Cuentos Asquerosos

Despues de haber fumado un buen tabaco cumanes, la saliva se vuelve espesa amarga y abundante, me encontraba en el jardin de la casa viendo a unas abejas posarse sobre las flores mientras esto sucedia. Yo sentado en mi porche decidi escupir lo mas lejos que pude ese acumulo de saliva espesa.
Acto seguido me sorprendo cuando dicho escupitajo en su trayectoria choca contra una abeja que iba pasando.
La abeja. No sabiendo el acumulo de saliva, moco y nicotina al que habia sido sometida empieza a desvariar en su vuelo y luego cae y choca contra la grama… Me sorprendo y me paro a ver y noto que las alas de la abeja trataban incesantemente de aletear… Y luego se detiene por completo.

Eso acaba de pasarme

Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s