Pediatría (It’s Been awhile)

And it’s been awhile

Since I could hold my head up high

And it’s been awhile

Since I first saw you

And it’s been awhile

Since I could stand on my own two feet again

And it’s been awhile

Since I could call you

–Staind. "It’s been a while"

Ha pasado un tiempo… ciertamente,
desde que me haya dedicado a escribir alguna cosa en este que ya parece
un abandonado blog, pero una vez más, puedo decir con toda propiedad
que no está abandonado, puedo decir a mi defensa, y para aquellos que
extrañan mis escritos el hecho de que dejar algo como poder plasmar tus
ideas en un blog, que otros las lean y las comenten; cosa que es un
hecho mundial porque casi todo el mundo tiene un blog…
Pero hoy apelo a la retrospectiva y hacia el futuro y más que a esos
dos al divagar de mis pensamientos sobre mi pasantía en pediatría
Hacia atrás puedo decir que de mis entradas a este blog hay amores,
desamores, cosas al azar y letras de canciones que hacen que la vida
sea un soundtrack, posts que considero aplican para todo el que sienta
alguna cosa que vaya desde la alegría hasta el dolor. Y hacia el futuro
pienso que todavía debe ser así…

 Por que escribimos en un blog? Será porque nos permite gritar a viva
voz hasta que nos quedemos sin aire el cómo nos sentimos y que pensamos
o será porque hay algo…no sé, egocéntrico del ser que nos obliga
poder plasmar nuestros pensamientos aquí.. que sea alguien que estudie
estos fenómenos el que nos lo diga…
 Hoy es otro de esos domingos (pero no híbridos de siempre…) pero
previos a un big test… ah si… los ecos punzantes del ayer que
todavía se hace hoy y esa fucking costumbre que tengo que me hace vivir
al borde del abismo. Entre estudios, la política universitaria, las
relaciones interpersonales y todo lo extracurricular hace que uno salga
medio mal. Pero debo decir, a viva voz que la vida universitaria es lo
mejor que me ha pasado, desde el estudiar medicina, la política
universitaria y la nacional pasando por amores y desamores que hacen
que la vida tenga su feeling y le quiten o le den a uno razones para
reir o llorar.
 
Todo este bullshit preambulo hace que yo escriba el primero de mis
aventuras en mi cansona pasantía en Pediatría o como me gusta llamar al
Hospital de Niños: "Niñolandia".

Debo reconocer que Niñolandia es un mundo paralelo al de la medicina
interna (con lo cansona que es, pero aun asi divertida), es hacer
medicina de chamos. Algunos pensarán que odio la pediatría y la
puericultura, pero no es así, (tampoco la amo) pero debo reconocer que
tiene sus cosas interesantes y estresantes, lo más fastidioso no son
los niños, ellos son chéveres porque aun cuando estés extremadamente
fastidiado de la clase que estén dando, te pones a jugar con ellos en
su cuna/cama y pasas el rato..

 El día generalmente empieza con ese ya fatídico y cansón gusano de
metal que se llama cola para ir hacia San Bernardino, parar el carro y
dirigirse al horno/caldera que representa el cafetín del hospital de
niños; resulta realmente interesante que si afuera la temperatura de la
mañana está a 15 grados centígrados, dentro del cafetín esta a 33
grados, pero esa es una particularidad que tiene Niñolandia, a pesar de
que son varios edificios juntos, si te pusieras a hacer un promedio de
temperaturas en cada sala/servicio/lobby/zona todas varían, cosa
notoria del abandono por parte de la administración pública de nuestro
sistema de salud y por parte de algunos usuarios sin cultura de
conservacion y de algunos que laboran en el sector público.

 Pediatría del cuarto año de la carrera es un poco de quices y un poco
de examenes que representan un notón y siempre es lo mismo: examen en
la mañana y la tarde, está hecho así para que aprendas, y de verdad que
sirve aunque es extremadamente cansón. Si llegas temprano y tienes las
guías que vende la cátedra chevere, si no tejo… y siempre es la
última, porque nunca las imprimen a tiempo, lo cual hace que los
profesores y profesoras de la materia se molesten contigo porque la
cátedra falla en darte los instrumentos de estudio y asumen que tu
"investigas" XD….

Yo diria que lo agotante de la pasantía que todavía no llega ni a su
mitad ni a su fin, es el pasar todo el día de pie.. porque para
estudiar, no deberia habler problema alguno, sin embargo estar de 7am a
5pm de pie con el calor, el ruido, el hambre y el dolor de espalda que
el bolso lleno de cosas que siempre carga el estudiante es terrible.
Pero el valor que uno aprende a la hora del cuidado de los niños es
increíble, tengo compañeros que detestan pediatría con cada fibra de su
ser sin darse cuenta de la significación que esta asignatura a este
nivel tiene en nuestra formación como profesionales (no lo digo porque
voy a ser pediatria) porque he tenido la oportunidad de acercarme
varias veces a las comunidades más necesitadas por nuestra ayuda como
profesionales de la salud y lo que uno más ve son chamos enfermo, y al
principio, mientras se está prácticamente encanado en la consulta de
niño sano porque las pediatras trancan ese servicio con llave mientras
estas dentro para que no te des a la fuga o te den ganas de ir al baño,
pero te das cuenta, de que cuando atiendes a un chamo en una jornada de
salud, en un ambulatorio rural, en un lugar donde no llega bien la
atención en salud de que toda esa paja loca a la cual no le paras bolas
porque estás ladillado y estresado por el examen de anatomía patológica
y el examen de farmacología y los estreses de la cola que te va a
agarrar de vuelta que no te va a dar tiempo ni de poder descansar, ni
mucho menos estudiar, por alguna forma milagrosa la entiendes y la
aplicas.

Veo como mucha gente quiere cambiar la forma en la que aprendemos la
pediatría en mi escuela de medicina, pero me doy cuenta de que estas
mujeres con su dedicación y la paciencia que nos tienen, sumado al
régimen pseudomilitarista al que nos someten funciona porque aprendes y
puedes brindarle algo de trabajo social y atención a aquellos que más
lo necesitan y nada más gratificante que te den las gracias porque al
final de una consulta te dan las gracias y se van aliviados y
sorientes…

Por eso me encanta estudiar medicina, a pesar del coleto y del agotador trabajo….

Alberto R Zambrano U

Y para continuar la costumbre….
otro playlist.

Bajofondo Tango Club — Fandango
Willie & Lobo – Gypsy Boogaloo
Ski Qakenfull con Nina Madhoo — On my way
Shakira con Gustavo Cerati — Día Especial
Fiona Apple — Across the Universe
Pet Shop Boys — Go West
REM– Shiny Happy People
Massive Attack — Teardrop
Staind — It’s been a while

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s