El castrismo opositor

Hoy me tomo la molestia de escribir una carta abierta a cierto grupo de venezolanos, muchos de ellos profesionales de larga trayectoria, profesores universitarios, artistas, y demás que a lo largo de los años han mostrado una actitud despreciable en su proceder político. Y me refiero al castrismo opositor, ese castrismo que en el año 1989 le escribieron una carta de bienvenida al asesino de Fidel Castro y que profesa ser de izquierda, con la fatal arrogancia de decir que el gobierno ilegal, ilegítimo, inmoral e injusto de Hugo Chávez y sus secuaces “no es socialismo” sino que es capitalismo de estado. Muchos de esos “intelectuales” que le dieron la bienvenida al anciano dictador de La Habana ocupan convenientemente puestos en el gobierno o estratégicamente en la oposición, como directores de diarios, asesores políticos, o crean matrices de opinión para buscar convencer al electorado de que el chavismo tiene cosas buenas.

Es ese castrismo opositor que dice que “no somos Cuba”, que “Fidel es un dictador”, pero le dieron la bienvenida a Fidel se tomaron fotos con él, tienen guardada la famosa foto de Fidel con la paloma blanca, son los mismos que citan al Che y a Rosa de Luxemburgo, que dicen que Stalin no es comunista.

Es el mismo grupo de personas que defienden al socialista Salvador Allende, argumentan que a éste lo mataron cuando los análisis de expertos determinan que se suicidó y dieron el caso por cerrado, y encima tienen la soberbia desfachatez de decir que Fidel Castro tuvo “coaccionado” a Salvador Allende (Américo Martin y Carlos Raúl Hernández dixit).

Este grupo de venezolanos son profesionales, con la vida resuelta, que no tienen que pasar por los avatares del uso del transporte público ya que tienen automóvil, que no hacen colas kilométricas por un kilo de harina ya que tienen contactos que se las llevan a las casas, que no saben lo que es cargar una bombona de gas ya que les llega el gas directo, que no saben el dolor y la penuria de tener que enterrar a un familiar muerto a manos del hampa y no tener el dinero para pagar el ataúd.
Estos venezolanos tienen su vida muy acomodada, nos piden que creamos en una izquierda trasnochada, en la “vía venezolana al socialismo”, en “dos izquierdas”, en un miedo y aversión a la derecha liberal, esa que jamás ha tenido la oportunidad de regir los destinos del país. Olvidan estos arrogantes que la situación venezolana actual es el resultado del accionar de la izquierda política.

Image

Venezolanos de gran trayectoria, como el señor Elías Pino Iturrieta, quien constantemente llama “idiotas” a toda una serie de venezolanos de todas las edades, pero en particular a los más jóvenes quienes le reclamamos a través de las redes sociales el haber firmado el manifiesto de bienvenida a fidel castro y usted, señor Pino Iturrieta, dentro de su soberbia y arrogancia se escuda con consuelos metafísicos tipo “el tiempo de Dios es perfecto” o se disocia, quizá por su senectud escribiéndole a una tía imaginaria.

Muchos de estos intelectuales hablan del “contexto” en el cual la carta fue escrita y firmada, si a ver vamos en el año 1989, la Cuba de Fidel Castro ya era conocida por ser una infame dictadura, en la cual se fusilaron a disidentes,  minorías étnicas, homosexuales, y todos aquellos que pensaban distinto a ese infame pensamiento único cuyo poder de ejercicio era el fusil de repetición, la tortura y la coacción.

Ya para el año 89 esas atrocidades eran conocidas, como el éxodo de Camarioca, el éxodo del Puerto de Mariel, vendrían el período especial, en el cual con el colapso de la URSS no habrían más ayudas económicas a la isla, sumiéndola en una aún más profunda miseria. Pocos años después vendría una extraña epidemia de ceguera, que sería atribuída a la reducción de ingesta calórica (Gac Méd Caracas 2001;109(2):270-275) en la libreta de racionamiento de alimentos distribuída a los ciudadanos cubanos. Que mayor signo de miseria, de desprecio a la vida humana, que un gobernante permita que su pueblo se quede ciego por no comer….  Sería un ilustre profesor de la Universidad Central de Venezuela, junto con otros colaboradores quienes dilucidarían este misterio, para ser rechazados por el gobierno cubano ya que el reconocer semejante desastre los dejaría en evidencia.

El castrismo opositor olvida estos detalles y se esmera desde su marxismo cultural en sembrarnos la idea de que el modelo cubano no es el aplicado en Venezuela, cuando hasta el mismo Raul Castro dice que Cuba y Venezuela son la misma cosa.

Mientras nuestra dirigencia nos de consuelos metafísicos con personajes imaginarios como los de la abuelita de capriles, y la tía amelia de pino iturrieta, no se resolverán los problemas reales que afronta el país, los que argumentan que capriles detuvo una masacre el 14A cuando canceló la marcha hacia el CNE son los mismos que olvidan que entre el 14A y el 31 de diciembre se registraron más de 20.000 homicidios; mientras tanto lentamente pasa al olvido del colectivo gracias a la nefasta actuación de la MUD el mega fraude electoral del 14A….

hasta una próxima ocasión, si las circunstancias lo permiten…

Alberto R. Zambrano U.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s