Ley Resorte

Escribí este artículo en la primera edición del periódico escolar "El Colegial", del cual soy director, me gustaría compartirlo con ustedes..

Ley de Responsabilidad Social para Radio y Televisión

Por Alberto Zambrano, Segundo Año del Ciclo Diversificado

 

“Todas las censuras existen para prevenir a alguien de desafiar los conceptos actuales e instituciones existentes. Todo progreso es iniciado por el desafío de conceptos actuales y ejecutado al suplantar instituciones existentes; en consecuencia, la primera condición del progreso, es la remoción de la censura”—George Bernard Shaw (1856-1950)

 

“Sexo A, Salud A, Violencia A…”

 Como todos ya sabemos, la aprobación de la Ley de Responsabilidad Social para Radio y Televisión y su aplicación ha cambiado radicalmente la forma en la que vemos televisión, y oímos la radio. Ya no podemos escuchar un partido de baseball Caracas-Magallanes sin que Dámaso Blanco y su característica forma de narrar el juego interpolándola con los famosos patrocinantes de la pelota criolla “En la cuenta tres y dos, hombre en primera, el lanzamiento y se poncha, ponche rico, ponche sabroso, ponche cremoso de Heliodoro González P”. Ahora, gracias a la ley, debemos escuchar antes de cualquier anuncio, la palabra “publicidad”, los famosos culebrones de los canales 2, 4 y 10 les corrieron las horas de transmisión, no vemos a Sandra, Tanque y Chicho “haciendo lo que sea por una Regional Light” ni a Vicente Pedroso con sus amigos jugar dominó tan seguido, porque ahora tienden a pasar esas cuñas en el horario “adulto” y ni hablar de las ya típicas advertencias antes del inicio de los programas “Sexo A, Salud C, Violencia B, etc.” Ya la televisión y radio no son lo que antes eran.

 

El debate de la veracidad y la libertad de expresión

 La Ley de Responsabilidad Social para Radio y Televisión tiene como objetivo regular el contenido de los programas para que los ciudadanos no se dejen llevar por todo lo que pasan en los medios. Esto es de manera muy literal, claro está. Debemos destacar que no hay nadie que se oponga a esta Ley, la formación de buenos ciudadanos y el deber del comunicador social de llevar a los usuarios de los medios de comunicación con veracidad y responsabilidad el contenido de su labor deben ser reglamentados. Sin embargo, los que se oponen a la aplicación de ciertos mecanismos dentro de la Ley deben ser escuchados. Tal es el caso de la Sociedad Interamericana de Prensa, que pretende poner en debate ante la Organización de Estados Americanos el texto jurídico, como lo anunciara el presidente de la SIP, Alejandro Miró Quesada, quien es un conocido periodista peruano y director del diario El Comercio de Lima.

 Para el presidente de la SIP, los mecanismos de aplicación de la Ley pueden cercenar el derecho de la libertad expresión de los venezolanos.

 

La ley es necesaria

 Un apartado de la Ley hace referencia sobre la promoción de la música nacional, y vemos que nos ponen los más aguerridos contrapunteos de Cristóbal Jiménez, cuando bien podrían rodar temas de muchos otros autores venezolanos, podrían colocar música de Los Amigos Invisibles, Candy 66, Desorden Público, etc. para cumplir con esos requerimientos. Yo por lo menos se que a la gente le gustan sus gaitas, sus contrapunteos, y demás, pero no obligados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s