Terrible reflexión deportiva

Día triste para el Madridismo…
Nuestro más acérrimo rival, nuestro antónimo, todo lo opuesto a nosotros en lo que prácticamente es una forma de ver la vida, ha ganado su vigésima primera Liga. Triste día para Valencia, y aunque mis pensamientos últimamente rondan mucho por esa ciudad, porque celebran los culés un título marcadamente influenciado por decisiones arbitrales que causaron mucha controversia, y ahora se acercan como unos lobos hambrientos a una Copa que lamentablemente perdimos, de forma muy humillante, anulándonos goles y siendo desmoralizados por ellos mismos…
Se enfrentan al Manchester United, el rey inglés que les espera en una batalla en el Wembley…
Hambrientos irán a por ellos, con sus grandes jugadores, hay que decirlo, ¡Vaya, si son Campeones del Mundo! y España estaría contenta con que el Campeón de Europa sea el Campeón del Mundo, es decir, todos los Españoles! pero siempre quedará en el Madridismo esa espina en el costado que me hizo darme cuenta de lo cíclicos que son los fenómenos del fútbol, como bien se lo decía Luis Omar Tapia a Diego Balado en una época en la que yo me encontraba en el bachillerato y solía escribir una breve crónica en el foro que algún estudiante hubiera abierto en una página que fue una muy primitiva red social, antes del facebook y del skype…
A lo que se refería Don Luis es que si bien el Real Madrid ha ganado todo en aquellos años dorados del Madridismo en Europa y en la Liga (la Séptima, la Octava, la Novena), que el Madrid pasó por mucho trabajo y revisión interna para poder hacerlo, y que tuvo sus bemoles, en épocas en las que el Barça también ganó sus títulos…
Pero la primera era Florentino culminó con fracasos estrepitosos para el club que todos amamos, y grandes triunfos para el Barcelona que fue acumulando trofeos a su palmarés, y bajo sospechosas influencias se ha ganado el puesto que se merece y sus jugadores la reputación que ostentan…

Hoy en día el Real Madrid se ha convertido en el pésimo Barça de la era de Raul y la Novena…
Y se demuestra que las palabras de Luis Omar Tapia son muy ciertas aunque algunos comentaristas contemporáneos le critiquen tanto, y me refiero específicamente a la nefasta mala costumbre de algunos narradores aficionados, otros que ni siquiera se sabe si son periodistas o no, y otros que intentan irresponsablemente pretender darle a la gente lo que ellos interpretan que es el fútbol, que plagan la pauta deportiva de Venezuela.

Esperemos llegue la crisis del barcelona y el villarato finalmente destape todos esos guisos…
hasta entonces…
veremos que pasa en esos noventa minutos del deporte más hermoso del mundo….

Alberto Zambrano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s