La falsificación de la historia

quien controla el pasado controla el presente; quien controla el presente, controla el futuro. George Orwell

los que emiten los votos no deciden nada, los que cuentan los votos lo deciden todo – Joseph Stalin

Con frecuencia escuchamos en los medios que la dirigencia opositora hace llamados constantes y frecuentes al electorado para que acudan a votar. De manera incansable millones de venezolanos han hecho largas colas los días de votación, han sido golpeados, amenazados y coaccionados mediante violencia y terrorismo estatal por grupos militares y paramilitares asociados al chavismo, solo para llevar la decepción de que no han ganado la elección a la que la dirigencia los ha hecho recorrer miles de kilómetros en marchas y contramarchas.
¿Por que esto ocurre?
La dirigencia traslada la culpa siempre al elector: “no ganamos porque la gente no salió a votar o escuchamos el “no ganamos porque no convencimos al chavismo” o la más nueva excusa y quizá la más patética de todas “nos hicieron fraude, pero hay que seguir votando”.

La falsificación de la historia ha sido usada con frecuencia por los regímenes totalitarios para eliminar las partes de la historia que le son adversas en un momento determinado. Decía Norberto Ceresole

“la historia no es simple pasado. Es la forma que suelen adoptar las angustias y las luchas del presente. Es por estoque ante una misma historia existen y deben existir diversas interpretaciones historiográficas. La tarea del pensador es analizar las conexiones de los procesos históricos y sociales. Debe preservarse las críticas de los que quieren confrontar el mal absoluto con el bien absoluto”

20130917-115725.jpg

En esta imagen vemos a Joseph Stalin con Nikolai Yezhov, quien fuera Comisario Popular para la Seguridad de Estado, el jefe de las famosas “purgas” de la era estalinista en la cual se llevaron a juicio y eventual ejecución a líderes de la unión soviética que le eran incómodos al Mariscal Stalin. Después de presidir arrestos y ejecuciones en masa, el mismo Yezhov se convirtió en víctima del órgano que presidía, le arrestaron, torturaron y ejecutaron, luego, su memoria fue borrada de la historia soviética. Y las fotos en las que aparecía con Stalin fueron modificadas.

En Venezuela, ocurren cosas similares, el castrismo opositor del Grupo La colina, una especie de think tank de comunistas trasnochados dirigidos por el asesino, guerrillero y corrupto de Teodoro Petkoff se han empeñado en buscar reescribir la historia desviando al electorado, la mejor prueba de ello es la creación de lo que a mi me gusta llamar “El Coco de la Abstención”.

Vayamos atrás en el tiempo hace casi una década, es el año 2004, corre el mes de mayo y la Asamblea Nacional en aquella época contaba con representación significativa de la oposición.
El vigésimo día de ese mes, se promulgó en gaceta oficial la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, la cual derogaba y terminaba de aniquilar la existencia de la Corte Suprema de Justicia, que fue debilitada por los decretos emanados del adefesio legal que fue la Asamblea Nacional Constituyente y la Comisión Legislativa Nacional los cuales, entre otras cosas, nombraron a dedo, y a conveniencia del gobierno de turno, los miembros del poder legislativo, judicial y electoral.
Este instrumento legal permitió al chavismo colocar en los órganos administradores de la justicia a sus acólitos. Con lo cual se debilitó aun más la independencia de poderes en el país.

Sin embargo, el secuestro de poderes comenzó el 22 de dicembre de 1999, y no a partir de 2005 tras las medidas abstencionistas que LA DIRIGENCIA decidió llevar a cabo. es en este particular donde me detengo a resaltar el hecho de que los principales abstencionistas, vinieron del Partido Primero Justicia: Leopoldo López, Delsa Solórzano (quienes luego irían a Un Nuevo Tiempo), Gerardo Blyde, y Liliana Hernández, otros como Henry Ramos Allup, Antonio Ledezma, (procedentes de Acción Democrática) llamaron a la abstención.
El resultado, como bien sabemos fue una asamblea nacional sin representación de oposición, que no legisló sino que otorgó a Chávez leyes habilitantes para que éste legislara a su conveniencia.

Este particular hecho es olvidado por los mismos quienes hoy día nos piden que votemos sin condiciones, con rectores con el lapso vencido y sin darnos explicaciones lógicas sobre los masivos fraudes electorales de octubre 2012 y abril 2013.
La MUD de hoy fue la Coordinadora Democrática de ayer, y son sus dirigentes quienes dicen que el abstencionismo fue promovido por otros. Y trasladan la culpa de sus propios errores al elector.

Este circo electoral debe terminar en algún momento, Venezuela es el único país donde los candidatos y los partidos insultan a los que no van a votar cuando tienen razones legítimas de sobra para no hacerlo.
Vemos a Henrique Capriles, y compañía hacer tour por todo el mundo a decir que les robaron las elecciones pero piden, a su vez, financiamiento para participar en las próximas elecciones. ¡¡¡Cuánta contradicción!!!

Votar sin condiciones, entendidas estas como transparencia del proceso, garantía del secreto del voto e imparcialidad arbitral es tan inútil como abstenerse de ir a votar. Yo particularmente no pretendo votar, y ésta sería la primera elección en la que me abstengo, porque sencillamente, me cansé de que la dirigencia me eche la culpa de sus fracasos, que me tomen como a un borrego y me manden al matadero electoral. O mejor dicho, al circo electoral, esa especie de opio apaciguador al que la dirigencia opositora le tiene gusto. Porque no quiere dejar “los espacios”, pero, ¿Para que sirven esos “espacios”? Para financiar nóminas de partidos políticos.
Esa es la razón por la cual quieren que votemos. Dinero y poder. El elector y sus problemas no importan.

Buscan hacer de una elección municipal un plebiscito, con el cual podrán activar otras medidas para salir de la dictadura usurpadora del eterno reposero del Metro de Caracas, el ex asaltante de bancos Nicolás Maduro.
¿No sabe Capriles y su combo que para activar un referéndum revocatorio hay que esperar a la mitad del mandato constitucional, y que a su vez, hay que recoger firmas? Olvida capriles que para la activación del referéndum revocatorio de 2004, el Consejo Nacional Electoral humilló a los ciudadanos con los firmazos, reafirmazos, recontrafirmazos y reparos, y que de esta perversa humillación, dos diputados, uno fallecido y otro hoy, convenientemente al lado de Henrique Capriles y candidato a la alcaldia de caracas, compilaron las firmas de los opositores y crearon el apartheid del siglo XXI, las tristemente célebres listas tascón y maisanta? Con las cuales millones de venezolanos fueron perseguidos políticamente?

Tanta miopía político-electoral no es coincidencia, es producto del colaboracionismo.

El primer anillo de seguridad del régimen, es la oposición.

Hasta una próxima entrega, si las condiciones lo permiten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s