente difundidas en todo Occidente a donde quiera que uno vea en nuestras sociedades?

Nadie habla o escribe sobre Jean Paul Sartre, ni quiera en Francia, porque al final de su carrera editó un periódico Maoísta, junto con Simone de Beauvoir y André Gorz. Pero hoy en día sus ideas se usan y se dan en las aulas de universitarias para adoctrinar a la juventud.

La UCV dejó de ser la casa que vence la sombra a ser un templo de adoración secular al barbudo de Tréveris cerrada a la derecha, no podemos hablar de capitalismo en esta casa de estudios a menos que sea en los términos que la izquierda permita.

Soy de los que piensa y hace un llamado a todos los profesores jóvenes de la UCV, a los estudiantes y empresarios a aliarnos porque nosotros somos una generación de relevo que debe dejar esa gramática de tolerancia para con el chavismo.

Me detendré en particular para escribir sobre mi Facultad de Medicina, pero este llamado es a cualquier docente de la UCV que este comprometido a luchar contra el comunismo universitario.
La dirigencia de nuestra universidad, manipulada por los políticos de turno, (comunistas todos) nos han depauperado como docentes al socavar nuestro poder adquisitivo con sueldos miserables, destruido el nivel de exigencia y admisión a la universidad al introducir la idea de que calificar al estudiante es traumatizarlo, y hemos dejado que el chavismo tome el control de nuestra carrera médica al permitirles hacer postgrados a los médicos integrales comunitarios (esto último fue una bronca con un docente cuasi cadavérico que estuvo dándole clases a MICs en horas que le debe a la UCV y que tenía una posición en el proceso de toma desiciones de admisión a la universidad).
Desde hace años los médicos venezolanos fuimos parte de élite de la sociedad y solíamos tener poder, una realidad que es palpable en cualquier país normal, pero nuestro gremio cayó en desgracia por las acciones de la falsa aristocracia y la hipocresía de la solidaridad chavista de buscar hacernos admitir que “cualquiera puede ser médico”, y ese hecho nos ha hecho tambalear como una élite mayoritaria para caer al rango de una minoría.

Y somos una minoría, porque nuestra universidad forma emigrantes que van a buscar ser parte de una élite en otras tierras porque en Venezuela esa oportunidad el chavismo se la robó a la juventud al tiempo que los condenó a vivir arrimados en casa de sus padres o morir asesinados por las balas que disparan los delincuentes que forman.

Una minoría que está arrinconada ahora tiene que ver alrededor para ver con quién se alía para ser vanguardia y no lo va a lograr, no es nada divertido ser una minoría, las minorías se alían en el proyecto de derrocar a las mayorías y ponerlas en un estado de sumisión para lograr la dominación de un espacio cívico en todas sus variantes y aspectos .

Ese modus operandi no nos conviene ya que asegura nuestra destrucción, porque las minorías rojas, excluídas debidamente de nuestro sistema educativo por su manifiesta mediocridad e incompetencia, se agregaron tras ser arengadas por el chavismo, que fue asesorado por el COMUNISMO cubano para ser vanguardia y destruirnos intelectualmente, legalmente,culturalmente ,salarial, laboralmente a los docentes y alumnos de la UCV para así hacerse con la dominación en todos los aspectos de un espacio cívico vital para los venezolanos de bien.

El caso de los micos es emblemático porque fue la primera maniobra del chavismo para meter cubanos en el país con la misión Barrio Adentro, formar médicos integrales venezolanos adoctrinados para servir un propósito político y no medico-asistencial.

El gremio médico fue uno de los primeros en ser atacado por el régimen, ya que era uno muy organizado, de las élites del país y que tenía poder, el régimen creó condiciones desfavorables a los intereses de los médicos al permitirle a unos cubanos ejercer la medicina sin hacer los trámites requeridos por la ley venezolana, a tal punto que el régimen castigó a las cortes venezolanas que dieron la razón al reclamo de nuestros médicos.

Una vez enquistados los invasores de batas blancas, la traición del Colegio de Médicos y la Universidad Nacional Rómulo Gallegos al aceptar esos títulos, pero los asaltos de la violencia roja por vías de hecho de apariencia legal no terminan ahí ya que las Cortes serviles al régimen tras la toma del poder judicial llevadas a cabo por las acciones de la Comisión Legislativa Nacional, el órgano creado por la constituyente chavista de 1999, que nombró magistrados en la Sala Electoral para suspender las elecciones de los Colegios de Médicos, Federación Médica Venezolana y las elecciones de las autoridades de la universidad.

Los Micos tienen algo en común: creen que la universidad les negó educación y, que cualquiera puede ser médico, y eso es mentira, no todos pueden ser médicos, la carrera médica requiere de un esfuerzo mucho mayor que el puesto por los mediocres pseudoprofesionales chavistas. Este proyecto de Medicina Integral Comunitaria fue algo diseñado de forma siniestra para arrebatarnos a los médicos la vanguardia de nuestro puesto en la sociedad, y como generación de relevo en la universidad tenemos la obligación moral de recuperar nuestra posición de dominancia en nuestro espacio cívico. 

Debemos ser intolerantes con toda aquella acción, ideología o proceder que nos desea de forma intencionada crearnos situaciones adversas o desearnos el mal. Los “viejos”, nuestros maestros y profesores de la carrera , los que nos formaron, salvo con contadas excepciones de abierto y manifiesto rechazo no van a estar dispuestos a llevar la defensa de nuestros intereses hasta sus últimas consecuencias, incluido el uso de la fuerza, y los “viejos”, que van de salida y con ellos debe salir también la forma en la que piensan, ya que su pensamiento apaciguador, de no confrontación, de diálogo y acciones similares nos trajeron a los micos.

La dirigencia de nuestro gremio ha sido la oposición perfecta para este régimen: no lo confronta y se acomoda ante sus tropelías.

Los que me conocen saben perfectamente que yo trato muy bien a mis amigos y soy implacable con mis enemigos, en este caso los enemigos son todos los militantes de izquierda, el rojo moderado de ayer es el terrorista de hoy.

Si no nos ponemos las pilas, nos van a terminar de aplastar y pronto serán los pseudo profesionales los únicos que puedan ejercer, ya que esto no se trata de dar oportunidades a una cuerda de viejos mediocres privados de sus derechos, sino de la destrucción de la sociedad para reemplazarla por un proyecto comunista esclavizante.
@AlbertoZambrano

Profesor UCV

Un pensamiento en “Ser profesor de Derecha en la UCV

  1. Pingback: La nueva bandera del progresismo: Legalizar la pedofilia | Alberto R. Zambrano U.: Uniendo Puntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s