maldita mi musa…

23 de mayo… un día que jamás querré recordar…

Hoy le escribo a mi musa, a quien quiero llamar hoy Átropos porque cada vez que la invoco para querer buscar en mi musa inspiración para poder escribir un soneto, que desde mi magnum opus, no publicado aquí porque le pertenece a alguien más y pasa a ser otro regalo más no entregado, como éste, a pesar de que según la estadística de este blog, la gente sí lo lee, y a quienes les doy las gracias por leer lo poco o lo mucho que yo escriba aquí, con sentido o no…

¿ Por que Átropos?

Si nos referimos a la Wikipedia, esta dice que: “En la mitología griega Átropos (en griego Ἄτροπος, ‘inexorable’ o ‘inevitable’), a veces llamada Aisa, era la mayor de las tres de las Moiras, quien elegía el mecanismo de la muerte y terminaba con la vida de cada mortal cortando su hebra con sus «aborrecibles tijeras». Trabajaba junto con Cloto, quien hilaba la hebra, y Láquesis, quien medía su longitud. Las tres eran hijas de Zeus y Temis, diosa del orden, o de Nix, la de la noche. No está claro si Zeus era superior a las Moiras o si estaba sujeto a ellas igual que los mortales. Su equivalente en la mitología romana era Morta (‘Muerte’)”

Debe ser bien radical mi situación para llamar a mi musa Átropos, pero cada vez que me encontraba con ella, como podéis testimoniar a lo largo de mis escritos en este blog desde que era de windows live spaces siempre me acompañó cuando estaba solo, y me ayudó a redactar los versos más bonitos que jamás han salido de mi puño y letra. La verdad es que extraño esos días en los cuales agarraba hasta una factura arrugada y en ella escribía un soneto, con métrica como me la enseñó mi profesora de octavo grado..Todavía recuerdo mi primer soneto…. y no es casualidad lo que escribiré a continuación…

Todavía conservo el cuaderno donde mi profesora me hacía escribir estrofas para el tercer lapso de octavo grado, la primera estrofa que escribí que fuera notoria la hice una tarde, pensando en alguien más, una noche del 23-4-2003, no es coincidencia que hoy, 8 años y un mes después, Átropos viniera a cortar el hilo de la vida.
Ese primer soneto, que escribí con todo el empeño del mundo y al cual luego mis 23 compañeros de clase quedaron sorprendidos cuando lo puse en la pizarra y mi profesora me felicitara diciendo que tengo futuro en eso, pero que los poetas todos sufren mucho, sirvió como advertencia de lo que vendría en el camino, un sinfín de arrepentimientos por cada vez que invoco a mi musa cuando todo me va bien para que me ayude a escribir algo bonito para alguien especial.
Con el pasar de los años era capaz hasta de hacer 4 o 5 sonetos en una hora, y siempre el soneto con fórmula ABBA AXA o ABAB AAX, se me hacían fáciles… pero siempre que los redactaba, algo malo sucedía, y hoy no fue la excepción. Quise escribir un soneto muy lindo para entregarlo a alguien muy especial y resulta ser que todo se vino al caño apenas lo terminé; ¿por que todo debe ser así? ¿¡acaso escribir poesía es un delito y cada vez que lo hago algo malo me sucede?! en ese caso, no escribiré poesía para leerla en voz alta… Pero Átropos, como buena Diosa que todo lo ve, estará con sus aborrecibles tijeras a destruir la fina hebra que tejí para poder vivir tranquilo. Apelo a las metáforas de la mitología griega porque siempre me ha parecido interesante y es excelente recurso para expresar lo que siento; lo cierto es que siempre me meto en problemas por como soy y ahora se extrapola hasta a lo que escribo, supongo que en algún momento la frase “tomar responsabilidad por lo que uno hace” viene a la mente, pero es un sencillo soneto, ya me cansé de mandar, como Sting y The Police, un “mensaje en la botella con un SOS”, he naufragado en mi propia tinta, y como buen náufrago, me habré de ahogar en ella, mientras redacto leo el cuaderno que usé para aprender a escribir versos, y veo, a lo largo de sus páginas algo que no ha cambiado: yo.
Tal vez, en esta antología habré de encontrar algo productivo, como tontamente intenté activar el “reset mode” a quien alguna vez le dediqué ese post. Espero poder encontrar el reset mode y poder vivir tranquilamente por los próximos 18 días de tortura que me quedan en el Hospital Vargas, para como Átropos, cortar de mi vida de una vez por todas este episodio.
El tiempo me dirá que surgirá de todo esto.
por los momentos… un playlist de antología que va dedicado a mucha gente, pero en especial a quien les escribe, y que probablemente, mucha de esa gente no lean esto jamás, capaz y me equivoco, pero ya pocas cosas me sorprenden.

Juan Luis Guerra – Señales de Humo
The Offspring – All I want
Soda Stereo – Signos
Gustavo Cerati – Lago en el Cielo
Soda Stereo – Fue
Linkin Park – Somewhere I Belong
The Verve – Bittersweet Symphony
Oasis – Don´t look back in anger
Radiohead – Creep
Estrella Morente – Volver
Astor Piazzolla – tango apasionado
Everlast – what it´s like

post data:
Cómo no me di cuenta de lo amargo del recuerdo que representó el póster de “Volver”.. hay que ver que yo si soy bien pendejo…. Voy a quitarlo de mi cuarto. #nowplaying Roger Waters, Van Morrison – Comfortably Numb (live at berlin)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s