Yihadistas caribeños

isis-trinidad-terrorist-muslim

Los soldados del califato islámico de iraq y siria obedecen a un proyecto totalitario, son en su mayoría de la región o europeos, pero muy poco se ha hablado, y también se ha visto muy pocos musulmanes de origen caribeño, si bien EEUU estima que cerca de un centenar de musulmanes de ese país han migrado hacia siria para unirse a las filas del califato, no existen reportes de cuántos caribeños y suramericanos han acudido al llamado de Abu Baker al-Baghdadi, en parte porque la región americana, con la excepción de México, EEUU y Canadá es muy afín a las políticas extremistas del Medio Oriente.

Sin ir muy lejos, Venezuela es un país que a lo largo de los años del régimen chavista se ha convertido en un paraíso para los partidarios de las peores causas de la humanidad, el régimen chavista ha dado cobijo a terroristas de las FARC y el ELN, se ha aliado con Irán y ha restablecido una controversial ruta aérea Caracas-Teherán que podría suministrar material nuclear, así como facilitar el paso de terroristas de ese lado del mundo hacia nuestras costas, de igual manera, hay individuos que están siendo investigados por atentados terroristas alrededor del mundo que viajan con pasaporte venezolano.

Tarek El-Aisami, actual gobernador del estado Aragua fue ministro del interior de Hugo Chávez entre 2008 y 2012, durante su período a cargo de ese Ministerio, el régimen venezolano otorgó pasaportes civiles y nuevas identidades a un grupo de personas vinculadas con Hezbollah en una trama de lavado de dinero para conseguir financiamiento al terrorismo en Medio Oriente, así como entregó a los cubanos, (fieles amigos del terrorismo internacional) la administración del Servicio de Migración, Identificación y Extranjería venezolano a una empresa cubana regentada por la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana, el propósito de este hecho tenía no sólo repercusiones nacionales, ya que al permitir acceso a la base de datos el régimen es capaz de crear electores fantasmas para ganar elecciones en dudosas condiciones, sino que permite al régimen venezolano, asesorado por los cubanos la emisión de documentos para que terroristas y maleantes hagan fechorías alrededor del mundo sin despertar sospechas.
A pesa de esto, es poco probable que de Venezuela salgan yihadistas a integrar las filas del Califato islámico debido a los cercanos nexos que tiene el régimen venezolano con el gobierno de Damasco, en su momento Hugo Chávez y Bachar el Asad fueron grandes amigos y los intercambios comerciales entre ambos países se han ido fortaleciendo con el pasar de los años de la revolución chavista.
Hasta un diputado a la Asamblea Nacional del PSUV, Abdel el Zabayar fue a Siria a pelear en el ejército sirio; la inmigración siria en Venezuela ha aumentado desde el inicio de la cruenta guerra civil siria, y el apoyo al régimen de Damasco por parte de la comunidad siria venezolana es sólido, ya que han realizado movimientos y manifestaciones en apoyo de el Asad.

No sorprendería ver a algún soldado yihadista quemando algún pasaporte venezolano, como lo  han hecho otros soldados del EI en videos difundidos en redes sociales, considerando la laxa política migratoria venezolana, todo es posible, pero resulta preocupante que en Trinidad y Tobago, a pocos kilómetros de las costas venezolanas hayan partido en rumbo hacia Siria un grupo de musulmanes trinitarios dispuestos a pelear la yihad sangrienta de Abu Baker el-Baghdadi.
Desde los ataques en París, se ha redoblado la seguridad aeroportuaria en europa y la mayoría del mundo, según reportes televisivos, las autoridades están inspeccionando con detalle todas las compras de boletos aéreos con destino a Siria y sus regiones circundantes para evitar el influjo de yihadistas extranjeros a esas tierras, el esfuerzo no será suficiente y eficaz hasta que no se desarticulen las células que si bien no reclutan con la misma eficacia con lo que lo hacen en Europa, si son proveedores de medios financieros para apoyar desde lejos una guerra que en poco más de dos años ya ha dejado un cuarto de millón de muertos y un número a diario creciente de refugiados conforme el Estado Islámico avanza, reclamando territorios y haciendo rodar cabezas (literalmente) de todos aquellos a quienes consideran enemigos y un obstáculo para su guerra santa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s