La oposición oficial…

La oposición oficial, esa que ocupa el status quo, la que se aferra al poder porque le ha agarrado el gusto a los privilegios, los de las contrataciones públicas, los del financiamiento público de los partidos está en crisis y como dice el editorial de El Nacional de hoy… en silla de ruedas

¿Pero por que lo están?

Por haberle dado la espalda al clamor popular del electorado que se cansó de que la dirigencia opositora traslade la culpa al elector fracaso tras fracaso. No fuimos los que acusamos a la MUD de colaboracionista y traidora los que perdimos 4 elecciones seguidas. Fueron ellos mismos, los que ocupan desde hace una década, léase bien UNA DÉCADA, las riendas de un movimiento que adversa al régimen ilegal, ilegítimo, inmoral e injusto que gobierna Venezuela desde hace más de tres lustros.

 Los que critican la salida, lo hacen por razones obvias, quieren seguir cobrando, el problema es que sobre esos negocios sucios, se sostiene un régimen criminal que ha tenido como política de estado el no responder por más de un cuarto de millón de homicidios, ha forzado a los venezolanos a estar en un toque de queda, presos en sus propios hogares, y jugando una ruleta rusa cada vez que salen de sus hogares. A los que la salida les parece una quimera, no los vemos en las colas de los supermercados comprando alimentos que escasean porque los alimentos se los llevan a la casa, no saben lo que es no tener agua porque en sus apartamentos y casas lujosas tienen tanque, no saben lo que es estar tres días sin electricidad porque tienen una planta generadora. No están expuestos a la delincuencia porque contratan empresas de seguridad con guardaespaldas, estos “opositores” son considerados ante la sociedad civil como gente de bien, pero tras bastidores contratan a delincuentes ex-convictos que se encargan de limpiarles la reputación en redes y medios sociales. 

Esa oposición oficial, cuyos voceros dicen de forma jocosa y soberbia, que no tienen ningún plan para sacar a un preso político de la cárcel como lo es Leopoldo López, debe explicarle a la opinión pública por que Iván Simonovis es un preso político y Leopoldo López no. La misma oposición oficial que aceptó la tesis roja de que el 11A fue un golpe de estado, argumento con el que casualmente se condenó a Simonovis. 

Son tantos los errores de la oposición oficial, que buscando captar “chavistas descontentos” para poder “construir mayorías suficientes” (ya que con 51% de los votos la oposición no puede “ganar y cobrar” una victoria electoral pero el chavismo si), fueron capaces de recibir en sus filas a gente con oscuro pasado, como el autor de la lista Maisanta, con la cual se persiguió a opositores durante años en la administración pública. Y lanzaron a ese oscuro personaje a la alcaldía de caracas, sin tomar en cuenta el costo político que implica el hacer que muchos de quienes fueron perseguidos por la lista que creó dicho personaje, se vean humillados a votarle en las elecciones municipales con el argumento chantajista de que “hay que votar por quien ganó las primarias”. 

Esta oposición oficial tiene en sus filas a gente con conflictos de interés que a lo largo del tiempo que llevo escribiendo en este blog he reseñado con anterioridad. Me alegra saber que ya la gente se está dando cuenta de la clase de bichitos y cucarachas que habitan la oposición, solo quisiera que la militancia de los partidos que conforman la MUD empezaran a exigirle explicaciones a sus jerarcas y se dieran los cambios que este país necesita. 

La oposición oficial no ofrece ninguna alternativa real al socialismo, mientras el PSUV se empeña en ofrecerle a los electores misiones y un estado benefactor paternalista que pretende regalarle todo a quien vote por ellos, teniéndolos como esclavos, la oposición ofrece una ley de misiones, mientras el gobierno pretende crear empleos y salarios por decreto, la oposición pretende promulgar una ley del primer empleo, mientras el gobierno se vanagloria de decir que en Venezuela se paga el salario mínimo más alto del continente, la oposición pide aumentar el salario mínimo, y esto es sólo por dar una serie de ejemplos de la mala orientación que tiene la oposición oficial. 

Y es que para la MUD, el pueblo no es más que una papeleta electoral con patas, no están cerca de la gente, ni entienden cuales son sus problemas, le piden paciencia a los jóvenes que ven a sus hermanos, amigos, compañeros ser asesinados por colectivos armados, le ofrecen educación a quien con un título universitario no tiene empleo, le regalan tanques de agua a quienes son beneficiados con misiones, se oponen a un socialismo duro con un socialismo light.

en conclusión, la oposición oficial, la mesa de unidad democrática, es el primer anillo de seguridad del régimen…

hasta la próxima, si las circunstancias lo permiten.

Alberto R. Zambrano U.

 

Un pensamiento en “La oposición oficial…

  1. Pingback: De laboratorios y centros de estudios | Alberto R. Zambrano U.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s