Reflexiones

Reflexiones…

 

De tres formas aprendemos algo de sabiduría:

1-. Por reflexión, la forma más noble

2-.Por imitación, la forma más fácil

3-.Por experiencia, la forma más amarga

–Confucio.

La conciencia es como una voz interna que nos dice que alguien nos está viendo, la vida puede que no se trate de descubrirte a ti mismo sino de inventarte, ni los tres intelectos de Maquiavelo, el que se comprende por sí mismo, el que es comprendido por otros y el que ni se comprende por sí mismo ni por los otros, pueden explicar tantos sucesos a la vez al mismo tiempo. Poco aprendemos con la victoria, demasiado aprendemos con la derrota. Cada derrota, cada desamor, cada pérdida, contienen su propia suerte de semillita, una especie de lección de cómo mejorar tu desempeño una próxima vez. El problema a veces es que no hay otras oportunidades, te las gastaste o te las niegas o te las niegan. Y nada pues.
Hay momentos en los cuales te quedas sin saber que decir y no es sino hasta más tarde que encuentras que rayos decir, llámalo estupidez, falta de malicia, lentitud de pensamiento, etc. Todas tienen esa misma consecuencia, no actuaste o lo hiciste muy tarde, y cuando decides hacerlo, ya puede que sea muy tarde. Lamentablemente eso pasa y pasa con frecuencia.
Que se puede hacer al respecto? Reflexionar, tener propósitos de enmienda, y actuar acorde; saber asumir nuestras derrotas, saber asumir con responsabilidad que uno no cambia por más nadie sino por uno mismo, que cambiar por alguien más puede ser negar tu naturaleza pero que si de veras ese alguien vale la pena el cambio, es imperativo hacerlo. No con eso que se subyuguen los mejores rangos de tu naturaleza, no que con eso dejes de ser tú, sino que cambies para bien y para que tú mismo lo notes.

De las dificultades surgen milagros (si crees en ellos), del sufrimiento surge la creatividad (si crees en eso).  Cuando sales todo aporreado en tu vida profesional y personal, y ya agotaste el cartucho de enconcharte a lamer tus heridas, sal. Vive, vive por siempre y mantente joven (no porque yo sea un fósil), pero siempre que hagas lo mejor que puedas, con eso basta. Einstein dijo que los problemas significativos que enfrentamos en nuestra vida no pueden ser resueltos al mismo nivel de pensamiento que teníamos cuando los creamos. Es cierto y los problemas no son señales de pare, son señales guías para que te orientes por donde debes.  La idea tampoco es glorificar el fracaso, es estar al tanto de que se cometió un error.
Muchos de los fracasos en esta vida son hechos por hombres que no se dieron cuenta cuán cerca estuvieron del éxito cuando se rindieron. Nunca te rindas y lucha en lo que crees, hará la diferencia. Aprende de todo y procura no cometer siempre los mismos errores. Si lo puedes evitar, mejor. Valora a quien tienes a tu alrededor y no seas un infeliz contigo mismo y con los demás, la gente se cansa.

 

Alberto R Zambrano U 10/5/2008 12.04AM

 

“Todos tenemos habilidades, el problema es como las usamos”

–Stevie Wonder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s