Día del Médico 

Tal día como hoy, nace en La Guaira, estado Vargas el doctor José María de los Dolores Vargas Ponce, quien aparte de ser medico cirujano, científico y rector de la Universidad Central de Venezuela fue también el primer presidente civil de Venezuela

En su obra como rector para el año 1827 destaca la reforma de la universidad, estableciendo el principio de universidad autónoma, eso fue posible por contar con un patrimonio económico legado por Simón Bolívar, lo que permitió garantizar la libertad de cátedra y la eliminación de ls discriminacion por razones raciales, religiosas o económicas en el ingreso de los estudiantes.

A Vargas le tocó presidir la República en una época en donde el caudillismo militar, regía los destinos y la política de la charretera imperaba sobre el poder de la conversación. Su nombre surge como candidato a la presidencia entre el grupo de intelectuales venezolanos de la época quienes eran civilistas y deseaban que la jefatura del estado estuviera a cargo de un civil con probidad. Vargas, catedrático nato, tenía gran reticencia a participar en la vida política del país hasta que gracias al lobby de la sociedad civil de la época, asume el reto y llega a la primera magistratura en las elecciones de 1834 y es ratificado por el Congreso de la República el 6 de febrero de 1835, asumiendo la presidencia tres días después.

Los egos militares desbocados siempre buscan imponer y defender sus opiniones con armas, y en el caso de Vargas no fue distinto: los militares no consideraban justo que alguien que no participó en la lucha independentista fuera quien gobernara, diversas presiones políticas, alzamientos militares desestabilizaron al país y Vargas renuncia en dos oportunidades, para luego dedicarse enteramente a la que era su pasión: la enseñanza. 

El legado de Vargas en la historia de Venezuela lo vemos en el estado  donde nació, que lleva su nombre, hoy dado a la desidia tras las inundaciones de diciembre de 1999, y a la primera escuela de medicina del país, la Escuela José María Vargas de la Universidad Central de Venezuela, hoy víctima de un cerco presupuestario impuesto por el régimen castrochavista  que pretende ahogarla, ya que la mayoría de los intelectuales,  profesores, alumnos, y demás miembros de la comunidad universitaria se han manifestado en contra de los procederes de un régimen que ha tenido la oportunidad única en el mundo de disponer en financiamiento el equivalente a cinco planes Marshal para la reconstrucción europea producto de la renta petrolera y que se han despilfarrado en corrupción, y dádivas demagógicas, al tiempo que sus habitantes son víctimas de una guerra civil silenciosa en donde los ciudadanos son víctimas del hampa, que mata a diario a venezolanos dejando un saldo en quince años de muertos mayor a la cantidad de bajas que la guerra civil colombiana que lleva casi sesenta años 

Hoy es día del médico y vemos con tristeza como los colegas hacen filas en las oficinas de consulados y embajadas buscando un futuro mejor, nuestros hospitales están abandonados, sin insumos, sin mantenimiento,mein una politica seria del control y prevención de las enfermedades que han hecho que Venezuela tenga dos vergonzosos récords: país líder en embarazo adolescente y es el único país que reportó aumento en las cifras de paludismo en el continente.

Los salarios de los médicos son sueldos de hambre, humillantes, que son devorados en su entereza por la inflación, los impuestos y los controles de precios que merman no solo la calidad de vida del médico sino la capacidad del facultativo de poder atender los problemas de salud de sus pacientes.

En Venezuela, los pacientes mueren de mengua, ya que el perverso control de cambios que el régimen ha impuesto le secuestró los dólares a los venezolanos, esto sumado al férreo intervencionismo estatal en el proceso de importación de productos ha causado una inusitada escasez de medicinas e insumos médicos que en condiciones normales se pudieran procurar si mayor traba.

¿vale la pena celebrar el día del médico en un país donde las masas amorfas, esa turba llamada pueblo, envenenada por un discurso legitimador de la envidia nos pinta como unos mercenarios despiadados? Somos tan despiadados que a cuanto delincuente que es herido y llega maltrecho al hospital que no tiene nada de insumos le salvamos la vida sin pedirles nada a cambio. 

Los médicos venezolanos debemos unirnos para reinvidicar nuestra profesión sin la necesidad colegios de médicos ineficaces, es menester que nos activemos a defender nuestros intereses ante un régimen que con sus tropelías nos oprime, pues la dirigencia de la Federación Médica Venezolana se niega a la realización de elecciones usando las máquinas de smartmatic al tiempo que su presidente de forma hipócrita nos pide a los galenos que votemos en las elecciones controladas del régimen. Para todo trámite se nos exige solvencia de colegios y federaciones médicas que no mueven un dedo por nosotros. 

Pero a pesar de todo esto, los médicos amamos nuestra profesión y seguiremos trabajando por nuestro propio interés, el de atender pacientes enfermos.

Feliz día del médico.

Alberto R. Zambrano U.

Profesor UCV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s