Malas noticias para los que ejercemos la medicina privada.

Se imponen los monopolios estatales.

Publicado por El Mundo el Jueves, 05 de Septiembre del 2013
VENEZUELA: Los inventarios de proveedores de insumos médicos no llegan a 30 días

La crisis clínica y hospitalaria que ha desatado la falta de insumos médicos en el país no vislumbra tener una pronta solución y todo parece indicar que podría agravarse en lo que resta de año.
Antonio Orlando, presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos y Odontológicos (Avedem), prevé que la fijación de tarifas a las clínicas por debajo de sus costos reales de funcionamiento, además de la sequía de las divisas que requieren las empresas del sector para operar, seguirán causando el cierre de unidades de servicios médicos especiales en las clínicas, sobre todo, en imagenología, radiología y resonancia.
El director de la Asociación Venezolana de Clínicas, Cristino García, alertó el lunes sobre “el cierre progresivo” por dificultades en áreas específicas, y precisó que los servicios más perjudicados hasta ahora son los de radioterapia, hemodiálisis, hemodinamia y anatomía patológica.
“Los inventarios de consumibles y suministros como catéteres, sondas, inyectadoras y películas descartables son menores a los 30 días”, dijo el presiente de Avedem.
Orlando confirmó que servicios como el de radioterapia dependen de las empresas comercializadoras de equipos e insumos médicos, porque estas se encargan del mantenimiento de las partes y piezas de la base instalada y utiliza ciertos consumibles en los que actualmente existe déficit, como las máscaras o fijadores para marcar a los pacientes.
Los filtros para hacer hemodiálisis, las sondas de Fowley que se usan especialidades urológicas, así como los catéteres que se requieren en la hemodinámica están escaseando, según el directivo gremial.
Los radiofármacos o material radiactivo para hacer pruebas de medicina nuclear en oncología también están faltando. Las empresas afiliadas a Avedem no han podido seguir trayéndolos, debido a que sus proveedores internacionales les han suspendido las líneas de crédito. Incluso, en áreas como traumatología hay déficit de prótesis y placas, de acuerdo con Orlando.
Volvió a subir la deuda
El vocero del sector aseguró que la deuda que mantiene la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) con los proveedores internacionales de sus 137 afiliados aumentó nuevamente desde cerca de $360 millones que contabilizó el gremio el pasado 8 de agosto hasta $400 millones en que esta se encontraba el 22 de mayo, debido a que se les ha autorizado a hacer nuevas importaciones, pero no se concretan las liquidaciones. “Las deudas más viejas se habían reducido menos de 10% desde $400 millones hasta $360 millones entre el 22 de mayo y el 8 de agosto, tras los encuentros productivos con el Gobierno. Luego se siguieron haciendo importaciones de partes, piezas e insumos para resolver problemas puntuales de clínicas privadas y del Estado, pero en una actualización de la deuda que hizo la cámara la semana pasada, esta sumó de nuevo $400 millones”, explicó Orlando.
El directivo de Avedem explicó que en medio de esta “sequía de dólares” las empresas importadoras prácticamente se han quedado sin proveedores en el extranjero, porque les han cerrado las líneas de crédito, y en la última reunión que sostuvieron como gremio muchas manifestaron que no continuarán arriesgándose. “¿Qué empresario en su sano juicio que tenga una deuda tan grande desde el año pasado o más, y que además ya fue devaluada, se seguirá arriesgando a acumular acreencias y a que haya un nuevo ajuste del tipo de cambio? ¡Las pérdidas cambiarias serían horrorosas!”, dijo.
Orlando aseguró que las deudas más viejas de Cadivi llegan a superar los 365 días y algunas datan de 2011, mientras que los retrasos para liquidar las nuevas importaciones alcanzan 90 días.
El empresario le recomendó a las autoridades gubernamentales que emita las Autorizaciones de Liquidación de Divisas (ALD) que estén pendientes para honrar las deudas en el exterior y les vuelvan a abrir las líneas crediticias, porque sin eso no pueden importar.
En segundo lugar, solicitó que se revisen las tarifas establecidas por la Sundecop para los servicios médicos en la resolución 294, porque aseguró que están por debajo de sus costos reales.
Orlando señaló que los tiempos de espera para la entrega de Certificados de No Producción (CNP) ha mejorado, pues están actualmente entre 20 y 45 días, tras haber superado los 90 días.
El vocero recordó que lo mínimo que tarda en concretarse una importación es entre 90 y 120 días, mientras se tramitan los CNP y licencias pertinentes y los proveedores fabrican lo requerido. “Si el Gobierno no toma medidas cuanto antes, al final los más perjudicados serán los pacientes”, dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s